Honduras

Por falta de pago de la estatal eléctrica hondureña, térmica reducirá suministro de energía

El secretario de Energía interpretó la notificación de Lufussa, la cual procederá a ejecutar el primero de mayo, como amenaza a la Enee y al Gobierno

El secretario de Energía, Erick Tejada, durante la conferencia de prensa que brindó hoy en Tegucigalpa.
28 de abril, 2022 | 05:33 PM

San Pedro Sula — Ante el incumplimiento de pago por parte de la estatal eléctrica, la empresa térmica Luffusa indicó que no cuenta con los recursos financieros para la compra de combustible que garanticen la producción de energía, una notificación que el secretario de Energía, Erick Tejada, interpretó como amenaza al Gobierno de “suspender parcialmente el suministro de energía a partir del primero de mayo”.

El funcionario, quien también es el gerente general provisional de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), compartió la noche del miércoles en un tuit parte de la carta que recibió de Luz y Fuerza de San Lorenzo Sociedad Anónima (Lufussa) en la que informaban que los saldos adeudados por parte de la estatal han incrementado a más de US$75 millones “y conllevan a cuatro meses consecutivos de morosidad”.

Según la misiva, la empresa térmica “ha dado estricto cumplimiento en su obligación de entrega del suministro de la capacidad firme comprometida de 240.000 kilovatios”.

Lufussa surgió en 1994, cuando el país atravesaba una crisis de racionamientos a causa del desfase entre la demanda de energía eléctrica y la oferta de generación. En ese entonces, el Estado de Honduras optó por la apertura a la inversión privada en el segmento de generación, para el cual otorgó un conjunto de incentivos.

PUBLICIDAD
VER +
FMI inicia visita de cortesía en Honduras y reitera su apertura para apoyar al Gobierno

En la carta enviada al secretario de Energía, la empresa térmica expuso que, conforme a una cláusula del contrato, referida al incumplimiento del comprador, más un derecho consignado en el Código de Comercio, procederán a suspender parcialmente a partir del primero de mayo el suministro de energía, “mediante una reducción de la capacidad de generación de 240.000 kW a una capacidad de generación de 170.000 kW”.

Según Lufussa, esta medida “sin perjuicio de continuar disminuyendo paulatina o gradualmente la capacidad de generación mientras se mantenga la grave mora en el pago por parte de la Enee y la escasez de combustibles en el mercado internacionales, que ya ha provocado el incremento en el precio de este producto”.

La empresa agregó que la disposición de reducir la capacidad disponible se toma como acción para salvaguardar el inventario de combustible que mantiene Lufussa para generación de energía “ya que la continua y reiterada falta de pago de la Enee”, añaden, les ha provocado que se haya agotado la disponibilidad de capital de trabajo para adquirir los insumos necesarios, en especial, el combustible.

PUBLICIDAD

Tejada reacciona en conferencia

Durante una conferencia de prensa brindada hoy a mediodía, Tejada dijo que en marzo de 2021, durante la administración gubernamental pasada, la Enee le debía a Lufussa alrededor de 800 millones de lempiras (HNL), unos US$32 millones, “y nosotros no tenemos conocimiento que haya habido una presión fuerte por el cobro o que hayan amenazado con desconectar potencia del sistema interconectado nacional”.

VER +
Torino identifica el principal desafío económico del Gobierno de Honduras

El funcionario sugirió que, “tras 12 años donde se enquistó un modelo de corrupción que utilizó sistemáticamente las arcas del erario para enriquecer a unos pocos”, surgen presiones “de todo tipo” para “poner de rodillas a la Enee”.

Tejada aseguró que la mayoría de los 75 PPA (Power Purchase Agreement), contratos en operación comercial con las generadoras privadas, drenan los flujos de caja de la estatal. “Ha habido una relación asimétrica entre todos los actores del subsector y es la Enee la que siempre ha salido perjudicada”.

La Enee cerró en 2021 con un déficit acumulado de 62.697,6 millones de lempiras, unos US$2.558 millones, según el balance general de la institución.

El secretario de Energía aseguró que, “sin el ánimo de generar conflicto... no vamos a negociar con la pistola en la cabeza”. Agregó que “la mayoría (de los contratos) son lesivos para el interés público y es imposible concebir el rescate de la Enee sin la renegociación de los mismos”.

En un comunicado emitido por Lufussa, asegura que los contratos entre la empresa térmica y la Enee “son los más baratos de generación de combustible del sistema nacional e incluso de la región centroamericana”, mismos que han surgido de licitaciones públicas internacionales donde Lufussa ha presentado las ofertas con los precios más bajos, agrega.

A febrero de 2022, las cuentas por pagar por compra de energía de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) ascendieron a 16,409.7 millones de lempiras, unos US$669 millones.