Costa Rica

Turismo social se abre puertas entre empresarios ticos

ICT premió a 36 organizaciones comprometidas con las normas de Turismo Social con Integridad

Foto: Cortesía
24 de junio, 2022 | 12:57 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

San José — Al menos 36 organizaciones nacionales se comprometieron a desarrollar planes y programas de turismo sostenible en Costa Rica, con el fin de que todas las personas, sin importar su condición socioeconómica o física, nacionalidad o edad, puedan gozar de los destinos turísticos sostenible.

William Rodríguez, ministro de Turismo, destacó que el programa pretende que grupos de personas adultas mayores, con capacidades diferentes, niños y niñas con limitaciones económicas y otras, puedan disfrutar de los distintos atractivos turísticos de Costa Rica.

Las empresas comprometidas con el turismo social con Integridad, que impulsó el Instituto Nacional de Turismo (ICT), recibieron un reconocimiento por parte de la institución y serán los primeros en recibir la acreditación del programa

PUBLICIDAD

“Mi compromiso es dar seguimiento, relevancia y apoyo a estas acciones e incluir a algunas otras instituciones que tienen un rol importante en este campo. Este evento está en concordancia con mis objetivos de volver a darle al turismo la condición social que hemos perdido a lo largo del tiempo por darle relevancia a los aspectos meramente económicos, cuando lo social es también relevante”, dijo el ministro en la inauguración del taller.

El ICT invita a más empresas y organizaciones del país a inscribirse en este programa pues según la Organización Internacional de Trabajo Social, el turismo social son los efectos y fenómenos resultantes de la participación en el turismo, más específicamente la participación de grupos en condición de vulnerabilidad.

En Costa Rica de acuerdo con el Decreto Ejecutivo No. 39528-MP-TUR del 10 de diciembre del 2015, publicado en el Alcance No. 44 a La Gaceta No. 54 del 17 de marzo del 2016, Articulo 2 del reglamento del Turismo Social en Costa Rica, se concibe como un derecho universal, mediante el cual se garantiza el acceso al descanso, recreación, ocio, tiempo libre, por parte de segmentos de población en vulnerabilidad social y económica, en condiciones adecuadas de economía, accesibilidad, seguridad, comodidad y calidad.

PUBLICIDAD