Guatemala

La Junta Monetaria sube por segunda vez en el año tasa de interés y pasa a 2.25%

De manera unánime los integrantes decidieron aumentar el nivel de tasa de interés líder de política monetaria de Guatemala en 25 puntos básicos de 2.00% a 2.25%.

Acordó aumentar la tasa de interés líder en 2%.
30 de junio, 2022 | 03:02 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Guatemala — Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala y de la Junta Monetaria, informó los motivos de la decisión para elevar la tasa de interés y destacó que predominaron los factores externos.

En ese sentido, analizaron las perspectivas de crecimiento económico a nivel mundial, que siguen siendo positivas, aunque continúan moderándose, en un ambiente de elevados niveles de incertidumbre y crecientes riesgos a la baja, asociados, principalmente, a la prolongación del conflicto Rusia-Ucrania y a la normalización acelerada de la política monetaria de los principales bancos centrales.

PUBLICIDAD

También, tomaron en cuenta que la inflación internacional permanece en niveles elevados, debido, fundamentalmente, a que los precios internacionales de las principales materias primas continúan en niveles altos.

Por ejemplo, los precios internacionales del petróleo, del trigo y del maíz amarillo se ubican por encima de los niveles observados en los últimos años y las proyecciones disponibles anticipan que, en el escenario base, los precios medios de estas materias primas, en lo que resta del presente año, serían superiores a los observados en 2021.

PUBLICIDAD

Entorno interno es estable

Recinos explicó que, en el ámbito interno, resalta el dinamismo que mantiene la mayoría de indicadores de corto plazo de la actividad económica (Índice Mensual de la Actividad Económica, Índice de Confianza de la Actividad Económica, crédito bancario al sector privado, remesas familiares y comercio exterior, entre otros), es congruente con el rango de crecimiento económico previsto para el presente año (entre 3.0% y 5.0%).

Además, enfatizó que los choques de oferta externos sobre los precios de los energéticos y los alimentos continúan provocando incrementos en los pronósticos y las expectativas de inflación para 2022 y 2023.

En ese contexto, la decisión de la Junta Monetaria busca contener las presiones inflacionarias y que las expectativas de inflación se mantengan ancladas a la meta, en un entorno de crecientes presiones inflacionarias externas.

Finalmente, la Junta Monetaria reafirma su compromiso de continuar dando seguimiento cercano a la evolución de los principales indicadores económicos, tanto externos como internos, que puedan afectar el nivel general de precios y, por ende, las expectativas de inflación.

PUBLICIDAD