Bolivia

Las cuatro nuevas y polémicas medidas que se debaten en Bolivia luego del 1 de mayo

El Presidente decretó que en el sector privado el incremento salarial debe ser acordado con los empleados sobre la base del 3%, y el trabajador tiene derecho al día libre en su cumpleaños

Gremios bolivianos creen que las nuevas medidas que adoptó el presidente Arce son perjudiciales para el crecimiento económico del país.
03 de mayo, 2022 | 08:52 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

En la ciudad de Oruro, en Bolivia, el presidente Luis Arce anunció el pasado fin de semana cuatro sorpresivas medidas para los trabajadores bolivianos que han causado revuelo en los sectores empresarial e industrial boliviano debido a los nuevos compromisos que se adquieren de cara a sus empleados. Además, impuso un nuevo aumento del salario mínimo base.

Una de las normas (Decreto Supremo 4708) señala que se generan las “licencias especiales con goce para percibir el 100% de sus remuneraciones, sin cargo a vacaciones en los siguientes casos: por fallecimiento de padres, cónyuges o hijos” y los trabajadores tendrán el día libre por cumpleaños, previa presentación de la cédula.

PUBLICIDAD

Otra de las normas (Decreto 4709) ordena que “la vacación anual no será compensable en dinero” y en otra regulación (Decreto Supremo 4710) amplía los derechos sindicales: que los principales dirigentes de la Central Obrera Boliviana y otras centrales “serán declarados en comisión con goce del 100% de sus haberes mientras desempeñen sus funciones sindicales”. En el sector privado, “se podrá declarar en comisión, excepcionalmente, a dos dirigentes de una misma empresa”.

Por su parte, el Decreto Supremo 4711 determina que el incremento salarial en el sector privado será acordado entre las empleadoras y los empleadores con los trabajadores sobre la base del 3%. Mientras que “el monto determinado para el Salario Mínimo Nacional, en los sectores público y privado, es de Bs 2.250, que representa un incremento del 4% en comparación con el año anterior”.

PUBLICIDAD

Sobre estas cuatro medidas, Jean Pierre Antelo, presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, señaló que los más golpeados con estas medidas es el sector pyme boliviano.

“Lo primero que vemos es que se desconoce la realidad económica en la que están viviendo los sectores. El efecto será muy negativo porque las pequeñas y medianas empresas que aún no lograr la recuperación por la pandemia ahora van a tener que endeudarse más para cumplir estas medidas. Eso implica tener menos dinero para volver a invertir”, explicó Antelo.

El líder empresarial agregó que las medidas “no incentivan a los empresarios para arriesgar sus capitales en crear nuevas fuentes de empleos formales”.

El último estudio publicado por la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz (Cainco) indica que, en Bolivia, hay más de 4 millones de personas que están en el llamado auto empleo. Es decir, no tienen seguro de salud ni beneficios sociales. Santa Cruz, el departamento que más aporta al PIB nacional, con un 30 %, el agro y la construcción siguen siendo los sectores que sacan adelante la economía y que más trabajo generan. La institución, también recalcó que en dichas medidas no se tuvo en cuenta la posición empresarial y que se hacen con intenciones políticas.

PUBLICIDAD

En 2021 la tasa de desocupación de Bolivia fue de 5,2%, inferior en 3,2 puntos porcentuales a la tasa de 8,4%, con la que se terminó la gestión 2020. Los datos dados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) generan desconfianza en los representantes empresariales dado que según sus cálculos, la mayoría de esos empleos son de tipo informal y temporal. El INE indica que el 25% de la población boliviana (1,7 millones de personas) se dedica al comercio, un 14,9% (643 mil personas) a trabajos de manufactura y 10,3% (447 mil personas) realizan actividades de transporte y almacenamiento.

Por su parte, el aumento al salario mínimo es de Bs 86.56, lo cual para muchos sectores obreros, como los maestros, fue considerado como insuficiente. Para una empresa con 10 trabajadores el aumento salarial es de Bs 18.384. Si se cuenta con 100 empleados el aumento es de Bs 153.200. Además, sube el gasto de pagos en AFP, aguinaldos, vacaciones y las demás prestaciones sociales.

Fernando Hurtado, presidente de Cainco, señaló que el incremento del salario mínimo se tuvo que haber hecho basándose en datos reales de la economía nacional y segmentado por sector: “El aumento debió hacerse por sectores tomando en cuenta cuáles sectores ya se han recuperado y están en alza y cuáles aún están débiles”, dijo.

PUBLICIDAD