PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Ecuador

Ecuador: una posibilidad de diálogo se abre entre el Gobierno y la Conaie

El presidente autorizó el uso de la Casa de la Cultura a los manifestantes para que desarrollen su asamblea; sin embargo, les exige parar las acciones violentas

Las manifestaciones en Ecuador se intensificaron esta semana. El martes fue el día más violento.
23 de junio, 2022 | 01:58 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

QUITO — Finamente, y tras 11 días de protestas, se abre una posibilidad de acercamiento entre el Gobierno y el movimiento indígena representado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) luego de que el presidente autorizara a los manifestantes reunirse en la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE) y el parque del Arbolito en Quito, reductos tradicionales de su lucha.

El presidente de la Conaie, Leonidas Iza, anunció que iniciarían una marcha hacia la CCE y pidió a los policías y militares que les permitan avanzar para evitar enfrentamientos:

PUBLICIDAD

“En este momento vamos a dirigirnos a la Casa de la Cultura, vamos a pedir a la Policía Nacional, a los militares, ustedes son nuestros hermanos, por lo tanto, no nos enfrenten, permitan que este pueblo pueda estar bajo un techo en el Ágora de la Casa de la Cultura, si es que eso no se garantiza, simplemente no se va a poder avanzar a nada más”.

Leonidas Iza, presidente de la Conaie

Tras el pedido, la contestación presidencial, a diferencia de otros momentos, fue rápida. El ministro de Gobierno Francisco Jiménez, respondió a la Conaie a través de redes sociales y en un corto video: “Para que no haya violencia, ni tampoco excusas, el día de hoy vamos a permitir que las organizaciones sociales lideradas por la Conaie se convoquen y reúnan en el ágora de la Casa de la Cultura, de manera que puedan llevar a cabo su asamblea con orden y bajo su responsabilidad”.

Sin embargo, Jiménez expresó que este mensaje del gobierno nacional, “en aras del diálogo y de la paz, tiene como único propósito que cesen los cierres de vías, las manifestaciones violentas y los ataques en distintos lugares de nuestro país”.

PUBLICIDAD

Es decir, “exige como respuesta la libre movilidad de personas y de bienes, especialmente alimentos y medicinas, y que la protesta social se realice dentro del marco de la ley”.

De paso, añadió que el gobierno ha escuchado las demandas de los manifestantes “y está dando todos los pasos para que sus voces y sus manifestaciones se concreten en soluciones efectivas y definitivas”. Pero reiteró la invitación “a iniciar de manera inmediata el diálogo que nos lleve a dar respuesta, sin dilaciones, a las aspiraciones de paz y prosperidad que todos los ecuatorianos esperamos”.

La protesta inició el pasado 13 de junio y ha ido escalando en niveles de violencia, especialmente en Quito, que se ha vuelto el epicentro del conflicto.

PUBLICIDAD