Europa

Estados Unidos permitiría más petróleo iraní incluso sin acuerdo nuclear: Vitol

El mayor vendedor independiente de crudo asegura que el país incluso podría permitirlo sin la reactivación del acuerdo nuclear de 2015

Las conversaciones entre Teherán y las potencias mundiales sobre un nuevo acuerdo nuclear se encuentran estancadas desde marzo.
Por Paul Wallace
05 de junio, 2022 | 01:09 PM

Bloomberg — Estados Unidos podría permitir la importación de más petróleo iraní, hoy sancionado en los mercados mundiales, incluso sin reanudar el acuerdo nuclear de 2015, según Vitol, la mayor empresa independiente de venta de crudo.

Aunque un nuevo acuerdo limitaría las actividades atómicas de Irán y aliviaría las sanciones de Estados Unidos a sus exportaciones energéticas, las conversaciones entre Teherán y las potencias mundiales se encuentran estancadas desde marzo. Los operadores de petróleo son cada vez más pesimistas en cuanto a la posibilidad de que los negociadores lleguen a un acuerdo.

Sin embargo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, podría decidir antes de noviembre, antes de las elecciones intermedias, que la necesidad de reducir los precios récord de las bombas es mayor que el beneficio de aplicar estrictamente las sanciones, incluyendo la incautación de más buques petroleros iraníes.

PUBLICIDAD

“El ‘Tío Sam’ podría permitir que fluya un poco más de ese petróleo”, dijo el domingo Mike Muller, jefe de Asia en Vitol Group, en un podcast producido por Gulf Intelligence, con sede en Dubai.

“Si las elecciones intermedias están dominadas por la necesidad de bajar los precios de la gasolina en Estados Unidos, hacer un poco más de la vista gorda a los barriles sancionados que fluyen es probablemente algo que se podría esperar ver. La intervención de Estados Unidos en estos flujos siempre ha sido bastante escasa”.

Posibilidades de revivir el pacto nuclear con Irán se reducen

En mayo, Estados Unidos confiscó petróleo de un buque con bandera iraní frente a las costas de Grecia, a lo que siguió días después la detención por Teherán de dos petroleros griegos en el Golfo Pérsico. Sin embargo, según Muller, es poco probable que esta medida de Washington sea el inicio de más acciones de confiscar por parte de Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Irán ha ido aumentado sus exportaciones de petróleo este año, las cuales la mayoría van a parar a China. Un nuevo acuerdo nuclear supondría la entrada en los mercados internacionales de entre 500.000 y un millón de barriles diarios más, lo que sería suficiente para influir en los precios, según los analistas energéticos.

La República Islámica también tiene unos 100 millones de barriles de petróleo almacenados que podrían venderse rápidamente.

Los precios del crudo se han disparado más de un 50% este año, hasta casi 120 dólares el barril, sobre todo por las consecuencias de la invasión de Rusia a Ucrania. Aunque muchos republicanos y algunos demócratas se oponen a cualquier levantamiento de las sanciones a Irán, Biden está sometido a mucha presión para que baje los precios de la gasolina, que se han disparado a una media de más de 4,80 dólares por galón en Estados Unidos.

Poco consenso ante precios del petróleo

Hay poco consenso sobre la dirección de los precios del petróleo, según Vitol, que comercializó 7,6 millones de barriles diarios de crudo y productos refinados en 2021. Aunque los suministros son escasos, la liberación de reservas estratégicas por parte de Washington está ayudando a equilibrar el mercado.

Los saudíes hacen un guiño a Estados Unidos con el aumento de la producción de petróleo, pero mantienen a Rusia cerca.

La decisión del jueves de la OPEP+, el grupo de 23 países productores liderado por Arabia Saudita y Rusia, de acelerar el aumento de la producción es poco probable que tenga un gran impacto, dijo Muller. Esto se debe a que muchos miembros tendrán dificultades para bombear más y las exportaciones de Moscú podrían caer debido a las sanciones por la guerra en Ucrania.

PUBLICIDAD

“El abanico de opiniones de los expertos nunca ha sido tan amplio”, dijo Muller, que tiene su sede en Singapur. “Hay gente que piensa que el mercado va a llegar a los 135-140 dólares el barril. Y hay gente que cree que vamos a bajar de nuevo a 100 dólares”.

En demanda de energía hay dos mundos

También está surgiendo una dicotomía entre los países más ricos y los más pobres, dijo. Algunos países asiáticos, como Malasia y Singapur, están experimentando un repunte de la demanda a medida que se reducen los confinamientos por el Covid-19. Otros, como Pakistán y Sri Lanka, que ha incumplido sus obligaciones internacionales y tiene dificultades para pagar las importaciones de combustible, están experimentando una destrucción de la demanda.

“Es una historia de dos mundos. El mundo acomodado va a tener sus vacaciones y a quemar combustible para aviones. Pero el impacto en otros lugares es mucho más profundo. La brecha entre los países prósperos y los que tienen una menor capacidad de pago por los productos básicos se está volviendo extremadamente cruda”, dijo Muller.

PUBLICIDAD