Mercados

Crédito Real corta lazos con prestadores de servicios

El final de la relación ocurre a 12 días de la suspensión de sus títulos bursátiles que cotizan en la Bolsa Mexicana

Los operadores trabajan en el parqué de la Bolsa de Nueva York.
13 de junio, 2022 | 09:02 PM

Ciudad de México — El camino hacia la reestructura para Crédito Real (CREAL*) comienza a perder aliados. La mayor prestamista no bancaria en México anunció que concluyó de forma anticipada la relación con la Casa de Bolsa Santander y Grupo Financiero Santander.

“Santander México dejará de operar las acciones de Crédito Real, bajo la figura de formador de mercado, a partir del 15 de junio de 2022″, mencionó en un comunicado de la emisora publicado en la Bolsa Mexicana de Valores.

El final de la relación ocurre a 12 días de la suspensión de sus títulos bursátiles que cotizan en la Bolsa Mexicana tras concluir con la fecha extemporánea límite para la entrega de los estados financieros auditados al 2021, al cuarto trimestre del año pasado y al primer trimestre del 2022.

PUBLICIDAD

No es la única relación concluida para Crédito Real. La semana pasada, la compañía informó que terminó, por así convenir a sus intereses, con DLA Piper LLP (EEUU) quien fungía como asesor legal y con FTI Consulting, quien fungía como asesor de reestructuración.

“De haber concluido esta relación, implica que no va a buscar el Chapter 11 y que muy probablemente va a querer hacer las cosas en un Concurso Mercantil en México”, dijo a Bloomberg Línea el director de Análisis Económico en Black Wallstreet Capital, Amín Vera.

Wall Street Journal reportó el 13 de junio que Crédito Real solicitaría un Concurso Mercantil en México, echando por debajo los reportes que apuntaban a una reestructura bajo el Capítulo 11 del Código de Bancarrota de EE.UU.

PUBLICIDAD

La opción de llevar la reestructura bajo el Capítulo 11 se diluyó el 9 de junio, cuando canceló los contratos con DLA Piper y FTI Consulting, “por así convenir a sus intereses”.

“Si quieren realmente sacar adelante a la empresa, les ofrece más opciones de refinanciar correctamente y renegociar con sus acreedores el Chapter 11 comparado con el Concurso Mercantil”, mencionó el estratega.

El Capítulo 11 del Código de Bancarrota de EE.UU. permite a las empresas negociar un plan con los acreedores, fuera de la corte, una vez que ha alcanzado un acuerdo con la mayoría de ellos. El proceso reduce gastos administrativos y permite minimizar los efectos adversos sobre los negocios.

A diferencia del Capítulo 11, el Concurso Mercantil permite llegar a acuerdos con respecto a adeudos fiscales y laborales.

Alpha Credit, otra empresa del ramo con problemas financieros, ha optado por llevar a cabo acuerdos bajo los dos esquemas, Capítulo 11 y Concurso Mercantil. Recientemente, en marzo, México estableció dos juzgados especializados en Concursos Mercantiles, con sede en la Ciudad de México.

La escalada descendente de Crédito Real comenzó a generarse por un problema en la cartera vencida. La empresa otorgaba préstamos de nómina principalmente a maestros del sector gobierno.

PUBLICIDAD

“El salario del trabajador salía de la Tesorería y ellos dejaron de pagar a nivel estatal y federal. Además, empleados sindicalizados exigieron se les pagara completo para ellos realizar el depósito directo”, refirió Vera.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD