República Dominicana

Plagas y alzas en los fertilizantes inciden en el precio de los ajíes en Dominicana

Entre 2017 y 2021, República Dominicana exportó 70.089 toneladas métricas de ajíes, por un valor de US$109,7 millones.

En abril de 2022, la variedad de ajíes morrón experimentó un incremento de precios de  hasta un 31%.
27 de mayo, 2022 | 08:47 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Santo Domingo — Los ajíes forman parte de la gastronomía de República Dominicana. En los dos últimos meses han incrementado de costo incidiendo de forma directa en el índice de los precios de los principales productos agrícolas y la canasta básica de los dominicanos.

El Banco Central en su informe económico resalta que, para el mes de abril, el índice de precio al consumidor (IPC) registró una variación de 0,96 % con respecto al mes de marzo de 2022, colocando la inflación interanual en 9,64%.

La entidad explica que la variación de 1,48% en el índice de precios del grupo Alimentos y Bebidas No Alcohólicas obedece fundamentalmente a las alzas de precios observadas en el pollo fresco (2,32%) y ajíes (15,91%), entre otros productos.

PUBLICIDAD

Exportación de ajíes

En abril de 2022, la variedad de ajíes morrón experimentó un incremento de precios de hasta un 31%, respecto al mes anterior y de 32,9% en relación con diciembre de 2021. Mientras que, los cubanela incrementaron 10,9% en abril, respecto a marzo y 13,8% en relación con diciembre 2021.

Entre 2017 y 2021, República Dominicana exportó 70.089 toneladas métricas de ajíes, por un valor de US$109,7 millones. De este total, el 95,6% fueron de la variedad morrón, unos US$104,8 millones, según los datos del Ministerio de Agricultura.

El presidente de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (Confenagro), Wilfredo Cabrera, dijo a Bloomberg Línea que en caso de la variedad morrón ha sido afectada por enfermedades como 4 tipos de Trips y ToMV (virus del mosaico del tomate), lo que hace que la lucha contra estas afectaciones sea costosa, restando rentabilidad al producto.

PUBLICIDAD

“Nos consta los esfuerzos que se están haciendo desde el Ministerio de Agricultura, en cuanto al saneamiento de los cultivos de morrón en el país con programas fitosanitarios a través de insectos benéficos, de los cuales se espera un buen resultado. No obstante, el alto impacto de los precios de los insumos, fertilizantes y agroquímicos en general, de alto consumo en el cultivo de ají morrón ha puesto en debilidad esta producción, lo cual también esperamos que los subsidios a los fertilizantes puedan ayudar a paliar estos altos costos de producción de este rubro”, agregó.

Agregó que, el costo alto de las semillas certificadas de ají morrón también es una barrera de costos de producción, alrededor de US$350 el millar de semillas con un 85% de utilidad total.

La zona de siembra de ají morrón por excelencia que es Rancho Arriba en la provincia San José de Ocoa, entra en veda desde el mes de junio por los siguientes tres meses.

“Se aproximan cinco meses sin este cultivo en esa zona, lo que afecta directamente a las exportaciones de este producto. Tenemos noticias que este período de veda será utilizado para el saneamiento de los invernaderos y la puesta en marcha del programa de beneficios que detallamos anteriormente”, sostuvo el presidente Confenagro.

Actualmente la capacidad de producción de este rubro es del 30%, lo que afecta también a la oferta elevando los precios.

“Lo que marca una excelente oportunidad de renovación de este rubro para conseguir un mejor desempeño y por consiguiente mejores precios al consumidor”, puntualizó.

PUBLICIDAD

En tanto, la variedad cubanela ocurre lo contrario. Cabrera explicó que la producción se ha extendido de manera rápida, lo que provoca una depreciación del producto en la cadena de distribución, la oferta supera por mucho a la demanda aun estando a precios menores.

“Esta producción de cubanela que mezcla cultivos en campo abierto con otros en invernaderos que se destinaban a morrón e incluso tomate, no está exenta de afectación de las plagas, pero el menor costo de semillas y la menor exigencia del cultivo en cuanto a insumos permite el cultivo, no obstante, la depreciación del producto está causando problemas a este cultivo y a los agricultores que lo producen”, sostuvo.

El productor y CEO Wachsmann Export & Import, Ernesto Wachsmann, Pérez dijo a Bloomberg Línea que la producción de ajíes también fue afectadas por las lluvias que se precipitaron en febrero, lo que hizo mermar la producción.

PUBLICIDAD

Explicó que el alza en los cubanela se produjo porque no había tanta producción de este tipo y al subir el precio en los mercados, los productores comenzaron a producir más, lo que hace que haya mucha producción que la demanda.

Wachsmann Export & Import cuenta con siete naves de invernaderos en el municipio Gaspar Hernández, en la provincia Espaillat, produciendo alrededor de 30 a 40 mil libras por corte, los cuales se colocan en los mercados de Estados Unidos y Puerto Rico.

PUBLICIDAD

El presidente del Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA), Emilio Galvan dijo que actualmente no se está trabajando con los productores de ajíes directamente, sino con algunos productores de vegetales que sí producen ajíes.

En conversación con Bloomberg Línea, destacó que, aunque se ha intentado agrupar a los productores en un clúster por el momento no han tenido resultados.

En 2021, el país tenía 50.260 tareas sembradas de ajíes, el Banco Agrícola (Bagrícola) dominicano no registra financiamientos para este rubro directamente. Bloomberg Línea trató de conectar al directo del Bagrícola, pero al cierre de edición no lo había logrado.

PUBLICIDAD