Europa

Alemania se prepara para suspensión de envíos de gas ruso: Scholz

El gobierno alemán advirtió que una interrupción repentina en las entregas del combustible hundiría a la economía más grande de Europa en una recesión

Olaf Scholz, canciller de Alemania, a la izquierda, y Fumio Kishida, primer ministro de Japón, ven una guardia de honor durante una ceremonia de bienvenida en Tokio, Japón, el jueves 28 de abril de 2022. Scholz, que se encuentra en Japón en su primer viaje a Asia como canciller, se ha enfrentado a intensas críticas de los socios internacionales y los críticos nacionales para hacer más para ayudar a Ucrania, incluyendo el suministro de tanques y otros sistemas de armas avanzadas. Fotógrafo: Shuji Kajiyama/AP Photo/Bloomberg
Por Michael Nienaber
28 de abril, 2022 | 10:02 AM

Bloomberg — Alemania ha comenzado los preparativos para una posible interrupción de las entregas de gas ruso a medida que aumentan las preocupaciones en medio de una disputa sobre las condiciones de pago.

El canciller Olaf Scholz dijo el jueves que los preparativos para limitar la exposición de Alemania a las importaciones de energía rusa estaban en marcha incluso antes de que el presidente Vladimir Putin ordenara la invasión de Ucrania. Si bien el carbón ruso ya se está eliminando, el gas es más difícil, dijo en Tokio después de conversaciones con el primer ministro japonés, Fumio Kishida.

“Cualquier interrupción tiene un impacto en la economía, el Gobierno es muy claro al respecto”, dijo Scholz, refiriéndose a las importaciones de gas ruso. “Es por eso que es una de las cosas que no se incluyó de inmediato en las sanciones”.

PUBLICIDAD

Alemania, que redujo su dependencia del gas ruso al 35% desde el 55% del año pasado, advirtió que una interrupción repentina en las entregas del combustible hundiría a la economía más grande de Europa en una recesión. Mientras busca presionar al Kremlin por su invasión de Ucrania, el Gobierno está eliminando gradualmente el carbón ruso y ha dicho que detener las importaciones de petróleo del país sería “manejable”.

Las tensiones han ido en alza después de que Moscú cortó el suministro de gas a Polonia y Bulgaria por sus demandas de pagar las entregas en rublos. Alemania ha dicho que las empresas deberían seguir pagando en euros o dólares y dejar la conversión en manos de Gazprombank PJSC. No está claro si este método sería aceptado.

“Independientemente de lo que decida el Gobierno ruso sobre esto, solo podemos especular, pero eso no tiene mucho sentido”, dijo Scholz. “Hay que prepararse para ello, y ya empezamos esto antes de que estallara la guerra. Sabemos lo que tenemos que hacer.”

PUBLICIDAD