Asia

Vuelca en el mar el restaurante flotante Jumbo de Hong Kong

Durante más de cuatro décadas, el restaurante chino ha sido una vista reconocida en el puerto de Aberdeen, en el lado sur de la isla de Hong Kong

El restaurante flotante Jumbo es remolcado fuera del puerto de Aberdeen el 14 de junio. Fotógrafo: Peter Parks/AFP/Getty Images
Por Hayley Wong y K. Oanh Ha
25 de junio, 2022 | 10:39 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El Jumbo Floating Restaurant (Restaurante Flotante Jumbo), un descolorido ícono de Hong Kong, volcó en el Mar de China Meridional tras ser remolcado fuera de la ciudad hacia un destino desconocido.

El incidente de la embarcación, que tiene forma de palacio imperial, se produjo el domingo luego de que le entrara agua en cerca de las islas Paracel, según informó su propietario, Aberdeen Restaurant Enterprises Ltd., en un comunicado. El rescate sería “extremadamente difícil” dada la profundidad del agua (1.000 metros) dijo, añadiendo que ningún miembro de la tripulación resultó herido.

Durante más de cuatro décadas, el restaurante había sido una vista reconocida en el Aberdeen Harbor, en el lado sur de la isla de Hong Kong. Abierto por el magnate de los casinos de Macao Stanley Ho en 1976, atrajo a visitantes tales como la Reina Isabel II y Tom Cruise, según el sitio web del restaurante. También apareció en películas como Contagion (Contagio). Pero su atractivo disminuyó en los últimos años, y la pandemia le obligó a suspender sus operaciones.

PUBLICIDAD

Su propietario, una unidad de Melco Resorts & Entertainment Ltd. (MLCO), ya había intentado donar el restaurante a un parque de atracciones, pero el plan fracasó, según dijo la empresa en un comunicado anterior.

El restaurante había acumulado pérdidas por 100 millones de dólares hongkoneses (US$12,7 millones) desde 2013, dijo su propietario el mes pasado. Los millones de dólares de Hong Kong que gastaba para reparar y mantener el restaurante anualmente se habían convertido en “una pesada carga para la empresa y sus accionistas”, dice el comunicado.

La empresa tenía previsto trasladar el restaurante fuera de la ciudad para su mantenimiento y almacenamiento mientras buscaba nuevos propietarios y una ubicación más barata.

PUBLICIDAD

Aberdeen Restaurant está “muy triste por este accidente”, según el comunicado. “La empresa está obteniendo ahora más detalles del accidente de la compañía de remolque”.

El trágico destino de una atracción tan conocida, incluso una que estaba perdiendo dinero, ilustra el estado de ánimo de la ciudad. Tanto los expatriados como los lugareños se están marchando en masa, a medida que las interminables restricciones a los viajes y el mayor control de Pekín socavan el futuro de Hong Kong como centro financiero internacional. La falta de visitantes ha afectado a las empresas que dependen del gasto turístico, y otro icono, el Star Ferry, también ha advertido de problemas financieros.

Con la asistencia de Bei Hu y Young-Sam Cho.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD