Cripto

Blockchain de Terra se dividirá y abandonará la colapsada stablecoin TerraUSD

La nueva blockchain de Terra comenzará a funcionar con una moneda bajo el nombre y el ticker de Luna, ya existente, y no incluirá la stablecoin

Do Kwon
Por Sidhartha Shukla y Emily Nicolle
25 de mayo, 2022 | 11:11 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Se ha aprobado una propuesta del fundador del problemático ecosistema Terra para salvar el proyecto, lo que ha evitado el colapso total de uno de los experimentos más vigilados en materia de finanzas descentralizadas.

Bajo la nueva estructura aprobada, la blockchain original se conocerá como Terra Classic, mientras que su token nativo Luna, que se desplomó a cerca de cero este mes, pasará a llamarse Luna Classic con el ticker LUNC. La nueva blockchain de Terra comenzará a funcionar con una moneda bajo el nombre y el ticker de Luna existente, y no incluirá la stablecoin TerraUSD.

El desmantelamiento de Terra, que comenzó a principios de este mes con la implosión de la stablecoin algorítmica que Kwon había promocionado implacablemente, marcó uno de los mayores fracasos en la historia de la industria de las criptomonedas. Si bien el resultado de la votación del miércoles representa una especie de victoria para Kwon y sus partidarios, persisten las dudas sobre si Terra puede finalmente revivir.

PUBLICIDAD

El proceso significa que Terraform Labs abandona de hecho la stablecoin TerraUSD, o UST, que a partir de ahora sólo cotizará en la blockchain de Terra Classic. Diseñada para mantener una paridad de 1 a 1 con el dólar, el miércoles cotizaba a unos 7 centavos.

Do Kwon, el criptoempresario que está detrás de Terra, había propuesto dividir la blockchain por la mitad, llevando a cabo lo que se conoce en la industria como una “hard fork” (“bifurcación dura”) de la red. Su sugerencia fue modificada posteriormente por Terraform Labs, el principal operador del proyecto, para forjar en su lugar una blockchain de Terra completamente nueva y dejar que la antigua red sea gestionada por los usuarios.

Kwon dijo que los nuevos tokens Luna se distribuirían a los anteriores poseedores de Luna y TerraUSD en una llamada “airdrop”, basándose en una instantánea tomada de la antigua red Terra para verificar a los participantes. Todas las aplicaciones y activos descentralizados construidos en la antigua blockchain de Terra tendrán que migrar a la nueva, dijo Terraform Labs, y se aconseja a los titulares de Luna y TerraUSD que transfieran sus tokens a carteras nativas de Terra en lugar de mantenerlos en exchanges.

PUBLICIDAD

Mecanismo condenado

UST utilizaba una mezcla de algoritmos e incentivos de los operadores para ajustar su oferta en relación con su token hermano Luna y mantener su vínculo con el dólar. En teoría, esos mecanismos debían garantizar que UST nunca se desviara por mucho tiempo de su paridad.

Cuando TerraUSD comenzó a perderla en los días posteriores al 7 de mayo, TerraForm labs se vio obligada a aumentar drásticamente la oferta de monedas Luna para restaurar el vínculo. Esto, a su vez, hizo que el precio de Luna se desplomara, condenando finalmente el esfuerzo y eliminando unos US$40.000 millones del valor total del mercado.

La propuesta de Kwon fue recibida con críticas por parte de muchos validadores e inversores, que pidieron que los responsables del proyecto restituyeran las pérdidas tras ver cómo se desintegraba el valor de sus participaciones. El recuento final de las votaciones sobre la propuesta el miércoles mostró un 65% a favor y un 21% de abstención. Un 13% de los votos fueron “no con veto”, por debajo del 33,4% necesario para echar por tierra la propuesta.

Terra también se enfrentó a un cuestionamiento sobre cómo utilizó una reserva de US$3.200 millones que había acumulado en bitcoin (XBT) y otras criptoactivos para apoyar a UST, mientras que los principales inversores, entre ellos Delphi Digital y Galaxy Digital, dijeron que se equivocaron al apoyar ciegamente el ecosistema.

Otra propuesta

Una propuesta competidora desde la comunidad de Terra, votada antes que la de Kwon, sugería el despliegue de un llamado mecanismo de quema para erradicar eficazmente el exceso de suministro de TerraUSD y aliviar la presión sobre Luna. La propuesta fue aprobada pero no se ejecutó debido a un error numérico, y posteriormente fue sustituida por una propuesta para Terra Classic que todavía se está votando.

En los canales de Telegram de entidades como Orion .Money, un validador de Terra que ostenta el 9,67% del poder de voto, algunas personas pedían a los más influyentes que votaran en contra de la propuesta de Kwon. Al final, Orion se abstuvo de votar, mientras que el segundo validador más importante, Stake Systems, votó en contra con veto.

PUBLICIDAD

Algunos validadores se opusieron a la propuesta de Kwon al principio del proceso de votación de siete días. Allnodes, que tuvo el 1,51% de los votos, dijo que su investigación en las redes sociales de Terra mostró que la mayoría de la comunidad prefería la idea del mecanismo de quema en lugar de construir una segunda blockchain.

“No nos gustó el hecho de que todo el proceso de gobernanza de esta propuesta parezca un modelo de dictadura”, dijo el CEO de Allnodes, Konstantin Boyko-Romanovsky, en un correo electrónico. “Parece que el lanzamiento de la nueva blockchain se decide incluso antes de que termine la votación. La forma en que se gestiona esta votación va en contra de lo que representa el ecosistema cripto.”

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD