Bolivia

Continúa el juicio a la ex presidente Jeanine Áñez y su hija denuncia ilegalidad

“El juicio a mi madre ya tiene condena, ella está siendo juzgada con presión política, pero iremos a la CIDH y allá no hay partidos políticos que mandan”, dijo Carolina Ribera Áñez, hija de la ex mandataria.

La hija de la ex presidente Jeanine se volvió activista por los derechos de los presos políticos por el caso de su madre.
08 de junio, 2022 | 04:24 pm
Tiempo de lectura: 6 minutos

La Paz — Jeanine Áñez ha estado recluida en La Paz desde el 13 de marzo de 2021 y desde entonces, su hija Carolina Ribera Áñez tomó el manejo de su cuenta de Twitter y se volvió su voz fuera de la cárcel. Carolina ha presentado el caso de su madre ante muchos organismos internacionales pidiendo que no haya injerencia política en el juicio y que se respeten las normas para juzgar a ex mandatarios. Bloomberg Línea conversó con ella en exclusiva antes de que ingresara a una nueva sesión del juicio oral contra la ex presidente el día de hoy.

Recordemos que la ex mandataria es acusada de “terrorismo, sedición y conspiración” por los hechos sucedidos en noviembre de 2019 cuando Evo Morales renunció a la presidencia entre denuncias de fraude y protestas que tuvieron el país parado durante 21 días. Junto con Morales renunciaron también el vicepresidente Álvaro García Linera, la presidente del Senado, Adriana Salvatierra, y el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

PUBLICIDAD

Como segunda vicepresidenta del Senado, la entonces senadora Jeanine Áñez asumió la Presidencia interina de Bolivia. En ese momento, la sucesión que se dio luego del vacío de poder, fue avalada por el Tribunal Constitucional. Jeanine Áñez tuvo un gobierno que se vio complicado por el inicio de la Pandemia y varias denuncias de corrupción. Sin embargo, no se la juzga por ninguna de esas denuncias sino por haber participado de un golpe de Estado contra Evo Morales.

Si hubo o no un golpe de Estado es algo que aún genera fuertes debates entre los bolivianos. Carolina Ribera denuncia que no hubo el mencionado fraude, que no hay pruebas contra su madre y que la justicia boliviana la ha condenado por presión política antes del juicio.

PUBLICIDAD

¿Cómo han sido estos días del juicio a la ex presidenta para ustedes como familiares y en lo legal?

Bueno, hay un juicio ilegal de principio a fin, le han quitado todos los derechos a mi madre. Ni siquiera puede estar presente en su propio juicio. Lo ha pedido el tribunal, no hay argumento para decir por qué no puede estar presente. Ella lo vio de manera virtual y es muy doloroso ver como se bloquea todo recurso legal que presenta la defensa.

Se instaló el juicio por presión, siendo de que hay recursos pendientes en el Tribunal Constitucional. Quiero denunciar que hay dos jueces que forman parte del tribunal de mi madre que fueron aplazados, o sea, no les da ni el currículo, ni la nota para llegar a ser juez. Sin embargo, fueron posicionados con el único fin de dar instrucciones para condenar a Jeanine Añez, solamente el presidente uno de los tres asignados es juez de carrera. Ellos dos votaron porque se re instale ese día el juicio y son quienes rechazan todos los recursos para la defensa de mi madre. El único voto disidente fue el del presidente del juzgado que realmente es juez de carrera.

Algo abusivo contra sus derechos es que no permiten que nadie que no apellide Añez la visite. Ella tiene derecho a la visita como cualquier ciudadano pero la mantienen aislada. Tampoco permiten una asistencia de salud adecuada, no le permiten ir a una clínica, no permiten que ingresen médicos particulares especialistas. Solamente los médicos de Régimen Penitenciario pueden atenderla.

PUBLICIDAD

¿Cuáles han sido los principales argumentos legales usados en el juicio contra Jeanine Áñez?

El argumento en este juicio según el Ministerio Público es que no hubo vacío de poder. Pero nadie responde dónde estaba el presidente, dónde estaba el vicepresidente y porque no cumplieron con su deber. No estaban porque renunciaron y huyeron del país. Procesan a mi madre por supuestos actos en los días 10, 11 y 12. El día 10 ella ni siquiera estuvo en La Paz. Y para llegar a esos días de los que hablan hay antecedentes, un contexto previo del que no quieren hablar en el juicio y no permiten que se exponga como pruebas de la defensa. No quieren hablar de la huida y renuncia de Evo Morales, no quieren hablar de que dejó el cargo, no quieren hablar de que hizo fraude, no quieren hablar de que huyó el país, que no dio el mandato. Tergiversan todo para culpar a Jeanine Añez.

PUBLICIDAD

Hasta ahora, las principales pruebas que utilizan son videos de conferencias públicas que hizo mi madre. Dicen que quiso atribuirse la presidencia con mala intención. Que llegó a La Paz y la están esperando el helicóptero presidencial, en vehículos de la Presidencia y es mentira. Los vehículos que la esperaban eran del Senado y si un senador hace conferencias públicas por reglamento en la cámara no le pueden procesar por eso porque son inviolables. Todo lo que dicen como senadores públicamente es inviolable.

Áñez es la única política opositora que ha sido encarcelada por los casos golpe 1 y 2. Actores como Luis Fernando Camacho que estaban en el caso 1 quedaron en libertad… ¿qué lectura tiene la defensa de Jeanine Áñez sobre eso?

PUBLICIDAD

Mi madre está afrontando tres procesos por la vía ordinaria, el caso golpe uno, el caso golpe dos y supuestas asignaciones ilegales de la empresa boliviana de alimentos. En el caso golpe uno está Luis Fernando Camacho (actual gobernador de Santa Cruz). Ese es el caso donde los acusan de terrorismo sedición y conspiración pero fue dejado de lado totalmente. En golpe dos están los delitos de incumplimiento de deberes y las resoluciones contrarias a la ley. Es decir que la están juzgando dos veces por el mismo hecho.

Desde el arresto a tu madre has sido su vocera y has ido a distintos espacios internacionales...

PUBLICIDAD

Si, el año pasado fui a Estados Unidos y estuve en reuniones con la Corte Interamericana de Derechos Humanos y con diferentes congresistas. En diciembre estuve también en un congreso mundial de juristas donde me invitaron para hablar de la situación de mi madre. Este es un congreso de abogados de todo el mundo que quieren defender el Estado de Derecho y la paz en los diferentes países. También estuve invitada a la Cumbre de las Américas pero no pude asistir por el juicio. Cuando me ha tocado exponer su caso, la reacción de la comunidad internacional es que no pueden creer de que haya una ex presidente presa por el simple hecho de haber cumplido con su deber de la sucesión de cargos.

¿Qué acciones piensan tomar si el juicio resuelve que la ex mandataria es culpable?

PUBLICIDAD

Estamos agotando todas las instancias internas en Bolivia para luego llevar la denuncia a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Ahí no hay partidos políticos, no hay inherencia política. Estamos seguros de que mi madre va a salir victoriosa porque es inocente. No hay hecho siquiera, nunca hubo un golpe de Estado, cumplió con el deber de asumir por sucesión constitucional la presidencia. A nivel internacional han habido diferentes informes a su favor. Por ejemplo, el informe de la Unión Europea, del gobierno de Estados Unidos, del informe del Comité Contra la Tortura. Muchas organizaciones se manifiestan de manera contundente contra la injusticia que hay en Bolivia y ponen como caso emblemático el de Jeanine Añez que muestra todas irregularidades dentro de la justicia boliviana.

¿Cómo está la ex mandataria? ¿Qué les manifiesta ella desde el encierro?

Mi madre es una mujer muy fuerte, muy valiente y lo está demostrando una vez más ahora en el juicio. Ella dice que va a seguir luchando, va seguir resistiendo. Pero para nosotros es duro porque ella está delicada de salud. No es fácil vivir un linchamiento judicial y la indefensión que siente. Además le preocupa que nos pase algo a nosotros sus hijos. No es fácil estar aislada dentro de la cárcel. Mi madre no puede tener contacto con otras internas, no puede tener comunicación. Solo espera que finalmente se haga justicia.

PUBLICIDAD