Negocios

¿Por qué D1 hoy vende más que el Éxito? Así se explica el fenómeno en Colombia

D1 se convirtió en la primera cadena en ventas al detal por encima de Almacenes Éxito, pero... ¿cómo logró este formato al cabo de más de diez años ocupar esta posición?

Tiendas D1
19 de abril, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bogotá — La cadena de descuento duro D1, propiedad del Grupo Santo Domingo, obtuvo ingresos operacionales por $9,91 billones en 2021, un 32% más frente al 2020, desplazando a Almacenes Éxito en ventas al detal, según un reciente informe de Mall & Retail.

¿Pero cómo se explica este fenómeno? Las cadenas de descuento duro irrumpieron en Colombia en 2009 de la mano del empresario chileno Michel Olmi, fundador de Tiendas D1 en ese año y actual líder de Justo & Bueno, que está inmersa en un proceso de reorganización.

En ese año, cuando la economía del país creció solo un 0,4%, los hogares colombianos sintieron el coletazo de la crisis financiera global y por ende buscaron alternativas para cuidar su economía.

PUBLICIDAD

Hoy, en medio de la crisis logística, la alta inflación y los problemas derivados por la pandemia y la guerra en Ucrania, el panorama de aquellos primeros días de las tiendas de descuento duro guarda algunas semejanzas.

Desde entonces, estas cadenas han experimentado un crecimiento notable hasta alcanzar una participación del 32% en las ventas del canal moderno en 2021 en Colombia, la mayor cuota entre los países de Sudamérica.

Incluso, esta participación es muy cercana a los países referente en ese negocio como Noruega (48%), Dinamarca (41%), Alemania (40%) y Polonia (39%), de acuerdo a cifras de la Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercados de Bancolombia.

PUBLICIDAD

Y luego de que en 2020 reportó utilidades positivas después de más de 10 años de operación, ahora D1 se convirtió en la primera cadena en ventas al detal por encima de Almacenes Éxito, cuyos ingresos, según las cifras de Mall & Retail, se ubicaron el año pasado en $8,58 billones, lo que significó un progreso del 6,6%.

Aunque ese informe aclara que, si se tienen en cuenta los ingresos de todo el conglomerado del Grupo Éxito, que incluye otras firmas referentes como Carulla o Surtimax, se tiene que estos se ubican sobre los $12,8 billones, un 5,5% más.

Consultado por Bloomberg Línea, Éxito prefirió no hacer comentarios sobre este ranking.

Entre tanto, los ingresos de Alkosto totalizaron el año pasado los $9,09 billones, una subida del 21,1% frente al 2020, según Mall & Retail.

El buen desempeño de D1 se da en un escenario de alta inflación en el país, en el que los colombianos buscan refugiarse en comercios en los que puedan obtener precios más bajos.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) informó que la inflación anual de marzo llegó a 8,53%, un aumento de 7,02 puntos porcentuales frente al mismo mes de 2021 cuando esta se ubicó en 1,51%.

PUBLICIDAD

Respecto a la inflación mensual, el Dane reportó que esta llegó a 1%, el doble de lo que se registraba en marzo de 2021 (0,51%). En lo corrido del año la inflación ya acumula 4,36%, mientras que hace un año era de 1,56%.

Camilo Herrera, presidente de la consultora Raddar, dijo en conversación con Bloomberg Línea que no le sorprende que las cadenas de descuento duro superen a las grandes superficies. “Eso tiene que pasar, no tiene nada de raro”, comentó.

En este sentido, ejemplificó que en la actualidad “las grandes cadenas (de almacenes) no son tan grandes como la suma de todas las tiendas de barrio”, por lo que también es posible que los formatos de descuento duro se impongan.

PUBLICIDAD

El año pasado, indicó, el gasto de los hogares colombianos superó los $800 billones, de los que unos $400 billones fueron al comercio, lo que demuestra el tamaño de ese mercado y la diversidad de actores que en él participan.

De otra parte, la directora Comercial en Kantar Worldpanel, Katya López, manifestó a Bloomberg Línea que el canal de las tiendas de descuento ha crecido con una ecuación que incluye ahorro, conveniencia y tiempo.

PUBLICIDAD

“Ha encontrado la forma de ofrecer a los hogares colombianos una ecuación que incluye una propuesta de valor de calidad con precios asequibles, una amplia cobertura de puntos de venta y un formato en el cual se puede entrar y hacer una compra rápida y sencilla”, explicó.

De acuerdo a Katya López, entre enero y febrero de este año nueve de cada diez hogares compraron al menos una vez en estas tiendas, lo que consideró como “una de las grandes fortalezas que tiene el formato”.

Agregó que estas cadenas de descuento participan con un 20% del gasto total en la canasta de consumo masivo en los hogares, pero indicó, con base a la evolución del formato en países europeos, que el reto es “lograr encontrar un portafolio adecuado para satisfacer las necesidades de los compradores, sin perder de vista su modelo de negocio”.

PUBLICIDAD

La experta consideró que es importante que estas cadenas mantengan su modelo logístico, “que parte de la eficiencia”, a la vez que “logran maximizar el valor de sus ventas”.

Para esto es importante, remató, que no solo apalanquen su crecimiento en la cantidad de hogares que compran en estas cadenas, sino procurar que estos gasten más dentro de estos canales y se vuelvan consumidores habituales.

“En este sentido, como ya tienen la base de compradores alta, su palanca de crecimiento viene realmente por hacer que estos hogares visiten más sus tiendas, es decir, que ya no compren solo una vez de forma esporádica, sino que cada vez más van generando fidelidad”, afirmó.

PUBLICIDAD

Además, para los analistas de Bancolombia, “la pregunta más importante que aún queda por responder es la sostenibilidad del modelo de hard discount en Colombia”.

“Para responder esta pregunta, es indispensable que las empresas sean rentables, lo cual, hasta ahora, todavía es una asignatura pendiente para el sector”, señalaron en un informe.

Por ejemplo, cuando estaba a punto de alcanzar el punto de equilibrio Justo & Bueno se vio en dificultades al no obtener una inyección de capital que requería en ese entonces y tuvo que ser admitida al proceso de reorganización.

En enero, se conoció que Justo & Bueno se despidió de su socio principal, la firma panameña Grupo Reve, luego de ser adquirida por otros inversores cuyo nombre no ha sido revelado hasta la fecha.

De otra parte, Tiendas Ara alcanzó en 2021 ventas por $4.800 millones, un 36,1% más en pesos colombianos, con lo que pudo mantener una fuerte dinámica de inversión extendiendo su red a 819 tiendas, por encima del objetivo establecido para 2021.

“Estos resultados sobresalientes nos permiten percibir que hemos permeado todos los estratos”, señaló en una reciente entrevista con Bloomberg Línea su director en Colombia, Pedro Leandro, quien afirmó que prevén cerrar 2022 con más de 1.000 tiendas en su red y “aprovechar el buen impulso de ventas para mejorar la rentabilidad”.

PUBLICIDAD