Asia

Shanghái alcanza el objetivo de tres días sin casos comunitarios de Covid-19

La ciudad informa que por tercer día consecutivo no se han encontrado casos fuera de la cuarentena. Este objetivo era necesario para aliviar las restricciones

Un repartidor entrega un pedido sobre una valla, en Shanghái el 13 de mayo.
Por Bloomberg News
16 de mayo, 2022 | 10:00 PM

Bloomberg — Por tercer día consecutivo, Shanghái no ha informado de nuevos contagios de Covid-19 en la comunidad en general, alcanzando un hito crucial que, según las autoridades, les permitirá empezar a relajar el castigo que se ha impuesto en el centro financiero chino durante más de seis semanas.

La ciudad informó de un total de 823 infecciones para el lunes, por debajo de las 938 del domingo.

Los funcionarios del gobierno dijeron previamente que el hecho de que la comunidad no se extendiera durante tres días seguidos era un requisito previo para empezar a aliviar los elementos más duros del cierre y reanudar ampliamente la actividad comercial. Anteriormente se habían fijado el objetivo de alcanzar este hito antes del 20 de mayo.

PUBLICIDAD

La obstinada adhesión de China a la tolerancia cero con respecto a Covid, personificada por el cierre de Shanghái y otras restricciones impuestas en otras partes del país, ha frenado todo, desde el gasto de los consumidores hasta la fabricación en la segunda economía mundial. La producción industrial y el gasto de los consumidores cayeron a los peores niveles en abril desde que comenzó la pandemia.

La racha de tres días se produce después de que en las dos últimas semanas se detectaran un puñado de casos comunitarios diarios, lo que llevó a las autoridades a promulgar restricciones más duras, como el envío de todos los residentes de un edificio de apartamentos entero a instalaciones de cuarentena en un esfuerzo por erradicar la variante ómicron, altamente infecciosa.

Mientras tanto, Pekín informó de 52 casos el lunes, un poco menos que los 54 del domingo. La capital iniciará otras tres rondas de pruebas masivas en una docena de distritos, ya que siguen apareciendo infecciones fuera de las zonas consideradas de alto riesgo y ya en cuarentena.

PUBLICIDAD

El costo del Covid-19

La estrategia china de Covid-19, que en su día fue un claro éxito, se ha convertido en un lastre. El enfoque de tolerancia cero que mantuvo alejado el virus durante gran parte de la pandemia está luchando por contener el Covid-19 sin medidas de control cada vez más perturbadoras ante la aparición de variantes más contagiosas. La perspectiva de los cierres en las principales ciudades todavía se cierne, y Pekín se enfrenta a una lista creciente de restricciones por Covid-19.

La economía también ha recibido un fuerte golpe. Los datos del lunes mostraban que los sectores industrial y de consumo se encontraban en sus niveles más débiles desde principios de 2020, ya que millones de residentes estaban confinados en sus casas y las fábricas se vieron obligadas a detener la producción. Las ventas minoristas se contrajeron un 11,1% y la tasa de desempleo subió al 6,1%, por encima de la previsión del 6%.

Shanghái aspira a reanudar plenamente la vida y la producción normales a mediados o finales de junio, según declaró el lunes el vicealcalde Zong Ming en una reunión informativa. La ciudad permitirá gradualmente la circulación de taxis y autos privados en algunas zonas a partir de hoy, y reanudará los servicios de tren y autobús a partir del 22 de mayo.

En otra señal de que la crisis está remitiendo, Shanghái ha empezado a cerrar algunos de los hospitales improvisados que se construyeron al principio del brote. Cinco de los 10 principales hospitales improvisados de Covid-19 de la ciudad han estado inactivos, mientras que muchos de los 37.000 médicos enviados a Shanghái desde marzo para reforzar la capacidad de análisis del Covid-19 de la ciudad han regresado a casa.

Las autoridades han negado que la ciudad Pekín vaya a ser cerrada, en medio de la creciente preocupación por la intensificación de la respuesta a un brote persistente. Ya hay mucha tranquilidad, incluso en las que antes eran las calles más concurridas de la ciudad.

Con la asistencia de Allen Wan y Claire Che.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD