Actualidad

Equipo de padre e hijo detrás de Carvana está perdiendo riqueza rápidamente

Ernie García II y Ernie García III han perdido más de US$11.000 millones juntos en lo que va de año, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg

Ernie García III, fundador y CEO de Carvana Co, segundo a la izquierda, y su padre Ernest García II, presidente de Carvana Co, en el centro, de pie durante la oferta pública inicial (OPI) de la compañía en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) en Nueva York, Estados Unidos, el viernes 28 de abril de 2017.
Por Scott Carpenter
24 de abril, 2022 | 10:03 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos
Últimascotizaciones

Bloomberg — El concesionario de autos usados Carvana Co. (CVNA) dijo que se enfrentó a un “entorno singularmente difícil” en los tres primeros meses del año después de reportar una pérdida trimestral mayor de lo esperado.

Esto está afectando a la fortuna del dúo multimillonario de padre e hijo que está detrás de la empresa con sede en Phoenix.

Ernie García II y Ernie García III han perdido más de US$11.000 millones juntos en lo que va de año, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg. Juntos tienen el control de las cuatro quintas partes de Carvana, cuyas acciones habían caído un 60% este año hasta el miércoles, antes de que la empresa informara de una pérdida de US$506 millones en el primer trimestre. Las acciones caían otro 7% a la 1:04 p.m. en Nueva York.

PUBLICIDAD

El joven García, CEO de Carvana, ha perdido ahora el 60% de su patrimonio neto, o unos US$4.100 millones, desde el inicio de 2022. Se trata de una caída más brusca que la de cualquier otro multimillonario de EE.UU. que siga el índice de Bloomberg, superando el descenso del 46% de Reed Hastings, de Netflix Inc (NFLX).

La fortuna del señor García ha bajado un 49%, o unos US$7.300 millones, aunque se ha visto amortiguada en parte por la venta de acciones. Comenzó a vender acciones de Carvana a finales de octubre de 2020, cuando subían a unos US$200 cada una desde su nivel prepandémico de unos US$90. Durante los siguientes 10 meses, vendió acciones casi todos los días mientras las acciones seguían subiendo, deshaciéndose de más de US$3.500 millones en total, o más de una quinta parte de su participación, según los archivos de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por su sigla en inglés). Su última venta fue el 23 de agosto, unas dos semanas después de que las acciones alcanzaran un máximo de US$376,83 y comenzaran un pronunciado descenso.

Carvana, que ofrece una plataforma para que los clientes compren y vendan vehículos usados en línea, fue una de las empresas que se beneficiaron de los cambios en el comportamiento de los consumidores durante la pandemia de Covid-19. Ese modelo de negocio está luchando a medida que las restricciones desaparecen y los precios de los vehículos siguen siendo elevados.

PUBLICIDAD

La empresa dijo tras su informe de resultados que planea recaudar US$1.000 millones en una oferta de acciones a través de Citigroup Inc. (C) y JPMorgan Chase & Co. (JPM) García III es uno de los dos inversionistas que manifestaron su interés en comprar hasta US$432 millones de las acciones. Está recaudando otros US$1.000 millones con acciones preferentes.

Carvana, al igual que otras empresas de éxito, ha contado con el apoyo de varios fondos de cobertura de alto nivel.

Tiger Global Management poseía 7,3 millones de acciones a 31 de diciembre, mientras que D1 Capital tenía 4,2 millones de acciones, su tercera mayor posición en acciones estadounidenses.

Otros fondos prominentes que informaron de grandes participaciones a finales de año son Whale Rock Capital Management, Marshall Wace y Sculptor Capital Management.

Carvana se creó en 2012 después de que el joven García la escindiera de DriveTime Automotive, un operador de concesionarios de coches usados propiedad de su padre. Desde que salió a bolsa en 2017, se ha enfrentado al escrutinio por sus vínculos con empresas bajo el control del mayor de los García.

Carvana compró miles de autos a DriveTime para satisfacer la creciente demanda de los clientes durante la pandemia, y no reveló que el menor de los García poseía una participación significativa en DriveTime y otras empresas que suministran servicios a Carvana, informó el Wall Street Journal en diciembre.

PUBLICIDAD

Un portavoz de Carvana dijo que trabajar con empresas afiliadas ofrece a la firma “una ventaja única” y permite un crecimiento más rápido.

“Cuando, después de considerar alternativas razonables, creemos que una transacción entre partes relacionadas proporciona el mayor valor para Carvana y sus accionistas, hemos perseguido la transacción entre partes relacionadas, y planeamos seguir haciéndolo en el futuro”, dijo el portavoz en un comunicado enviado por correo electrónico.

Con la asistencia de Tom Maloney.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD