PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Cripto

“Todo se rompió”: Terra pasa de favorito de las DeFi a un espiral de la muerte

Hace un mes, el futuro parecía brillante para la stablecoin. Pero el lunes, todos los mecanismos que se suponía que debían mantener la estabilidad del UST no lo hicieron

El precio de los tokens Luna en el tablero de Terra Station en un ordenador portátil dispuesto en Hastings-on-Hudson, Nueva York, Estados Unidos, el domingo 10 de abril de 2022.
Por Emily Nicolle
11 de mayo, 2022 | 03:55 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Un celebrado experimento que combinaba matemáticas y software para conseguir que una moneda digital se comportara como un dólar estadounidense se está derrumbando de forma dramática, lo que supone la mayor prueba para las finanzas descentralizadas y la voluntad de sus partidarios de defenderlas.

TerraUSD, o UST, es una stablecoin algorítmica, lo que significa que utiliza una compleja combinación de código, incentivos para los operadores, contratos inteligentes y una gran cantidad de fe para mantener su vinculación de uno a uno con el dólar estadounidense. Para ello, trabaja con una criptomoneda del mismo ecosistema, Luna, que los operadores pueden cambiar por UST y viceversa para mantener el precio de UST donde debe estar.

PUBLICIDAD

El objetivo de proyectos como UST es permitir a los comerciantes de criptomonedas realizar transacciones de forma fácil y rápida sin necesidad de abandonar el ecosistema de activos digitales, depender de intermediarios o preocuparse de que el valor de sus monedas suba o baje. Al utilizar programas de software para gestionar la volatilidad del token, las oportunidades de beneficiarse del arbitraje son aún mayores: el prestamista de DeFi, Anchor Protocol, era conocido por ofrecer tasas que superiores al mercado en hasta el 20% a los operadores dispuestos a depositar UST en su plataforma. En resumen, es el sueño de las criptomonedas.

Hace un mes, el futuro parecía brillante para Terra y su principal patrocinador Do Kwon: Un consorcio llamado Luna Foundation Guard, cuyo objetivo es proporcionar una garantía para Luna (entonces con un valor histórico de US$119), había comprado más de US$1.500 millones en bitcoin (XBT) para apuntalar el vínculo de UST con el dólar estadounidense, y sus miembros parecían un Quién es Quién de las criptomonedas. Pero el lunes todos los mecanismos que se suponía que debían mantener la estabilidad del UST no lo hicieron. Ese día cayó a un mínimo de 60 centavos, y el miércoles alcanzó un nuevo mínimo de unos 20 centavos en otro desplome, reduciendo su valor de mercado de US$18.400 millones a US$5.000 millones. Luna también cayó considerablemente, hasta los US$2,35.

PUBLICIDAD

“A mucha gente la pilló desprevenida”, dijo Nikita Fadeev, socio y director del fondo de criptomonedas Fasanara Digital, que desarticuló su posición antes de la caída. “Todo se rompió allí. Es una capitulación total”.

Desestabilizado
La stablecoin TerraUSD se desprende de su intención de fijar 1 dólar
Blanco: Último precio de TerraUSD
Naranja: Cierre del 5/7: 1,0004dfd

Todavía no está claro por qué todos los mecanismos cuidadosamente planificados de Terra no cumplieron su función, y abundan las teorías conspirativas sobre actores oscuros con una riqueza incalculable con la que jugar. Pero una cosa es segura: Kwon no va a caer sin luchar.

Ahora está intentando recaudar US$1.500 millones de inversores nuevos y antiguos para proporcionar más garantías a UST con la esperanza de reconstruir la liquidez del token después de que prácticamente desapareciera de los libros de pedidos de la noche a la mañana. Algunos sospechan que US$1.500 millones no serán suficientes, y que podrían pasar días, sino semanas, para que UST vuelva a estar vinculada al dólar.

“Una vez que la liquidez se evaporó, esto perpetuó el colapso de la stablecoin”, dijo Clara Medalie, directora de investigación de Kaiko, en un correo electrónico. Para que la UST vuelva a tener un vínculo de 1 a 1, dijo, las órdenes de compra de los operadores de criptomonedas tendrán que consumir toda la liquidez del precio de venta para que llegue a US$1. “Esta mañana, no quedaba prácticamente nada”.

PUBLICIDAD

Terraform Labs, que impulsa la blockchain de Terra, está respaldada por firmas como Galaxy Digital, Pantera Capital y otros actores del ecosistema cripto.

Entre las firmas a las que se recurrió a través de una ronda en el último intento de financiación estaban Nexo y la aplicación de criptobancos Cashaa, que declinaron participar. Mientras tanto, la empresa de criptomonedas Celsius dijo que “no estaba ni está involucrada” en ningún rescate de Luna.

PUBLICIDAD

Alex Mashinsky (@Mashinsky): Para evitar dudas - @CelsiusNetwork no estuvo ni está involucrado en ningún rescate de Luna

Anchor, ahora una sombra de lo que fue como principal impulsor de la demanda de UST en la red de Terra, ha propuesto recortar temporalmente su tasa de interés hasta un mínimo del 3,5%. Mientras que su importe total depositado llegó a ser de US$14.000 millones el lunes, a media tarde del miércoles en Londres todavía tenía unos US$3.600 millones en UST en sus libros.

PUBLICIDAD

Las comparaciones con la crisis financiera de 2008 ya han empezado a surgir. Los rasgos distintivos de la banca en la sombra, como la mecánica del mercado circular y el apalancamiento extremadamente alto, son fácilmente visibles en el ecosistema de Terra, algo que los académicos temen que pueda crear una segunda ola digital de prestamistas fallidos y ahorros aniquilados.

“La situación empeorará antes de que mejore: hay demasiado UST que quieren salir”, añadió Fadeev. “Queda un largo camino por delante”.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Muyao Shen y Suvashree Ghosh.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD