PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tarifas en Argentina subirán más de 40%, según analistas consultados por Bank of America

Un nuevo reporte del gigante de la banca estadounidense advirtió por los riesgos de que el país no cumpla con las metas pautadas con el Fondo Monetario Internacional

Proyecta un acuerdo con el FMI para enero del 2022
12 de mayo, 2022 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Buenos Aires — Las tarifas de luz y gas en Argentina aumentarán este año por más de 40-45%, según analistas consultados por Bank of America (BofA) durante una “visita virtual” al país.

El alza de precios de los servicios públicos que se espera este año es de más del 40-45% (electricidad y gas natural) y las medidas de segmentación se consideran clave para el programa del FMI”, escribió en su reporte Sebastián Rondeau, director de estrategia de renta fija y economía para América Latina del banco norteamericano.

PUBLICIDAD

De esa forma, la estimación de los expertos se ubica por encima de los porcentajes de ajuste pretendidos por la Secretaría de Energía de la Nación. En las últimas semanas, la cartera presidida por Darío Martínez había dejado trascender la intención de llevar a las audiencias públicas que comenzaron esta semana subas promedio del 21,5% en el caso del gas, y de 17% para la luz en el Área Metropolitana de Buenos Aires, en ambos casos excluyendo de los aumentos a los beneficiarios de la tarifa social.

Por otro lado, la Secretaría también confirmó que los subsidios al consumo energético de los hogares serían eliminados en el caso del 10% de los usuarios de mayores ingresos.

Las subas fueron calificadas por los analistas consultados por el BofA como “clavepara lograr el “objetivo fiscal“ de Argentina –un déficit primario del 2,5% del PBI este año–, pero a la vez como una “una fuente de divisiones internas en la coalición gobernante”.

PUBLICIDAD

A pesar de que el ala del Gobierno que responde a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner –que cuenta con varios funcionarios en la Secretaría de Energía– se opone a aumentos significativos a las tarifas energéticas este año, los hipotéticos ajustes por encima del 40% este año serían inferiores a una inflación anual proyectada en 65%.

Estén atentos, entonces, a las audiencias que empiezan esta semana para los precios de los servicios públicos”, escribió Rondeau.

Más subsidios, a pesar de los ajustes

Aunque las subas de las tarifas empezarían a mejorar el panorama, uno de los analistas mencionó la probabilidad de que probable que el Gobierno reduzca las obras públicas sustancialmente para compensar los mayores subsidios económicos debido a los precios mundiales más altos de la energía.

En particular, señaló el caso de las mayores importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) a raíz de la baja capacidad hidroeléctrica en el país por causa de una sequía.

La suba de precios “respalda los ingresos del Gobierno, pero generan más inercia inflacionaria”, agregó Rondeau.

Falta de reservas

Al ser otra de las metas clave dentro del nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) –Argentina deberá sumar US$5.800 millones este año–, la falta de reservas internacionales en el Banco Central de la República Argentina, fue descrita por los analistas como una “una gran preocupación”. Y más teniendo en cuenta que esa adversidad se produjo a pesar de una liquidación récord del agro en marzo y abril.

PUBLICIDAD

Como respuesta al problema, el Gobierno podría recurrir a un enfriamiento del crecimiento económico conteniendo la demanda o a través de mayores controles de capital. Por otro lado, los expertos adelantaron que es probable que las autoridades eviten devaluar tan rápidamente el peso para corregir el ritmo de acumulación de reservas.

Déficit energético

El potencial energético que presenta la formación de petróleo y gas no convencional Vaca Muerta fue descrita por los analistas como una “gran oportunidad”.

En ese sentido, describieron el objetivo del Gobierno de inaugurar el primer tramo del gasoducto Néstor Kirchner para mediados de 2023 como “optimista pero no imposible”. Resaltaron, además, que el Gobierno está trabajando para facilitar el acceso a divisas de las empresas de hidrocarburos.

PUBLICIDAD

También hay proyectos en curso para mejorar el transporte de petróleo y potenciar significativamente las exportaciones de petróleo para 2024″, escribió Rondeau.

No obstante, el equilibrio en la balanza comercial energética se vería recién a partir de 2024, con un “déficit esperado de alrededor de US$4.000 millones este año”.

PUBLICIDAD

TE PUEDE INTERESAR:

Inflación: ¿cuánto puede subir la tarifa de gas, según los consumidores?

Segmentación de tarifas: en qué barrios del AMBA se eliminarán los subsidios a la energía

Francisco  Aldaya

Francisco Aldaya

Periodista argentino con 10 años de experiencia. Francisco cubrió al sector financiero latinoamericano en S&P Global Market Intelligence, y trabajó en las secciones de economía y política del Buenos Aires Herald. También ha colaborado con el Buenos Aires Times.

PUBLICIDAD