EE.UU.

Biden visitará Arabia Saudita y se espera que se reúna con el príncipe heredero

La visita demuestra cómo han cambiado las prioridades diplomáticas de Biden desde que Rusia invadió Ucrania a finales de febrero

Mohammed bin Salman en 2018.
Por Jordan Fabian, Jennifer Jacobs y Josh Wingrove
14 de junio, 2022 | 11:03 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajará a Arabia Saudita en julio y está previsto que se reúna con el gobernante de facto del país, el príncipe heredero Mohammed Bin Salman, según un alto funcionario de la administración. El viaje que pretende reparar los lazos de Estados Unidos con una nación que Biden prometió en su día convertir en “paria” por sus abusos sobre los derechos humanos.

La visita de Biden al reino llegará después de paradas en Israel y Cisjordania, donde se reunirá con el primer ministro israelí, Naftali Bennett, y con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijo el funcionario.

El viaje de Biden tendrá lugar entre el 13 y el 16 de julio y se espera que se reúna con casi una docena de líderes extranjeros, incluyendo una sesión virtual con el primer ministro de India, Narendra Modi, y el líder de los Emiratos Árabes Unidos, el jeque Mohammed Bin Zayed, dijo el funcionario. También participará en una cumbre regional en Jeddah, Arabia Saudita.

PUBLICIDAD

El funcionario dijo que Biden se reunirá con los líderes de Arabia Saudita y que se espera que entre ellos se encuentre el príncipe heredero. No especificó si los dos hombres se reunirán de manera individual. Una reunión con el príncipe heredero sería casi imposible de evitar en una visita al reino.

El funcionario pidió no ser identificado como condición para participar en la sesión informativa.

La voluntad de Biden de viajar al reino muestra hasta qué punto sus esfuerzos por bajar los precios de la gasolina y aislar aún más a Rusia por su invasión de Ucrania han superado su deseo de adoptar una línea más dura contra Riad. El funcionario dijo que la visita es la culminación de meses de diplomacia estadounidense con Arabia Saudita y las naciones de Oriente Medio, y que la relación saudí con EE.UU. requería una recalibración, pero no estaba rota.

PUBLICIDAD

El gobierno de Biden emitió el año pasado un informe desclasificado en el que se concluía que el príncipe heredero saudí era responsable del asesinato de Jamal Khashoggi, residente en EE.UU. y columnista del Washington Post, en el consulado del reino en Estambul en 2018.

Biden también ha criticado anteriormente la campaña aérea de la coalición liderada por Riad contra los militantes hutíes en la guerra civil de Yemen, en la que han muerto decenas de miles de civiles, según la ONU.

Biden dijo el 3 de junio que no tenía “planes directos” para visitar el reino, pero que si lo hacía, probablemente se reuniría con sus líderes, sin nombrar específicamente a MBS, como se conoce al príncipe heredero.

La visita demuestra cómo han cambiado las prioridades diplomáticas de Biden desde que Rusia invadió Ucrania a finales de febrero.

El presidente de EE.UU. se ha esforzado por reforzar el suministro mundial de energía para sustituir la producción rusa y frenar la subida de los precios de la gasolina, algo que ha dañado su posición política. Los precios de la gasolina están impactando las perspectivas de su partido en las elecciones de mitad de período que tendrán lugar en noviemre con un precio medio de más de US$5 el galón a nivel nacional, según el club automovilístico AAA.

La OPEP+, liderada por Arabia Saudita, acordó a principios de este mes un modesto aumento de la producción de petróleo en julio y agosto, un gesto que fue bien recibido por el gobierno de Biden. Se produjo tras las múltiples visitas a Arabia Saudita de Brett McGurk, el principal asesor de la Casa Blanca para Oriente Medio, y de Amos Hochstein, el principal asesor del Departamento de Estado para la seguridad energética.

PUBLICIDAD

Biden también elogió el papel de Arabia Saudita en la mediación de una extensión de la tregua en Yemen.

“Arabia Saudita demostró un liderazgo valiente al tomar iniciativas desde el principio para respaldar e implementar los términos de la tregua liderada por la ONU”, dijo el presidente en un comunicado este mes.

El alto funcionario de la administración dijo que el príncipe heredero desempeñó un papel fundamental en la consecución de la tregua, que, según dijo, ha dado lugar a uno de los períodos más pacíficos desde que comenzó la guerra hace siete años. El funcionario dijo que la tregua es un ejemplo de por qué es importante la negociación continua de EE.UU. con Arabia Saudita.

PUBLICIDAD

El presidente indicó a principios de este mes que plantearía cuestiones relacionadas con los derechos humanos si decidía visitar Arabia Saudita, diciendo: “No voy a cambiar mi opinión sobre los derechos humanos”.

La visita se aleja de las promesas de Biden como candidato presidencial y durante sus primeros días en el cargo de responsabilizar al reino por la muerte de Khashoggi. El príncipe heredero ha negado haber ordenado el asesinato, pero asumió la responsabilidad como gobernante de facto de su país.

PUBLICIDAD

Hablando de Arabia Saudita en 2019, Biden dijo que “les haría pagar el precio, y los convertiría, de hecho, en el paria que son.”

Biden trató de “recalibrar” la relación entre Estados Unidos y Arabia Saudita al principio de su presidencia. La Casa Blanca dijo que el presidente trataría con el rey Salman, de 86 años, en lugar del príncipe heredero, que a menudo hablaba directamente con el ex presidente Donald Trump.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD