PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Por la inflación, inversores de Wall Street viven su “momento más incierto”

Incluso veteranos del mercado se han sorprendido por las cantidades de dinero sin precedentes hacia instrumentos y servicios similares al efectivo

Acciones
Por Alexandra Harris
21 de junio, 2022 | 05:05 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los habituales protagonistas de Wall Street nunca han vivido un mercado como éste.

La semana pasada, la volatilidad se apoderó de todos los activos, ya que el deterioro de las perspectivas de inflación y crecimiento afectó a las acciones y los bonos estadounidenses. La inflación, que está subiendo al ritmo más rápido en cuatro décadas y está resultando extraordinariamente persistente, ha obligado a los bancos centrales a reajustar su política monetaria sobre la marcha. E incluso los veteranos del mercado se han visto sorprendidos por la afluencia de cantidades de dinero sin precedentes a instrumentos y servicios similares al efectivo.

PUBLICIDAD

Reunidos en el Crane’s Money Fund Symposium en Minneapolis, los inversores se dedicaron a comparar notas a raíz de una semana histórica en la que la Fed subió su tasa en la mayor proporción desde 1994, lo que produjo una enorme sacudida en el mercado de bonos que el índice S&P 500 entrara finalmente en un mercado bajista.

“Puede que este sea el momento más incierto de todas nuestras carreras en lo que respecta al ritmo de las cosas y a lo que ocurre con la inflación”, dijo Peter Yi, vicepresidente ejecutivo de renta fija de corta duración en Northern Trust Asset Management. “Hay mucha volatilidad ahí fuera, una gran cantidad de cambios rápidos y la semana pasada fue un gran ejemplo de ello”.

PUBLICIDAD
Incertidumbre en la bolsadfd

La incertidumbre en cuanto a la formulación de política de tasas y el enorme impacto que está teniendo en los activos a largo plazo implica que cada vez más personas están buscando aparcar una mayor parte de sus carteras en efectivo.

Esto, junto con una situación de ingresos públicos más favorable de lo previsto, ha creado un exceso de financiación en los mercados, alterando los equilibrios entre la oferta y la demanda de las letras del Tesoro y aumentando la cantidad que hay que colocar en lugares como el mecanismo de acuerdos de recompra inversa de la Reserva Federal. El RRP (por sus siglas en inglés) ha alcanzado un máximo sin precedentes de más de US$2 billones y es improbable que disminuya de manera significativa a corto plazo, dijo Blake Gwinn, de RBC Capital Markets, en la conferencia del lunes.

El director de inversiones de los mercados monetarios de Dreyfus Cash Investment Strategies, que forma parte de BNY Mellon Investment Management, John Tobin señaló que “lo que acabamos de presenciar fue una tormenta perfecta de gestión del efectivo para lo que vimos hacer a la Fed”.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD