Bolivia

En Bolivia no hay apoyo gubernamental a empresas de base tecnológica: Yaigo

Ariel Valverde, CEO de Yaigo para Bolivia y Paraguay, analiza el ecosistema emprendedor boliviano. Hoy es accionista de Yummy, la venezolana que compró su empresa el año pasado

Ariel Valverde, CEO de Yaigo Bolivia y Paraguay
12 de mayo, 2022 | 10:13 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

El boliviano Ariel Valverde es uno de los emprendedores insignia de Bolivia. En 2019 fundó con 40.000 dólares Yaigo -que significa You ask, I go-, una startup de domicilios que opera en Bolivia y en Paraguay, que factura 2,5 millones de dólares mensuales y con el proyecto de abrir cocinas ocultas en ambos países. En octubre del 2021, cuando estaba pensando en su expansión a Chile, decidió cambiar de rumbo y fue adquirida por Yummy, la app de delivery venezolana, comandada por Vicente Zarvace.

Valverde, actual CEO de Yaigo para Bolivia y Paraguay, empezó su camino en el emprendimiento por una crisis. En 2015 fue despedido de Tigo por una restructuración de la empresa y se decidió a fundar su primer compañía de software que la llamó OsBolivia.

“Los tres primeros meses no vendimos nada. Entonces, mi padre me dice: “¿Y si te buscas un trabajo?”. Yo le dije: pero si estoy trabajando. Y él: “Pero uno de verdad donde te paguen”. En realidad, él lo decía preocupado para que no me gaste mi ahorros pero yo estaba confiado”, recuerda este emprendedor con cuatro hijos e ingeniero de sistemas de profesión con maestría en seguridad informática y en administración de empresas.

PUBLICIDAD

Valverde ha lanzado junto a sus socios un capital de riesgo de hasta 250 mil dólares para apoyar a jóvenes que estén comenzando en el mundo emprendedor en Bolivia, donde se crean un promedio de 155 startups al año, el promedio de los empresarios es de 35 años al lanzar sus proyectos y la mayoría nace con capital para sobrevivir apenas 12 meses, según el Mapeo TIC Bolivia, un estudio del sector.

El emprendedor boliviano habló con Bloomberg Línea desde su oficina basada en Santa Cruz de la Sierra sobre el sector de domicilios en el país, su nuevo proyecto de healthtech y su rol como inversionista.

¿Hay políticas de apoyo a los emprendedores digitales o más bien hay complicaciones como las normas para cobrarles impuestos?

PUBLICIDAD

No hay apoyo de parte del gobierno. Es más, se mide a las empresas de base tecnológica como una empresa tradicional y eso no ayuda. En países vecinos ya hay leyes para startups que fomentan la creación de emprendimientos digitales y hacen crecer el ecosistema. Por años, el gobierno estuvo impulsando la ley para cobrar impuestos a los negocios digitales pero por un malestar general en la población no avanzaron. Al final, el año pasado ya incluyeron en el padrón de contribuyentes a los servicios digitales, en nuestro caso ya hacíamos pago de todos esos impuestos por lo que no hubo afectación. Evidentemente a otras empresas les puedo afectar mucho.

¿Qué falta al ecosistema digital boliviano para subirse a la ola del emprendimiento latinoamericano que ya tiene 43 unicornios?

El ecosistema está en una fase de crecimiento y consolidación, pero considero que al emprendedor boliviano le falta confianza en lo que hace, además de formarse y capacitarse para poder competir a la par de otras startups y fundadores de compañías de base técnica.

¿Qué hace falta en el tema educación en universidades públicas y privadas en el sector?

Considero que falta preparación para armar empresas, materias con más prácticas empresariales reales, alianzas con compañías en las cuales los programas de pasantías no solo sean por formalismo sino realmente programas que aporten valor a los graduados.

¿Cuánto dinero mueve el negocio de delivery en Bolivia?

PUBLICIDAD

Nosotros como Yaigo ahorita movemos aproximadamente entre 2 a 2,5 millones de dólares al mes en ventas a través de la plataforma. Para hacerlo simple, como son dos las compañías grandes que se dividen casi el total del mercado (la otra es PedidosYa) en total se mueven unos cinco millones de dólares mensuales a través de las plataformas de delivery. Y bueno, además de las dos empresas grandes, hay un par más pequeñitas que tienen un mínimo del share de mercado.

¿Cómo le va a Yaigo en crecimiento desde que lo compró Yummy?

Recordemos que nosotros somos cuatro socios fundadores e hicimos una capitalización del 50% en cash y el 50% en acciones. Es decir que somos accionistas de Yummy los cuatro fundadores bolivianos. Nosotros seguimos con el control de Bolivia y Paraguay, pero cambió radicalmente toda la inversión y ha sido exponencial. Hemos crecido mucho en el país desde diciembre hasta la fecha. Desde auspiciar clubes de fútbol hasta trabajar con los mejores embajadores e influenciadores del país. Ahora tenemos vallas publicitarias en el eje local y en ciudades intermedias, promociones para los usuarios. Ahora somos 180 personas. Además, hemos abierto cuatros supermercados digitales. Son supermercados que se vende solamente por la aplicación, estamos potenciando el tema de entradas a conciertos, a partidos de futbol, es decir, somos una súper app dentro del país y ahora con el respaldo de una multinacional creada por un emprendedor venezolano pero basada en Estados Unidos.

PUBLICIDAD

¿Qué otros proyectos tienes además de Yaigo?

Adicional de ser CEO de Yaigo soy miembro del directorio de una startup de salud llamada Medicinets, que digitaliza todo en salud desde hacer tu cita con el médico hasta clínica, análisis, recetas médicas, te automatiza tu historia clínica, los pagos y todo. Esta tiene planes de expandirse a Paraguay y Perú pronto. Comenzó con 150 mil dólares y actualmente tiene una valoración de 1,5 millones de dólares.

PUBLICIDAD

Ahora su rol será no solo como emprendedor, sino como inversionista…

A mí me apasiona digitalizar todo y por eso hemos lanzado hace dos meses un fondo de capital que se llama Big Ventures y estamos en fase de revisión para invertir en una Startup boliviana. Pensamos hacer una inversión que estará entre los 50.000 y los 250 mil dólares según la etapa en la que esté el proyecto. Nos estamos enfocando en potenciar el ecosistema. Queremos realmente darle la oportunidad de levantar capital al emprendedor dentro de Bolivia, que fue lo que a nosotros realmente nos costó cuando comenzamos y que es lo que hace falta para llevar estos proyectos al siguiente nivel.

PUBLICIDAD