Latinoamérica

Good Hotel: El proyecto que nació con enfoque social llega a Ciudad de Guatemala

El objetivo de este modelo es combinar negocios, alta calidad y hacer el bien, reinvirtiendo parte de las ganancias en educación y capacitación para personas en búsqueda de un empleo.

cuenta con diferentes espacios para que los huéspedes puedan relajarse.
24 de mayo, 2022 | 04:22 PM

Guatemala — Marten Dresen, CEO de Good Hospitality Group, comentó a Bloomberg Línea, que junto a su equipo son plenamente conscientes del impacto que generan en su entorno porque, pese a que el sector hotelero es competitivo, la esencia desde el principio fue centrarse en ayudar a la gente y devolver a la comunidad local todo lo que aportan a este hotel con conciencia social.

Un viaje como voluntario a La Antigua Guatemala con el objetivo de aprender el idioma español y colaborar con la comunidad fueron los primeros pasos para establecerse en el país.

Luego, un encuentro que tuvo con una niña que no tenía calzado, fue lo que lo inspiró a hacer algo por la población que tiene necesidades de educación y empleo.

PUBLICIDAD

“La niña se mostró tan agradecida, que me tocó el corazón, luego conocí a más niños y sus padres de familia que querían salir adelante, pero no encontraban oportunidades”, expresó Dresen.

Es así como en el 2006 surgió la ONG Niños de Guatemala, financiada con los beneficios de la cadena para crear escuelas.

Actualmente, ya forman 600 niños para que tengan un futuro mejor, por lo tanto, la búsqueda es hacer exitoso el modelo de negocio para poder donar a este fin porque el fin no es lucrativo, afirmó el ejecutivo.

PUBLICIDAD
en la fundación Niños de Guatemala son apoyados con fondos de The Good Hotel.dfd

Trabajan asimismo estrechamente con las comunidades, de las que también forman parte y son beneficiarias de su compromiso con la educación y la formación a través del programa Good Training Programme.

Prueba de ello es que, independientemente de su origen y edad, a los interesados les pagan durante cuatro meses mientras les forman en sus instalaciones y al finalizar pueden seguir colaborando con ellos o trabajar en otros hoteles.

El personal que atiende en Good Hotel Antigua es local y en su mayoría son padres de la ONG Niños de Guatemala. A los colaboradores se les capacitó en inglés, trabajo en equipo, computación y otras capacitaciones específicas de la hostelería.

Dresen expresó sentirse satisfecho de los logros y de como han avanzado en la realización de ese sueño que les permite crear un impacto en la educación y en la economía por medio de generación de empleos y la atención del turismo que busca una hospitalidad de alto nivel.

están adornadas con fotografías de los niños que asisten a la Fundación Niños de Guatemala.dfd

The Good Hotel en Ciudad de Guatemala

De momento tienen dos hoteles: el primero posee 4 estrellas de 22 habitaciones ubicado en una vieja mansión en Antigua (Guatemala), comprada en 2014, decorada con artesanos y proveedores locales, y empezó a funcionar en 2016; y otro de la misma categoría y con 148 habitaciones en una plataforma flotante en Londres.

La próxima inauguración será, la otra semana, en la zona 4 en Ciudad de Guatemala, y proyectan abrir más en el mediano y largo plazo.

PUBLICIDAD

“Tenemos lo mejor de ambos mundos, las buenas prácticas de Europa las replicamos en La Antigua Guatemala, pero lo más importante es que los beneficios lleguen a la organización social”, resaltó Dresen.

CEO de the Good Hospitality Group.dfd

Reconocido a nivel internacional

El hotel actualmente se encuentra en el puesto 12 de todos los hoteles ubicados en la ciudad colonial, según el ranking elaborado por TripAdvisor.

El periódico estadounidense The New York Times, destacó a The Good Hotel en una publicación de enero de 2019 donde lo calificó como uno de los mejores para hospedarse en La Antigua Guatemala.

PUBLICIDAD

El artículo consignó lo siguiente: Las 20 habitaciones de este tranquilo hotel boutique rodean un patio con columnas a la sombra de árboles frutales de guayaba y mandarina.

Los interiores son agradablemente minimalistas: coloridas mantas de lana hechas a mano por una cooperativa de tejidos local complementan las paredes encaladas y los muebles de madera palo-blanco, y muchas habitaciones cuentan con patios privados, duchas al aire libre y amplios entrepisos.

Además, después de pagar los gastos y el personal, la propiedad dona todas las ganancias restantes a Niños de Guatemala, una organización no gubernamental que ofrece asistencia educativa a la juventud local.

PUBLICIDAD