Panamá

Estructuran la Bolsa Panameña del Carbono

El sistema permite comprar o vender créditos de carbono en un esfuerzo por cumplir con los límites nacionales de emisiones.

Ciudad de Panamá, un contraste de bosques y rascacielos.  Para la CAF el mercado del carbono ofrece una oportunidad histórica para que la región se consolide como un actor imprescindible en la agenda climática global, gracias a su capacidad única para ofrecer soluciones basadas en la naturaleza.
23 de mayo, 2022 | 05:58 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de Panamá — Hasta el momento, Panamá se encuentra en el proceso de estructurar el diseño e implementación de la Bolsa Panameña del Carbono,

un sistema de comercio mediante el cual un país, empresa u otro, puede comprar o vender créditos de carbono en un esfuerzo por cumplir con los límites nacionales de emisiones.

De esta forma, el comprador del crédito de carbono puede retirarlo para reclamar la reducción de emisiones como si fuera propia, para así lograr sus propias metas de reducción y “compensar” sus emisiones.

PUBLICIDAD

Según el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), los créditos de carbono, también conocidos como bonos de carbono, son instrumentos para la acción climática, usualmente emitidos en forma de certificados, que representan una reducción o remoción certificada de una tonelada de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, o su equivalente en otro gas de efecto invernadero (GEI).

Estos créditos son utilizados para compensar las emisiones de GEI que ocurren en otro lugar. Son instrumentos transferibles, que deben ser certificados por gobiernos u organismos independientes certificadores acreditados en el gobierno.

En 2018 el Banco Mundial emitió el primer bono llamado “verde” para inversionistas y a partir de esa fecha el crecimiento ha sido mejor al esperado, toda vez que en 2019 se batió un récord en emisión de bonos verdes a nivel mundial por un valor de $258 billones.

PUBLICIDAD

En tanto, en el 2020 se registró un total de $297 billones y se proyecta que a finales de 2021 los bonos verdes se habrían acercado a los $500 billones en todo el mundo, mostrando un crecimiento 59% durante el último año.

En Panamá la Dirección de Cambio Climático de MiAmbiente desarrolla la Ley Marco del Cambio Climático, que establecerá la reglamentación y requisitos para participar del Mercado de Carbono Nacional y para la transacción de instrumentos financieros climáticos negociables.

Se informó que entre los requisitos exigidos están que toda persona natural o jurídica, pública o privada que desee optar por la generación de unidades de compensación de emisiones GEI (o créditos de carbono), deberán registrar sus programas, proyectos e iniciativas en la Plataforma Nacional de Transparencia Climática del Ministerio de Ambiente, siguiendo los parámetros y procedimientos establecidos.

Los bonos de carbono se miden en términos de toneladas de CO2 equivalente. Se utiliza esta medida por el hecho de que el dióxido de carbono es el GEI predominante, y el resto de los gases se pueden medir en unidades equivalentes de CO2.

Para el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) el mercado del carbono ofrece una oportunidad histórica para que la región se consolide como un actor imprescindible en la agenda climática global, gracias a su capacidad única para ofrecer soluciones basadas en la naturaleza, como la conservación y restauración de bosques y la agricultura regenerativa, entre otros.

Los mercados del carbono, de acuerdo al organismo internacional, consisten en que los países realizan transferencias de reducciones de emisiones de forma voluntaria o vinculante entre ellos.

PUBLICIDAD

Aunque todavía no se encuentran reglamentados en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), los países acordaron comenzar a activar los mecanismos necesarios para su funcionamiento.

Durante la reciente cumbre de la Asamblea General de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (ALIDE), la CAF presentó la Iniciativa Latinoamericana y del Caribe para el Desarrollo del Mercado de Carbono (ILACC), que pretende impulsar la competitividad global de la oferta de créditos de carbono generados en la región.

El objetivo de ILAAC será impulsar la competitividad global de la oferta de créditos de carbono generados en la región, fortaleciendo las condiciones para futuros mercados voluntarios y regulados y ampliando su impacto en la generación de empleo, renta, nuevas tecnologías, clusters de negocios verdes y lucha contra la pobreza.

PUBLICIDAD