Tecnología

Lanzan en México sistema de pagos interoperables móviles para pagos con códigos QR

PIM es una red de empresas y fintechs que conecta comercios con wallets electrónicos para hacer pagos con códigos QR. Espera impactar al menos a 20 millones de usuarios en su primer año.

Un cliente escanea un código de respuesta rápida (QR) de su smartphone para pagar su pedido.
27 de abril, 2022 | 05:14 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Ciudad de México - Diversas instituciones y organizaciones en México se han unido para impulsar los pagos digitales y generar un impacto positivo en el desarrollo de la economía del país, mediante el uso de la tecnología. Se trata de la red de Pagos Interoperables Móviles (PIM) que busca facilitar y democratizar los pagos con códigos QR (Quick Response, por sus siglas en inglés).

En pocas palabras, “PIM es una red que permite conectar comercios con wallets electrónicos para hacer pagos con códigos QR”, explica a Bloomberg Línea, María Valencia, directora de Business Development de dapp e impulsora de esta iniciativa.

PIM está respaldado por todo un ecosistema conectado que permite que el consumidor pague con un wallet electrónico o bancario a través de QR, lo que habilita a los comercios a tener más opciones de pago, no sólo efectivo o tarjetas de crédito o débito.

PUBLICIDAD

Una de sus bondades es que son pagos más seguros, pues “cuando pagas con QR todos tus datos están encriptados y no se comparte información sensible, no estás expuesto a que te clonen la tarjeta”, detalla Valencia.

Aunque su invención data de los años 90 en Japón en el mundo pandémico los códigos QR comenzaron a popularizarse para visitar páginas web o ver menús en los restaurantes, pero aún no están tan acostumbrados a hacer pagos con ellos.

En México, según datos de Statista, el 64% de los usuarios de internet móvil indicaron usar el código QR para ver las características de un producto, el 33,5% para hacer compras, un 32,8% para realizar pagos y un 17,1% para realizar cobros.

PUBLICIDAD

Aunque hay que recordar que en 2018 el Banco de México (Banxico) lanzó CoDi (cobros digitales) para que los usuarios pudieran realizar cobros y pagos por medio de su smartphone o directamente desde internet. Se trata de una función adicional al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI). Aunque la adopción no ha sido masiva.

“En otros continentes y países los pagos QR han explotado de forma exponencial, específicamente en Asia y Estados Unidos. Y aunque en México y Latinoamérica está creciendo, no es a un ritmo tan acelerado”, apuntó Valencia.

El objetivo de PIM es tener una red donde cada vez haya más comercios y usuarios usando este método de pago, que es seguro y práctico, describe.

Una de las ventajas, explica Valencia, es que los negocios pequeños pueden cobrar incluso con su celular, no necesitan tener una terminal a través de una app que funciona a modo de terminal portátil que genera los códigos por el monto de la transacción, que el usuario escanea para pagar.

Durante los meses crudos de la pandemia, los pagos QR permitieron a las pymes incrementar sus ventas, sobre todo porque se trata de una tecnología muy barata en comparación con otros medios de pago sin contacto.

Las integraciones son diferentes, refiere Valencia, en los comercios más grandes, por ejemplo, en una tienda de conveniencia, el código se genera en las pantallas de la computadora.

PUBLICIDAD

La directiva señala que dentro de la red está compuesta por más de 47 comercios (la mayoría de cobertura nacional) y wallets integrados, lo que se proyecta en 20 millones de usuarios para el inicio de la campaña de difusión que inicia el próximo 28 de abril. La intención es que cada vez más comercios y usuarios se vayan integrando a la red.

Incluso las fintech de la tendencia Buy Now Pay Later o salario on demand se han unido a esta red PIM que están habilitando a sus usuarios para hacer pagos a través de estas plataformas.

Además, “nuestros sistemas aceptan CoDi entonces tienen habilitados a todos los bancos”, añade.

PUBLICIDAD

Esta iniciativa también tiene como objetivo educar al consumidor a través de campañas informativas -a base de tutoriales disponibles en canales digitales y redes sociales- para que la gente comience a sensibilizarse y a darse cuenta de que existen estos métodos de pago y se sienta cada vez más cómoda utilizándolos.

La segunda etapa es señalizar la red de comercios que aceptan estos pagos integrados móviles a través de un icono que representa un obturador de cámara fotográfica y una letra P de PIM.

PUBLICIDAD

Integración de wallets

Sobre el origen de la iniciativa de PIM, Valencia comparte que hoy los comercios tienen varias wallets como método de pago con toda una gama de códigos QR de diferentes compañías. “Entonces surgió la idea de: ‘¿por qué no hacemos algo en donde todos seamos compatibles?’”.

La intención es integrar a todos los wallets posibles para que no tengan que buscar clientes negocio por negocio, explica Valencia. Además, “para los comercios es positivo porque pueden tener a su disposición un abanico de diferentes wallets con comisiones más bajas de las que cobran las tarjetas”.

Un estudio de The Competitive Intelligence Unit (CIU) revelaba en 2019, previo a la pandemia y al boom de la digitalización de los servicios financieros, que en México el uso de wallets tenía un nivel de adopción de tan sólo 6.6% de los internautas que al menos contaban con una aplicación o servicio.

PUBLICIDAD

Sin embargo el auge de su uso se desató desde la pandemia de Covid-19. Se pronostica que varias wallets en México tendrán más del triple de usuarios entre 2020 y 2025, según datos de Statista.

El mayor potencial de uso de PIM, indica Valencia, está en los usuarios jóvenes, pues están habituados a usar wallets.

La impulsora de esta red asegura que las metas son agresivas, pues el potencial es enorme, aunque no compartió cifras.

“Todos sabemos que la lucha es en contra del efectivo, pues somos uno de los países en los que se usa más efectivo”, asevera Valencia. Aunque, “el reto más grande es el de la educación del consumidor y que se anime a pagar por QR, y una vez que lo hagan sólo van a salir con su celular en la bolsa”.

PUBLICIDAD