Economía

México proyecta MXN$600.000M para costear estímulos a gasolinas en 2022 y 2023

La renuncia recaudatoria de IEPS prevista para cierre de 2022 es cuatro veces mayor a la que se previó originalmente desde el año pasado

El monto del estímulo fiscal en materia del IEPS aplicable a los combustibles automotrices ascenderá a MXN$272.634 millones para 2023.
04 de julio, 2022 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador renunciará a una bolsa millonaria de recaudación este año y también en 2023 en su intento por frenar el golpe inflacionario por precios en las gasolinas.

México proyecta una pérdida de ingresos por MXN$600.000 millones para costear los estímulos fiscales a las gasolinas en 2022 y 2023, lo que implica un reconocimiento de la administración de AMLO, como se le conoce al presidente, de precios elevados del petróleo este y el próximo año, por lo que es necesaria la continuidad de la polítca de los estímulos.

PUBLICIDAD

El monto que se destinará a los estímulos fiscales para ambos años equivale a dos veces el presupuesto de 2021 de la Secretaría de Bienestar, tres veces el presupuesto de 2021 de la Secretaría de Salud o seis veces el presupuesto de este año de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) publicó el informe anual “Renuncias Recaudatorias” correspondiente al año 2022, el cual contiene la estimación de la pérdida de ingresos tributarios derivada del descuento de la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para el año en curso y 2023.

PUBLICIDAD

El monto del estímulo fiscal en materia del IEPS aplicable a los combustibles automotrices ascenderá a MXN$328.393 millones al cierre de 2022, mientras que se estima alcance un monto de MXN$272.634 millones para 2023. En suma, los montos resultan en MXN$601.027 millones.

Para 2022 la renuncia recaudatoria del estímulo en materia del IEPS a las gasolinas representa el 68,7% del total de gasto fiscal por estímulos (MXN$477.717 millones), mientras que para 2023 la renuncia de IEPS a combustibles equivaldrá a 61% del total de gastos fiscales (MXN$446.389 millones).

De acuerdo con los estimados de Hacienda, la renuncia recaudatoria prevista para cierre de 2022 es cuatro veces mayor a los MXN$81.687 millones que se previeron en el informe de 2021, no obstante, el año pasado en este mes se desconocía que fuera a estallar una guerra entre Rusia y Ucrania que presionara los precios del petróleo por encima de los US$100 por barril.

En abril pasado la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT) dijo que los estímulos fiscales a gasolians podrían costar a los ingresos MXN$350.000 millones al cierre de 2022.

PUBLICIDAD

Hacienda asegura que el monto agregado de renuncias recaudatorias aumentó este año con relación al año pasado debido al aumento en el gasto fiscal asociado al estímulo fiscal del IEPS de combustibles.

“Esto se explica por la política de contener el traslado de los elevados precios de los hidrocarburos a nivel global en los precios de consumo final de las gasolinas de nuestro país”, justifica el informe anual.

PUBLICIDAD

El Gobierno mexicano activó en marzo de 2022, después de iniciado el conflicto bélico, un nuevo estímulo fiscal complementario al IEPS a combustibles automotrices, sin embargo, en el informe de Renuncias Recaudatorias señala que no hay disponible una estimación de pérdida de ingresos por este nuevo estímulo.

Banco de México (Banxico) ajustó al alza sus pronósticos para la inflación de 2022 y 2023, para el cuarto trimestre del año prevé una inflación general promedio de 7,5% desde un pronóstico previo de 6,4%, mientras que para el primer trimestre de 2023 estima que la inflación ascenderá a 6,5% promedio desde un pronóstico anterior de 5,3%.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD