El Salvador

Las 11 lecciones empresariales del salvadoreño Fernando Poma

Fernando Poma acumula más de 20 años de experiencia en la multilatina Real Hotels & Resorts, empresa que pertenece a Grupo Poma de El Salvador

Fernando Poma, vicepresidente de la multilatina Real Hotels & Resorts, de Grupo Poma de El Salvador. El empresario también es músico en su propia banda de rock, Steady Rollin. Foto: Cortesía RH&R
28 de junio, 2022 | 12:17 PM

San Salvador — Fernando Poma lleva un recorrido empresarial de más de 20 años dirigiendo Real Hotels & Resorts (RH&R), un negocio hotelero de escala latinoamericana, que forma parte de Grupo Poma en El Salvador.

RH&R administra 23 hoteles en 10 países de Centroamérica, Estados Unidos, Colombia y República Dominicana, de las marcas Intercontinental, Marriott, entre otras. Genera alrededor de 3.000 puestos de trabajo.

Sobre la base de sus vivencias profesionales, Poma compartió 11 lecciones empresariales a sus seguidores en Twitter.

PUBLICIDAD

Semanas atrás, Poma conversó con Bloomberg Línea sobre el impacto de la pandemia del Covid-19 en sus negocios y sus perspectivas para los próximos meses.

Hijo del empresario Ricardo Poma, Fernando ha labrado su propio camino. Su concepción de éxito lleva un balance entre los negocios y vivir la aventura de la vida.

Además de su faceta empresarial, es músico en la banda de rock Steady Rollin, que fundó en 2014, con la cual se ha ido de gira en Centroamérica y Colombia.

PUBLICIDAD

El salvadoreño cultiva también otras pasiones, tales como el pilotaje de helicópteros, las motocicletas, el esquí en nieve, el buceo, entre otras actividades deportivas.

A continuación, los consejos de Fernando Poma a los emprendedores:

1. Diferenciación

Esta se logra con una ventaja competitiva sostenible, algo único en el largo plazo. El empresario recomienda reinvertir parte de las utilidades para agrandar el margen competitivo.

2. Balance estratégico

Siempre mantener los pies sobre la tierra, procurando un equilibrio entre la estrategia y la capacidad de ejecución.

3. Enfoque basado en riesgos

Los beneficios deben exceder los riesgos; y jamás entrar en acción cuando haya altas probabilidades de pérdida material del principal.

4. Anticipar impactos financieros

“Hay negocios fabulosos a nivel operativos que son pésimos a nivel financiero”, dice Poma. No hay que dejar de lado el análisis de temas como impuestos, costos financieros y fluctuaciones de las divisas.

PUBLICIDAD

5. Visión de largo plazo

Sobre esto punto vale la pena analizar el entorno económico, social y político de los mercados. “Inversión en países predecibles, que respetan la institucionalidad y las reglas del juego con continuidad y poca variación”, recomienda Poma.

6. Buenos socios

Los mejores aliados en los negocios comparten la misma visión, valores y capacidad financiera. Todavía más estratégicos serán si, además de capital, aportan otro tipo de valor.

7. Comprender los ciclos económicos

En este punto, más que tener el conocimiento de que el mundo es cambiante, lo importante es controlar las emociones. “Saber cuándo entrar y cuándo salirse de un negocio. Por ejemplo, jamás vender en pánico o invertir simplemente para ‘no perder el tren’ (fear of missing out)”.

PUBLICIDAD

8. Talento humano

Poma aconseja contratar, motivar y retener al mejor equipo de gente. “Un 10 es mucho mejor que varios 7″, opina.

9. Estructura de capital conservadora

“La deuda es una arma de doble filo”, describe Poma, quien en entrevista con Bloomberg Línea habló sobre cómo ser conservador en este aspecto mitigó el impacto de imprevistos como la pandemia del Covid-19.

PUBLICIDAD

“Jamás sobreendeudarse o tratar de mejorar la rentabilidad del capital usando excesiva deuda”, plantea.

10. Consultar a las estrellas

Poma usa la metáfora “solo entrar en aquellas oportunidades en las que todas las estrellas estén alineadas”, para referirse a cómo evaluar los proyectos como un todo. Si conoces íntimamente el negocio, si estás en el país correcto y las perspectivas son favorables, toma la oportunidad. Otra manera de decirlo sería, recordando a su padre Ricardo Poma: “Tener un colador muy fino”.

11. Disciplina estratégica

El empresario salvadoreño recomienda un análisis honesto de uno mismo. “Saber y aceptar lo que uno sí sabe y lo que uno no sabe, mantenerse siempre invirtiendo y operando dentro de su círculo de competencia”. Si lo entiendes a la perfección y se lo puedes explicar a un niño de primaria, es una buena señal de que has comprendido el tema.

PUBLICIDAD