PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Powell reitera compromiso “incondicional” de frenar la inflación

El presidente de la Fed declaró en su segundo día ante el Congreso que se requiere restaurar la estabilidad de los precios y hacer que la inflación vuelva a bajar al 2% en EE.UU.

Jerome Powell.
Por Jonnelle Marte y Steve Matthews
23 de junio, 2022 | 06:36 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Jerome Powell, calificó de “incondicional” su compromiso de frenar la inflación y otra funcionaria de la entidad respaldó aumentar las tasas de interés en 75 puntos básicos nuevamente el próximo mes, incluso cuando los demócratas le advirtieron sobre el riesgo de provocar una recesión.

“Tenemos un mercado laboral que está insosteniblemente caliente y estamos muy lejos de nuestro objetivo de inflación”, dijo Powell al Comité de Servicios Financieros de la Cámara el jueves durante su segundo día de testimonio semestral en el Congreso. “Realmente necesitamos restaurar la estabilidad de los precios, hacer que la inflación vuelva a bajar al 2%, porque sin eso no podremos tener un período sostenido de máximo empleo”.

PUBLICIDAD

Los encargados de formular la política monetaria aumentaron las tasas de interés en 75 puntos básicos la semana pasada y Powell señaló que otro incremento de esa magnitud, o un aumento de 50 puntos básicos, estaba sobre la mesa cuando se reúnan nuevamente a finales de julio. La gobernadora de la Fed Michelle Bowman también dijo en declaraciones ante banqueros en Massachusetts que ella respalda elevar las tasas en 75 puntos básicos el próximo mes y continuar con aumentos de al menos 50 puntos básicos después de eso hasta que las presiones sobre los precios se enfríen.

La nueva trama de puntos de la Feddfd

Sus comentarios siguieron a un discurso del gobernador Christopher Waller el sábado en el que dijo que apoyaría otro movimiento de 75 puntos básicos en julio. Otros funcionarios, como el presidente de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, y el de Chicago, Charles Evans, que anteriormente se han situado en el ala partidaria de tasas bajas del banco central estadounidense, también han sugerido que un movimiento de ese tamaño era razonable para debatir el próximo mes.

PUBLICIDAD

Powell y sus colegas han dado un fuerte giro hacia una postura más restrictiva para luchar contra la inflación más alta en 40 años en medio de críticas de que actuaron demasiado tarde para restringir la política monetaria mientras la economía se recuperaba del Covid-19. Ellos han aumentado las tasas en 1,5 puntos porcentuales este año y pronostican alrededor de 1,75 puntos adicionales de ajuste acumulativo en 2022.

El cambio ha sacudido a los mercados financieros ya que los inversores temen que la Fed pueda desencadenar una recesión. Powell dijo a los legisladores el miércoles que tal resultado era “ciertamente una posibilidad”, aunque no es algo que la Fed esté buscando o crea que sea necesario para reducir la inflación al objetivo del banco central del 2%.

Powell repitió que la Fed todavía esperaba lograr un aterrizaje suave, aunque reconoció que iba a ser difícil.

“Eso se ha vuelto significativamente más desafiante dado los eventos de los últimos meses, particularmente la guerra, que está elevando los precios de la gasolina”, dijo al panel de la Cámara. “No creemos que una recesión sea inevitable”.

PUBLICIDAD

El aumento de los precios ha molestado a los estadounidenses y está perjudicando la posición de los demócratas entre los votantes antes de las elecciones legislativas de noviembre.

Los precios al consumidor estadounidense subieron un 8,6% el mes pasado con respecto al año anterior, según el Departamento del Trabajo. Los datos del IPC de junio se publicarán el 13 de julio, dos semanas antes de que la Fed comience su próxima reunión. El banco central se enfoca en un indicador separado del Departamento de Comercio, que se publica con desfase y que registraba una inflación tres veces más rápida que el objetivo del 2% de la Fed, según su última lectura.

PUBLICIDAD

Powell recibió apoyo a la postura restrictiva de la Fed principalmente por parte de los republicanos, mientras que los demócratas argumentaron que aumentar las tasas no haría ninguna diferencia en los altos precios de la gasolina o los alimentos, pero podría dejar sin trabajo a millones de estadounidenses.

El jefe de la Fed dijo que era posible reducir la inflación sin dañar el mercado laboral y que el objetivo era aliviar la demanda, no causar desempleo.

PUBLICIDAD

“Nuestras herramientas son contundentes, pero son las adecuadas para hacer frente a la amplia demanda agregada”, afirmó.

Con la asistencia de Craig Torres, Matthew Boesler y Diego Areas Munhoz.

PUBLICIDAD