Mercados

US$ 11 billones y contando: la caída de las acciones mundiales podría no haber terminado

Los estrategas esperan que las acciones sigan cayendo en medio de las preocupaciones por la alta inflación, los bancos centrales de línea dura y la desaceleración del crecimiento económico

Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE)
Por Michael Msika y Sagarika Jaisinghani
15 de mayo, 2022 | 10:12 AM

Bloomberg — Un éxodo masivo de dinero, una desaparición de US$ 11 billones y la peor racha de pérdidas para las acciones mundiales desde la crisis financiera de 2008. La mala noticia es que puede que aún no haya terminado.

La venta del índice MSCI ACWI ha reducido drásticamente las valoraciones de las empresas de EE.UU. y Europa, pero los estrategas, desde Michael Wilson de Morgan Stanley hasta Robert Buckland de Citigroup Inc., esperan que las acciones sigan cayendo en medio de las preocupaciones por la alta inflación, los bancos centrales de línea dura y la desaceleración del crecimiento económico, especialmente en EE.UU.

El dinero sigue saliendo de todas las clases de activos y el éxodo se profundiza a medida que los inversores se apresuran a salir de nombres como Apple Inc. según Bank of America Corp. Los niveles técnicos históricamente significativos para el S&P 500 muestran que el índice tiene espacio para caer casi un 14% más antes de tocar niveles de soporte clave, mientras que la proporción de empresas que hasta ahora han tocado un mínimo de un año todavía está muy lejos del número durante el susto de crecimiento económico que azotó a las acciones en 2018.

PUBLICIDAD

“Los inversores siguen reduciendo sus posiciones, sobre todo en los valores tecnológicos y de crecimiento”, dijo Andreas Lipkow, estratega de Comdirect Bank. “Pero el sentimiento necesita deteriorarse significativamente más para formar un potencial suelo”.

Por otro lado, hay quien dice que la derrota ya ha creado bolsas de valor en todos los sectores, incluidas las materias primas e incluso la tecnología, que se valora en función del crecimiento de los beneficios futuros y, por lo tanto, suele evitarse durante los periodos de tipos de interés altos. El Nasdaq 100 se recuperó el viernes, pero aun así cerró la semana con una caída superior al 2%.

Peter Oppenheimer, de Goldman Sachs Group Inc., ha sido uno de los estrategas más destacados que ha dicho que es el momento de comprar la caída, mientras que Thomas Hayes, presidente de Great Hill Capital LLC, dijo que los valores tecnológicos de la “vieja escuela”, como Intel Corp. y Cisco Systems Inc., cotizan ahora a múltiplos atractivos.

PUBLICIDAD

Sin embargo, en medio de estos valores, el mercado en general parece estar cediendo a medida que la recesión va entrando cada vez más en la conversación. E incluso mientras aumentan las preocupaciones sobre el crecimiento, el enfoque de la inflación en la Reserva Federal y otros bancos centrales significa que los inversores ya no pueden contar con el elixir monetario que ha ayudado a mantener vivo el largo mercado alcista.

El MSCI ACWI lleva seis semanas consecutivas de caídas, el Stoxx Europe 600 ha bajado un 6% desde finales de marzo, mientras que el S&P 500 ha caído más del doble.

Estos son algunos de los indicadores clave que muestran el potencial de caída de los mercados bursátiles.

CAÍDA RÁPIDA

El S&P 500 sigue estando un 14% por encima de su media móvil de 200 semanas, un nivel que ha servido de suelo durante todos los grandes mercados bajistas, excepto durante la burbuja tecnológica y la crisis financiera mundial. Los estrategas de Canaccord Genuity afirman que el lunes podrían producirse nuevos descensos por la venta forzada de márgenes tras otra semana en rojo para el índice de referencia estadounidense.

El S&P 500 sigue bajando antes de probar la crucial media móvil de 200 semanas.dfd

EL ESTRÉS

A pesar de todas las caídas recientes -el S&P 500 ha bajado más de un 13% desde su máximo del 29 de marzo-, los indicadores de estrés tampoco están en los niveles vistos durante caídas comparables. Menos del 30% de los miembros del índice de referencia han tocado un mínimo de un año, en comparación con casi el 50% durante el susto del crecimiento en 2018 y el 82% durante la crisis financiera mundial en 2008.

Además, el índice de fuerza relativa de 14 días sugiere que el S&P 500 aún no está en el suelo. Mientras que el índice Stoxx Europe 600 entró en territorio de sobreventa la semana pasada, el índice de referencia estadounidense aún no ha alcanzado ese nivel, que suele ser precursor de un rebote.

PUBLICIDAD
Los datos internos del mercado aún no muestran niveles de tensión reales.dfd

A LA DEFENSIVA

Los valores defensivos han sido objeto de demanda a medida que el espectro de la ralentización del crecimiento golpea a los sectores cíclicos económicamente sensibles. El índice Stoxx 600 Defensives se mantiene plano en 2022, frente a la caída del 15% de los cíclicos, y los estrategas de Barclays y Morgan Stanley esperan que esta tendencia continúe. En UBS Wealth Management, Claudia Panseri ve el precio de una “leve recesión” en el rendimiento relativo de los cíclicos frente a los defensivos.

La comparación con anteriores periodos de fortaleza defensiva también indica la posibilidad de que se produzcan más. Las ganancias relativas de este año siguen siendo inferiores al rendimiento de 2016, provocado por la desaceleración de China y las preocupaciones por el Brexit, y en los primeros días de la pandemia de 2020.

El posicionamiento defensivo puede tener más recorrido antes de alcanzar su punto máximo.
dfd

MÁS BARATO

Aunque las valoraciones de las acciones tecnológicas han caído bruscamente -el Nasdaq 100, de gran peso tecnológico, cotiza ahora a unas 20 veces los beneficios futuros, el mínimo desde abril de 2020-, algunos estrategas esperan que sigan presionadas por el agresivo endurecimiento monetario de los bancos centrales.

PUBLICIDAD
La mayor parte de la espuma se ha retirado de las acciones tecnológicasdfd

Los valores tecnológicos acaban de sufrir sus mayores salidas semanales del año, según Bank of America. E incluso después de la aplastante caída de los precios, Valerie Gastaldy, analista técnica de Day By Day SAS, afirma que el sector corre el riesgo de perder otro 10% antes de encontrar un suelo.

“No creo que hayamos visto una capitulación todavía”, dijo Dan Boardman-Weston, director ejecutivo de BRI Wealth Management. “Esta semana ha sido bastante brutal, y el sentimiento de los inversores, especialmente en el área de la tecnología, está hecho pedazos. Vamos a tener unas semanas y meses complicados”.

PUBLICIDAD