PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Europa

Rusia paga cupón de deuda en rublos mientras se acerca a un posible default

Según la nueva normativa rusa, el país considera cumplidas sus obligaciones de deuda en bonos extranjeros una vez que ha transferido rublos a su agente de pagos local

Imagen de la Plaza Roja de Moscú
Por Bloomberg News
23 de junio, 2022 | 07:11 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Rusia pagó su más reciente serie de cupones de bonos en rublos, citando las nuevas normas que le permiten pagar eurobonos en su moneda local, al tiempo que se encuentra a pocos días de caer en su primer default en un siglo.

El Ministerio de Finanzas transfirió el equivalente a US$235 millones en intereses de bonos con vencimiento en 2027 y 2047 al Depósito Nacional de Liquidación de Rusia (NSD, por sus siglas en inglés), según un comunicado enviado por correo electrónico.

PUBLICIDAD

Según la normativa aprobada por Vladimir Putin el miércoles, Rusia considera cumplidas sus obligaciones de deuda en bonos extranjeros una vez que ha transferido rublos a su agente de pagos local, en este caso el NSD. Sin embargo, ninguno de los bonos tiene condiciones que permitan su liquidación en esa moneda.

Los fondos se mantendrán en cuentas especiales “I” en el depositario hasta que los inversores demuestren su titularidad sobre los bonos, tras lo cual podrán solicitar permiso para convertir y repatriar los fondos, según el comunicado del ministerio. Los inversores que opten por utilizar la nueva vía deberán presentar su consentimiento por escrito y renunciar a cualquier objeción futura al proceso, según el ministerio.

PUBLICIDAD
El período de gracia del pago de un bono no pagado está a punto de expirardfd

No está claro si la maniobra, cuyo objetivo es reducir el riesgo de sanciones evitando los sistemas de liquidación en el extranjero, será utilizada por inversores extranjeros.

Y aunque el 24 de junio vence un nuevo pago de US$159 millones de un pagaré con vencimiento en 2028, lo más urgente es un período de gracia que vence el domingo por la noche para pagos anteriores no realizados desde finales de mayo.

Esos fondos (unos US$100 millones en cupones de bonos) están atascados debido a las sanciones internacionales, y el periodo de gracia para encontrar una solución expira al final del 26 de junio. En ese momento Rusia entrará efectivamente en default a menos que consiga de alguna manera pagar a suficientes tenedores de deuda.

No es que el gobierno carezca de voluntad o de dinero para pagar. Miles de millones de dólares de ingresos energéticos llegan a las arcas del Kremlin cada semana. No ha podido cumplir los plazos porque las crecientes sanciones están cortando las vías para transferir el dinero.

PUBLICIDAD

El objetivo del gobierno de Joe Biden es castigar la invasión de Ucrania sellando su estatus de paria en el mercado para las próximas décadas con el primer impago del país desde la revolución bolchevique, que tuvo lugar hace más de un siglo.

Rusia argumenta que se le está obligando a entrar en default y que ha intentado encontrar soluciones. Dijo que sus obligaciones se considerarán cumplidas una vez que el pago se realice en rublos, según el decreto firmado por Putin. Anteriormente, el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, había dicho que el gobierno transferiría rublos que luego podrían convertirse en divisas.

“Hemos hecho todo lo posible para llevar el caballo al agua, pero no depende de nosotros que quiera beber o no”, dijo Siluanov la semana pasada.

PUBLICIDAD