Economía

Cómo la guerra en Ucrania podría dejar un impacto duradero en la economía mundial

La OCDE enumeró una serie de factores para explicar por qué prevé que la economía global crezca menos que en su última estimación. Pero la invasión rusa es el mayor de todos

Un hombre en una escuela destruida en Ucrania
Por William Horobin
08 de junio, 2022 | 09:54 AM

Bloomberg — La economía global pagará un “alto precio” por la guerra en Ucrania, en forma de un crecimiento más débil, una mayor inflación y daños a las cadenas de suministro que podrían ser duraderos, dijo la OCDE.

La organización recortó sus perspectivas de crecimiento mundial para este año hasta el 3%, en comparación con el 4,5% que preveía en diciembre, y duplicó su proyección de inflación hasta casi el 9% para sus 38 países miembros, según sus nuevas proyecciones. Espera que el crecimiento se reduzca al 2,8% en 2023.

La OCDE reduce sus previsiones de crecimiento para las mayores economíasdfd

El precio de la guerra podría ser “aún más alto”, advirtió la organización, describiendo una larga lista de riesgos que van desde un corte abrupto de los suministros rusos en Europa hasta vulnerabilidades para los mercados financieros por el alto endeudamiento y los elevados precios de los activos.

PUBLICIDAD

“En los últimos meses se han producido varios cambios significativos en el entorno económico mundial, entre ellos la propagación mundial de la variante ómicron del Covid-19 y la persistencia de las presiones inflacionarias, que se ubican por encima de lo esperado”, señaló la organización en sus perspectivas económicas. “El mayor cambio, sin embargo, es el impacto económico de la guerra en Ucrania”.

La sombría evaluación, que se hace eco de una advertencia similar del Banco Mundial días atrás, indica que la invasión de Rusia tiene consecuencias económicas más profundas y amplias que harán más difícil establecer las políticas fiscales y monetarias adecuadas. Esta es la primera opinión detallada de la OCDE desde el comienzo de la guerra, considerando que no emitió previsiones completas en abril debido a la incertidumbre reinante.

Los primeros efectos de la subida de los precios ya han obligado a los bancos centrales a endurecer sus políticas monetarias; la Fed de EE.UU., por ejemplo, subió las tasas de interés a un ritmo acelerado de medio punto porcential el mes pasado. Mientras tanto, los gobiernos se están replanteando sus planes de gasto para intentar proteger a los hogares.

PUBLICIDAD
La OCDE aumenta su pronóstico de inflación para 2022dfd

Si bien la OCDE afirma que está justificado que todas las autoridades monetarias reduzcan los estímulos, insta a la cautela, especialmente en la zona del euro, donde el aumento de los precios refleja principalmente las presiones de la oferta.

“Los bancos centrales tendrán que lograr un delicado equilibrio entre el mantener la inflación bajo control junto con el repunte económico posterior a la pandemia, especialmente cuando la recuperación aún no es completa”, dijo la organización.

En declaraciones a la prensa en París, el economista jefe Laurence Boone dijo que las perturbaciones de la economía mundial podrían dejar un impacto duradero en la inversión.

“Tuvimos una serie de shocks: primero la pandemia, luego la guerra, y en algunos países el lado de la oferta de la economía no se ha recuperado completamente”, dijo. “Cuanto más dure esto, más tiempo se interrumpirán las cadenas de suministro globales y menos habrá apetito por la inversión”.

La OCDE observó que la inflación está afectando al nivel de vida y reduciendo el gasto de los consumidores a nivel global, y que las empresas son cada vez menos optimistas sobre la producción futura. Este golpe a la confianza está disuadiendo la inversión, lo que a su vez amenaza con perjudicar la oferta “durante los próximos años”, dijo.

Aun así, la organización se muestra cauta sobre si la economía mundial está al borde de la estanflación, a pesar de las similitudes con la crisis del petróleo de los años 70.

PUBLICIDAD

En comparación con aquella época, las principales economías hacen un uso menos intensivo de la energía, los bancos centrales cuentan con marcos más sólidos e independencia, y los consumidores disponen de una reserva de ahorros sobrantes de la pandemia, dice el informe.

“No obstante, existen claros riesgos de que el crecimiento se ralentice más de lo previsto y las presiones inflacionistas se intensifiquen aún más”, dijo la OCDE.

El shock de inflación global está erosionando el poder adquisitivo globaldfd

Estos son otros puntos destacados del informe:

  • Europa es una de las regiones que más riesgo corre en caso de que la guerra en Ucrania se prolongue o se intensifique, ya que sus economías están luchando por desprenderse de la dependencia del combustible ruso
  • Las economías de bajos ingresos también están en riesgo debido al aumento de los precios de los alimentos básicos y la energía
  • Las fuertes subidas de tasas podrían frenar el crecimiento más de lo previsto
  • La política de Cero Covid en China sigue pesando en las perspectivas mundiales
PUBLICIDAD