Mercados

Dólar en Colombia a $7.000: expertos explican qué tan probable es ese escenario

Consideran que el modelo que pronóstica un dólar a $7.000 tiene parámetros estáticos y plantea unos escenarios muy pesimistas sin tener en cuenta la transición energética

En abril pasado, la producción fiscalizada de petróleo se ubicó en los 751.322 barriles diarios en promedio, 0,78% más que en el mismo mes de 2021.
16 de junio, 2022 | 12:19 PM

Bogotá — Un informe de Corficolombiana, propiedad del Grupo Aval, generó opiniones divididas en Colombia previo a las elecciones al plantear que suspender la exploración petrolera podría llevar a que en el 2027 la tasa de cambio se deprecie a un rango de entre $5.080 y $7.000 con base a distintos escenarios.

De acuerdo a las proyecciones realizadas por Corficolombiana, la depreciación del peso colombiano (COP) alcanzaría entre el 39,9% y 43,7% en 2027, en tanto que el desbalance comercial de bienes aumentaría entre un 15,4% y 38,6%.

Los escenarios que planteó Corficolombiana los hizo partiendo de las proyecciones de la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP), que a su vez se basó en la Asociación Nacional de Hidrocarburos (ANH).

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

“Desde el inicio del informe lo explicamos como un ejercicio de equilibrio parcial, es decir, aquí no estamos incorporando el impacto fiscal, en el crecimiento y en las tasas de interés que pueda generar esta medida de suspender la nueva exploración petrolera, pero sí tiene en cuenta que, cuando usted pierde los ingresos en dólares por exportar petróleo y eventualmente empieza a importar, el encarecimiento del dólar en la economía local tiene un efecto negativo sobre los importadores y los consumidores”.

Así lo afirmó en entrevista con Bloomberg Línea Julio Romero, economista jefe en Corficolombiana, quien explica que los cálculos tuvieron varios modelos incorporados, uno de los cuales apunta a que con la eventual caída de la producción petrolera las exportaciones de crudo disminuyen. Esto provocaría, explica, que la balanza comercial sea deficitaria y haya menos oferta de valor, generando una devaluación en la tasa de cambio.

PUBLICIDAD

“Lo que estamos diciendo es que, si la medida de suspender la nueva exploración petrolera se implementa, la tasa de cambio podría estar entre $5.080 y $7.000 (…) esto está enfocado en una política, no en un candidato”, indicó.

Para el economista principal de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte, al dejar de exportar hidrocarburos lo que podría suceder es que el crecimiento de la economía colombiana baje, haciendo que se necesiten menos dólares.

“Por ello, más que una depreciación, se presentaría un menor crecimiento estructural de la economía colombiana y eso es relevante, porque puede generar una depreciación en grado menor”, afirmó.

Según el especialista, un factor a tener en cuenta es que “si el nuevo Gobierno decide no seguir explotando hidrocarburos, encuentre la manera de sustituir los ingresos del petróleo de otra forma para que la economía colombiana siga su dinámica”.

Consultado al respecto por Bloomberg Línea, el reconocido académico y excodirector del Banco de la República, Salomón Kalmanovitz, manifestó que “Corficolombiana no tiene bases para hacer tremenda especulación”.

Kalmanovitz manifestó que falta ver primero si gana las elecciones a la Presidencia el candidato de izquierda Gustavo Petro, quien ha propuesto el cese de la contratación de exploración de petróleo en el país, respetando los contratos actuales. Asimismo, señaló que tendrá que analizarse primero el período que se estipule para hacer la transición energética en el país.

PUBLICIDAD
Una bomba de extracción opera en el campo petrolífero de Inglewood en Los Ángeles, California, Estados Unidos, el jueves 19 de octubre de 2012dfd

Por su parte, el profesor asociado de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional (UNAL), Diego Guevara, comentó en entrevista con Bloomberg Línea que el pronóstico de Corficolombiana es “bastante pesimista porque parte del supuesto de que la exploración vigente no va a encontrar nada, lo que ya es un error craso”.

“Básicamente la exploración vigente se va a mantener, lo que no se piensa dar es nueva exploración, que es la propuesta de Gustavo Petro. Pero la exploración vigente sigue, entonces de todas formas hay unos quince años de hueco. Adicionalmente, pues de nuevo, si usted encuentra petróleo puede seguir exportando, en el caso de ellos como que usted explora y no encuentra nada”, afirmó.

Para Diego Guevara se parte de “unos parámetros estáticos y eso es un problema de que el mundo no se mueve. Hoy el dólar no solo depende del precio del petróleo, sino de las condiciones de la Reserva Federal, de lo que pasa en los países del norte. Hoy en día el dólar llegó a los $4.000 básicamente por los cambios en las percepciones de los inversionistas internacionales hacia todas las economías emergentes, nadie pensaba hace cinco año que ibamos a tener un dólar de US$5.000, entonces realmente creo que es un modelo lleno de parámetros estáticos, de unos escenarios muy pesimistas”.

PUBLICIDAD

“No es fácil salir a pronosticar esto y sobre todo cuando en medio de una campaña política se quiere meter ruido”, aseguró.

Una fuente con conocimiento del asunto, y que prefirió no ser citada, opinó que el escenario detrás del ejercicio de Corficolombiana supone que nada cambia, excepto que se reduce paulatinamente la exploración y no surgen nuevas fuentes de exportaciones, por ejemplo, agroindustriales, por lo que supuestamente condena al fracaso la estrategia de diversificación productiva.

PUBLICIDAD

Agregó que en un sentido estricto el ejercicio dice que Colombia no podrá hacer nunca la transición energética porque se agotaría la única fuente importante de divisas del país y por eso planteó que la discusión debe ser otra: ¿cómo se va a hacer esa transición, en cuánto tiempo y cómo se va a pagar?

Pero según Romero, de Corficolombiana, lo que indica el informe es que “las señales de la política importan en el sector petrolero” y que una medida como esta “va a generar este impacto sobre la fuente de divisas más importante que tiene Colombia que es la exportación y la inversión en el sector petrolero”.

Julio Romero indicó que el informe sí asume que hay una recomposición del sector exportador, del aparato productivo, “el problema es que tiene un efecto lento y poco significativo. Tendría que usted tener una política que logre atraer inversión a esos sectores”.

PUBLICIDAD

A una consulta de Bloomberg Línea, desde Credicorp manifestaron que “el informe de Corficolombiana, tiene argumentos muy difíciles de contradecir. El rango que estiman es amplio, pero los argumentos son contundentes. Lo que es clave del informe es el plazo en el que esto tendría el efecto que terminaría por dejar la moneda Colombiana con semejante depreciación”.

“Recordemos que la entrada de dólares es lo que mantiene el peso fuerte. Sin exploración petrolera, la entrada de dólares sería disminuida significativamente, por cuenta no solo de las ventas de petróleo en el exterior sino por las inversiones que la actividad por sí misma implica. (...) si a eso le sumamos que al no producir localmente tendremos que importar crudo para los años 2028-2033, quedaría el reto de conseguir los dólares para pagar lo que consumimos en importaciones, no solo en petróleo, sino en el resto de productos para la industria y consumo”, ahondó.

A propósito, un reciente informe de Fitch Rating indica que “Petro se ha comprometido a romper con algunos elementos clave de la política económica colombiana, en particular poniendo fin a la dependencia del petróleo mediante el cese de la exploración y centrándose en las energías renovables en un esfuerzo por diversificar la economía. Pero parece haber moderado algunos compromisos políticos durante la campaña de la segunda vuelta, por ejemplo, diciendo que la transición energética podría avanzar más lentamente”.

PUBLICIDAD

El presidente colombiano, Iván Duque, dijo en una entrevista con Bloomberg TV en abril que Colombia puede llegar a producir 2 millones de barriles de petróleo al día, en medio de los pedidos de EE.UU. para que ese país suministre más crudo ante las dificultades generadas por la guerra en Ucrania.

En abril pasado, la producción fiscalizada de petróleo se ubicó en los 751.322 barriles diarios en promedio, 0,78% más que en el mismo mes de 2021.

PUBLICIDAD