Negocios

Qué es la Tasa Netflix y por qué cada vez son más los países que cobran ese impuesto

La decisión más reciente la tomó Suiza, en donde las plataformas de streaming pagarán una tasa del 4% que se destinará a la producción audiovisual local

The Netflix Inc. website home screen on a laptop computer arranged in the Brooklyn Borough of New York, U.S., on Friday, Oct. 15, 2021. Netflix Inc. is scheduled to release earnings figures on October 19. Photographer: Gabby Jones/Bloomberg
16 de mayo, 2022 | 04:00 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg Línea — El sostenido auge de las plataformas de streaming y sus altos niveles de facturación está siendo objeto de análisis por parte de los gobiernos, en especial los europeos, que están tomando acciones para que las compañías entreguen una tasa tributaria extra de acuerdo a sus ingresos locales.

Este abono se ha consolidado en diferentes países como la ‘Tasa Netflix’, aunque en aquellos donde se ha aprobado o está en trámite aplica para todas las plataformas de reproducción de contenido en línea.

PUBLICIDAD

Suiza fue el país que tomó la decisión más reciente, cuando a través de un referéndum el 58% de los ciudadanos aprobó, el domingo, la reforma a la Ley del Cine Nacional que hará que compañías como Netflix Inc. (NFLX), HBO Max, Disney Plus de Walt Disney Co. (DIS) o Amazon Prime (AMZN) paguen al Gobierno una tasa extra del 4% sobre sus ingresos locales para el desarrollo del cine y la televisión local, así como garantizar una oferta del 30% de producciones europeas en su contenido.

Ese porcentaje puede ser cumplido también con el patrocinio o apoyo directo a proyectos audiovisuales en el país.

PUBLICIDAD

Al presentar este proyecto en octubre del año pasado, el Gobierno y el parlamento suizo argumentaron que se trataba de una medida de igualdad del mercado, pues las cadenas de televisión tradicionales sí pagan la tasa del 4%.

En el proyecto se destacó que la tasa busca “compensar las lagunas creadas durante la transición digital”, pues estos servicios de streaming han llegado a mover al año hasta US$300 millones anuales en el país, según información aportada por el Gobierno y citada por EFE.

En 2019, primer año de ejercicio fiscal de Netflix en España, la compañía declaró ingresos por US$563.000. España es otro de los países que sigue avanzando para imponer la 'Tasa Netflix'.dfd

Otras tasas

Una acción europea similar a este abono de las plataformas de streaming es la ya conocida ‘Tasa Google’, impuesto que grava con un 3% los ingresos de las grandes compañías tecnológicas como Google, de Alphabet Inc. (GOOGL); Facebook, de Meta Platforms Inc. (FB), Amazon o Apple Inc (AAPL), que tienen alta facturación internacional, para que tengan que tributar en los países donde venden sus servicios y no solo en su domicilio fiscal.

Francia e Italia fueron los pioneros en aplicar la ‘Tasa Google’ y lo hicieron también al aplicar la ‘Tasa Netflix’, aunque los porcentajes son mucho más elevados que en Suiza. En estos países la tasa para los streaming es del 26% y el 20%, respectivamente.

PUBLICIDAD

En estos países el principal argumento para imponer la tasa es el de proteger el cine local y las producciones locales de gran formato, que han sido los ‘afectados’ por la competencia digital. En 2017, cuando se hizo el anuncio en Francia, la ministra de cultura del momento, Françoise Nyssen, dijo a los medios que el objetivo era que “estos actores entren en el círculo virtuoso de la financiación de la creación”.

La semana anterior, Disney informó que concluyó su segundo trimestre fiscal con 137,7 millones de suscriptores de Disney+ en todo el mundo, un 33% más respecto de mismo periodo de un año atrás.dfd

Otros países como España han intentado tomar esta figura también para las plataformas de streaming, aunque su trámite ha sido más lento y se configura aún como un proyecto de ley. En este país solo se busca que las compañías paguen una tasa de 1,5% de sus ingresos locales anuales y la destinación específica es la financiación de la Radio y Televisión Española (RTVE), fuera del aporte de 5% planteado para la financiación del cine español y europeo.

PUBLICIDAD

Estas modificaciones puntuales a las leyes locales europeas podrían suponer un nuevo reto para las plataformas de streaming, que tras la apertura económica en el mundo luego de la pandemia han visto modificaciones en el consumo de sus contenidos y, en el caso puntual de Netflix, la pérdida de 200.000 usuarios en el primer trimestre de 2022, junto a la proyección de perder otros dos millones de suscriptores en el trimestre en curso.

En el primer trimestre de 2022, los ingresos de Netflix crecieron un 9,8%, hasta los US$7.870 millones, superando las estimaciones de los analistas. El beneficio, de US$3,53 por acción, superó fácilmente las previsiones de US$2,91, informó Bloomberg en su momento.

PUBLICIDAD