Actualidad

Muerte de migrantes en camión en Texas es un nuevo problema fronterizo para Biden

La remoción del Título 42, una medida de la época de la pandemia que agiliza la expulsión de personas se encuentra estancada en los tribunales

San Antonio, Texas
Por Josh Wingrove y Joe Carroll
28 de junio, 2022 | 02:56 PM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — El hallazgo de decenas de personas muertas dentro de un camión en Texas el lunes revivió la atención sobre la situación política de la frontera de Estados Unidos y México, colocando al gobierno del presidente Joe Biden bajo presión para que aplique medidas drásticas tanto en los cruces convencionales como en las alternativas extremas.

Al menos 50 personas fallecieron en San Antonio, mientras que otras fueron llevadas al hospital, incluyendo algunas menores de 18 años. Autoridades emprendieron una indagatoria sobre tráfico de personas, mientras que México ha declarado que casi la mitad de los fallecidos eran ciudadanos mexicanos.

La tragedia del lunes ha puesto los reflectores sobre la frontera, donde los prolongados retrasos, las complicadas normas de inmigración y las disputas sobre las restricciones de la época de la pandemia de Covid-19 dificultan las opciones de las personas para cruzar de manera legal, lo que hace que muchas de ellas intenten entrar ilegalmente a través de las redes de contrabando.

PUBLICIDAD

El número de víctimas mortales es sorprendentemente alto y se produce en un momento en el que Biden se esfuerza por remodelar el enfoque de EE.UU., provocando una nueva oleada de críticas por parte de republicanos y funcionarios de los estados fronterizos.

El alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, declaró el martes a la cadena CNN que “la pérdida de vidas es algo trágico, innecesario y resultado de la inacción del gobierno federal durante décadas”. “Las personas que son responsables de someter a otras en estas condiciones deben ser perseguidas con todo el peso de la ley”.

En un comunicado, Biden describió la pérdida de vidas como “horrorosa y desgarradora”.

PUBLICIDAD

“Nuestras oraciones están con los que perdieron la vida, con sus seres queridos, así como con los que aún luchan por sus vidas”, dijo Biden.

“Aunque todavía estamos conociendo todos los hechos sobre lo sucedido y el Departamento de Seguridad Nacional está al frente de la investigación, los informes iniciales apuntan a que esta tragedia fue causada por contrabandistas o traficantes de personas que no tienen ninguna consideración por las vidas que ponen en peligro y explotan para obtener un beneficio”, dijo el presidente en el comunicado.

Biden destacó su anuncio en Los Ángeles a principios de este mes del lanzamiento de una campaña contra el contrabando con los socios regionales del país. “En los tres primeros meses, hemos realizado más de 2.400 detenciones, y esa labor no hará sino intensificarse en los próximos meses”, dijo.

Los migrantes fueron encontrados en el extremo suroeste de la segunda ciudad más grande de Texas, en una zona repleta de tiendas de piezas de automóviles, almacenes, talleres mecánicos y plantas de hormigón. La zona ya ha tenido problemas de contrabando de personas, pero este es probablemente el peor, dijo Nirenberg.

Durante largo tiempo, la frontera ha sido un problema inabordable para Biden. Su administración está tratando de eliminar el Título 42, que es una medida de la época de la pandemia que agilizaba la expulsión de personas. Los republicanos se han opuesto a la remoción de la medida y el esfuerzo sigue atascado en una lucha legal.

No ha habido ningún avance en la reforma de la inmigración en el Congreso, ni siquiera en la confirmación de los candidatos a los puestos más importantes. El elegido por Biden para dirigir el Servicio de Inmigración y Aduanas de EE.UU., Ed González, desistió esta semana, alegando un “paralizante bloqueo político que amenaza mucho más que la frontera de nuestra nación”. Numerosos republicanos se opusieron a la confirmación de González, que estuvo obstaculizada por más de un año.

PUBLICIDAD

Estados fronterizos

Las medidas de línea dura que han impulsado los republicanos se hacen eco de los esfuerzos del ex presidente Donald Trump por construir un muro fronterizo e impedir físicamente que los migrantes crucen a EE.UU.

Greg Abbott, gobernador de Texas, que ha defendido estos planteamientos, se precipitó a culpar a Biden de las muertes, si bien los casos de contrabando con frecuencia se producen cuando la gente no cuenta con otra opción.

Representantes demócratas y republicanos de la Cámara de Representantes de EE.UU. realizaron una visita al sur de Texas este 17 de junio para conocer las empobrecidas comunidades de inmigrantes denominadas colonias.

PUBLICIDAD

El representante de Wisconsin, Bryan Steil, dijo a la prensa después de que él y otros tres republicanos hicieron un recorrido en barco por el Río Grande, cerca de McAllen (Texas): “Todos los estados se están convirtiendo en estados fronterizos porque se trafican drogas, se trafica con seres humanos y el número de víctimas es muy significativo”. “La respuesta es muy simple, hay una solución política para esto. Tenemos que asegurar la frontera entre EE.UU. y México”.

La cancillería mexicana dijo que 22 de los muertos eran ciudadanos mexicanos, mientras que otros eran de Honduras y Guatemala. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, declaró que trataría el tema de la inmigración durante una reunión con Biden en la Casa Blanca, prevista para el 12 de julio.

PUBLICIDAD

La investigación está en curso y Alejandro Mayorkas, Secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., también señaló que se trata de un presunto caso de tráfico de personas. Un portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas dijo que las autoridades han detenido a tres individuos que se cree forman parte de la conspiración de contrabando.

Estoy desconsolado por la trágica pérdida de vidas hoy y estoy orando por aquellos que aún luchan por sus vidas. Se han perdido demasiadas vidas a medida que las personas, incluidas familias, mujeres y niños, emprenden este peligroso viaje. Secretario Alejandro Mayorkas (@SecMayorkas) 28 de junio de 2022

Las temperaturas se dispararon hasta los 39 grados Celsius en San Antonio el lunes, según Accuweather.com.

PUBLICIDAD

El número exacto de muertos y heridos aún no estaba claro. Un adolescente rescatado del camión se encontraba en estado crítico el martes por la mañana en el University Health de San Antonio, dijo una portavoz. La segunda víctima trasladada a ese hospital, una mujer de 23 años, se encontraba en estado grave. No se disponía de detalles sobre sus nacionalidades.

-Con la asistencia de Catarina Saraiva.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD