Actualidad

Cinco claves que debes saber para comenzar este lunes

Rusia entra en default, los bancos centrales continúan con su endurecimiento y los operadores que anticipan un mercado bajista prolongado

Imagen del Kremlin
Por Nour Al Ali
27 de junio, 2022 | 07:35 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Un impago en gran medida simbólico

Bloomberg — Rusia incumplió el pago de su deuda soberana en moneda extranjera después de que el domingo venciera el período de gracia de dos cupones de eurobonos. La situación es inusual por muchas razones, entre otras porque Rusia tiene los fondos para pagar y no existe una declaración formal de default de las agencias calificadoras, dado que las sanciones las llevaron a retirar sus calificaciones de Rusia. El ministro de Finanzas ruso calificó la situación de “farsa”. Por otra parte, el ambiente en la cumbre de líderes del G7 en Alemania se muestra sombrío, considerando que los debates estuvieron dominados por la guerra en Ucrania, la inflación y los temores sobre las perspectivas de crecimiento mundial. Se está estudiando la posibilidad de limitar el precio del petróleo ruso y prohibir las importaciones de oro del país, medidas consideradas en gran medida simbólicas ya que los bancos se niegan a comerciar con el metal precioso procedente de Rusia.

Continúa el endurecimiento monetario

La atención de los bancos centrales sigue centrada en la inflación al tiempo que endurecen sus respectivas políticas monetarias. Los aumentos de tasas están afectando la economía, comprimiendo los mercados inmobiliarios y reduciendo el flujo de crédito, mientras la contracción de los balances cobra impulso. En contra de la opinión generalizada, el presidente del Banco Mundial, David Malpass, cree que la reducción del balance de la Reserva Federal puede ayudar a evitar una recesión, mientras que el gobernador del banco central estadounidense, Jerome Powell, dijo la semana pasada que un aterrizaje suave será “muy desafiante”. En paralelo, los responsables de la política del Banco Central Europeo se reúnen esta semana en Sintra, Portugal, para celebrar su versión de Jackson Hole. La agenda incluirá el control de la inflación, la escasez de energía y cómo evitar una crisis de los bonos europeos.

PUBLICIDAD

Mercado bajista

Los administradores de fondos que apuesten por un repunte mundial sostenido se verán profundamente decepcionados en el segundo semestre, ya que se avecina un mercado bajista prolongado incluso si la inflación se enfría. La buena noticia: tras la histórica caída, las acciones y los bonos no están lejos de tocar fondo. Ese es el mensaje clave de la última encuesta MLIV Pulse de Bloomberg. Los más de 1.700 encuestados temen que la Reserva Federal termine provocando una recesión económica al aumentar las tasas para controlar las presiones de los precios, que siguen siendo en gran medida impulsados por la oferta. Sin embargo, los participantes en la encuesta son menos pesimistas sobre las perspectivas del mercado que la clase profesional, ya que consideran que gran parte del impacto ya está descontado en los precios. El índice S&P 500 cerrará 2022 en los 3.700 puntos, mientras que el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro subirá hasta el 3,5%, estiman.

Los futuros suben este lunes

Los futuros bursátiles estadounidenses subían gracias a un repunte anterior de las acciones tecnológicas asiáticas que dio un impulso al sentimiento. Los contratos del S&P 500 sumaban un 0,5% y el Nasdaq 100 subía un 0,7% a las 5:50 a.m., hora del este de EE.UU. El dólar reducía una caída previa y se negociaba con pocos cambios. Por su parte, el petróleo West Texas Intermediate (WTI) caía levemente tras encontrar cierto apoyo en torno a los US$107 el barril. El oro al contado mantenía sus ganancias, sumando unos US$13 para negociarse cerca de los US$1.840 la onza. Anteriormente, las acciones chinas extendieron sus alzas por quinta semana, acercándolas a un mercado alcista desde sus mínimos de abril, en medio de una mayor relajación de las restricciones sanitarias en Shanghái.

También hoy...

La jornada ofrece una mezcla de geopolítica, bancos centrales, datos económicos y emisión de bonos. La reunión del G7 continúa en Alemania con una agenda que abarca el clima, la energía y la salud, así como la seguridad alimentaria y la igualdad de género. Los datos económicos comienzan con las cifras preliminares de bienes duraderos de mayo a las 8:30 a.m., las ventas pendientes de viviendas a las 10:00 a.m. y el índice de actividad manufacturera de la Fed de Dallas a las 10:30 a.m. Christine Lagarde, del BCE, encabezará el foro de banco centrales que se celebrará durante tres días en Sintra, Portugal, y pronunciará el discurso de bienvenida a las 11:30 a.m.

PUBLICIDAD