Economía

Inflación en Colombia: estos son los alimentos que se resisten a bajar de precio

Los colombianos han empezado a sentir un alivio en sus bolsillos al comprar alimentos, pero aunque unos bajan otros suben, ¿cuáles y por qué?

Inflación en Colombia: estos son los alimentos que se resisten a bajar de precio
07 de junio, 2022 | 03:00 AM

Bogotá — La inflación colombiana sí cedió en mayo aunque, similar a lo sucedido en abril, aún permanece en cifras no vistas desde hace 21 años. El 9,07% anual reportado en el quinto mes de 2022, no se veía desde agosto-octubre del 2000, mientras que el 9,23% de abril no se veía desde julio del 2000.

La moderación en el ritmo de subida de los precios en el país estuvo levemente por encima del 9,05% anual que esperaba el promedio del mercado para mayo, según una encuesta del Citi. Los alimentos han sido los protagonistas del indicador en los últimos meses, para bien y para mal. Esta vez, para bien, pues ayudaron a que la inflación total cediera un poco.

El director del Dane, Juan Daniel Oviedo, explicó que en mayo de 2022 el grupo de los alimentos aportó 0,29 puntos básicos a la variación total de la inflación, esta cifra es inferior a la reportada en abril pasado (0,51 pbs), lo que confirma la moderación del aumento de precios en dicho rubro.

PUBLICIDAD

Tal como esperaba la mayoría del mercado, aunque los precios de los alimentos continúan siendo los de variaciones mensuales más significativas (1,56%), varios productos de este rubro presentaron decrecimiento en los precios ayudando a moderar el resultado del grupo en el mes. Estos fueron la papa (-18,13%), los plátanos (-3,68%) y las frutas frescas (-1,81%), según el Dane.

Ahora bien, no todos los alimentos están cediendo en los precios. Aunque unos han bajado, otros continúan presentando avances importantes como es el caso de la carne de res y aves, el tomate, el arroz, la leche, la yuca y el pan, que juntos aportaron 29 puntos básicos (pbs) al cambio en el IPC total mensual. Esto es aproximadamente el 35% de la inflación mensual de mayo que fue 0,84%.

Buena parte de este avance responde al costo de los fertilizantes, la finalización del periodo de cosecha en ciertos productos, las afectaciones generadas por las altas precipitaciones, entre otros factores”, detalla un documento del equipo de investigaciones económicas de Bancolombia.

PUBLICIDAD

Precio de los alimentos que se mantienen caros

Según registros del Dane, a través del Sipsa que recoge información de los mayoristas, en mayo de 2022 el kilo de tomate se conseguía en promedio a $3.663 en las ocho principales ciudades del país, mientras que en el mismo mes de 2021 su valor era de $2.588. Mientras tanto el precio del kilo de arroz se compraba a $3.449 y hace un año se adquiría a $2.731 en promedio.

Otro de los alimentos que más aportó a la inflación mensual de mayo fue la yuca. Según los datos del Sipsa, el kilo de esta se conseguía en mayo de 2022 a $2.899 en promedio en los mayoristas de las ocho ciudades principales, mientras que en el mismo mes de 2021 su precio rondaba los $1.107.

Aunque para el pan no se encuentra información detallada como la expuesta previamente, de acuerdo con los datos del Dane la inflación del pan pasó de ser 0,76% mensual en mayo de 2021 a 2,48% en el quinto mes de 2022.

Para el caso de la carne si bien hay cifras en pesos, en mayo de 2022 se reportaron los correspondientes al kilo de sobrebarriga y en el mismo mes de 2021 los del lomo fino, lo cual no hace comparables los datos para los mayoristas de las 8 principales ciudades del país.

No obstante, vale decir que la inflación mensual de la carne de res y sus derivados era más alta hace un año que ahora, esta pasó de 8,15% en mayo de 2021 a 3,77% en mayo de 2022. Si bien ha bajando la inflación en este producto, este mantiene aportando significativamente a la variación del indicador. En mayo de 2021 aportó 17 puntos básicos y ahora aporta 9.

¿Por qué no hay que cantar victoria con la inflación?

En términos generales, aunque la inflación colombiana sí cedió en mayo, aún no habría tocado su pico más alto en el año, prevén algunos analistas.

PUBLICIDAD

Para Laura Parra, analista de Corficolombiana, “la inflación alcanzará su máximo de 10% en el último trimestre del año. A un panorama que ya era complejo en términos de oferta, por costos crecientes y dificultad en el aprovisionamiento de algunos insumos, se están sumando presiones crecientes provenientes de la demanda. Además, las dinámicas de indexación van a continuar en lo que resta del año”.

De otro lado, hacer un estimado razonable del IPC de alimentos para el final de este año es casi que imposible, dada la cantidad de elementos que pueden incidir sobre los costos y el volumen de producción de estos productos en los próximos meses, resaltó en días pasados Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) en un evento virtual de Bancolombia.

Los expertos del banco agregaron que si bien el reporte de la inflación de mayo reafirma un cambio de tendencia en la canasta de alimentos, el rumbo que siga esta división en lo que resta del año es particularmente incierto.

PUBLICIDAD

“En todo caso, para el corto plazo, seguimos previendo que en junio la variación 12 meses del IPC se incrementará. El efecto de una menor base de comparación, sumado a una tendencia en la cual la inflación mensual continuará por encima de sus parámetros históricos, conducirían a tal resultado”, añadieron.

“La materialización de múltiples riesgos, todos con sesgo al alza, tanto desde lo global como a nivel interno, llevarían a que en diciembre la cifra de inflación (9%) triplique el nivel objetivo del Banco de la República”,

Investigaciones económicas de Bancolombia.

Por su parte expertos del equipo económico del Banco de Bogotá indican que en junio persiste incertidumbre sobre el comportamiento de los precios. De un lado, el efecto de base estadística juega en contra (al alza), mientras los alimentos han evidenciado mejoras importantes en sus precios a través del canal mayorista. “El interrogante es qué tan pronto se dará esta transmisión y en qué magnitud”.

Además, el Gobierno está considerando un ajuste en el precio de la gasolina, algo que hasta hace poco estaba descartado. Por lo pronto dicho ajuste se podría dar entre junio y julio, pero no hay certeza sobre la magnitud, añadieron los analistas del Banco de Bogotá.

PUBLICIDAD