Economía

México aplica a gasolina Magna y Premium el más alto estímulo fiscal complementario al IEPS

El estímulo complementario ya es mayor al estímulo fiscal que se aplica a la cuota del IEPS de las gasolinas Magna y Premium, de acuerdo con Hacienda

El precio de la gasolina Magna en México sería de MXN$34,12 por litro sin aplicación de estímulos fiscales.
13 de junio, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — En medio de la inflación más alta que México ha visto en 20 años, el Gobierno mexicano se mantiene firme al compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador de mantener estables los precios de las gasolinas, aunque esto implique perder recaudación.

Las gasolinas Magna y Premium continuarán libres del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), pero además tendrán el más alto estímulo fiscal complementario. Este es el estímulo adicional que activó el Gobierno ante precios del petróleo récord por la guerra entre Rusia y Ucrania.

La Secretaría de Hacienda publicó el 10 de junio en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que para la semana del 11 al 17 de junio aplicará a las gasolinas Magna y Premium un estímulo fiscal de 100% de la cuota del IEPS, como ha sucedido por 14 semanas consecutivas a causa de los altos precios del petróleo.

PUBLICIDAD

Lo anterior significa que los consumidores no pagarán la cuota del IEPS de MXN$5,49 por litro para la gasolina Magna, la más consumida en México, ni los MXN$4,63 por litro para la Premium.

Adicional a esos estímulos, las gasolinas “verde” y “roja”, como son conocidas en México, tendrán el estímulo complementario más alto observado desde el 5 de marzo, cuando entró en vigor el apoyo fiscal.

Cuando el Gobierno activó el estímulo complementario, el apoyo para la Magna fue de MXN$0,87 pesos por litro y no hubo estímulo para la Premium. Tres meses después, el estímulo complementario se ha disparado.

PUBLICIDAD

El apoyo para la Magna es de MXN$6,90 por litro y para la Premium es de MXN$7,02 por litro.

Lo anterior implica que, las cuotas complementarias para ambas gasolinas subieron tanto que para esta semana su valor superó a la cuota del IEPS.

El estímulo fiscal complementario se otorga vía Impuesto Sobre la Renta e Impuesto al Valor Agregado, y es adicional al IEPS. Está dirigido a los contribuyentes productores e importadores de combustibles cuando realizan la venta de primera mano en territorio nacional; dicho estímulo tendrá impacto en todas las operaciones subsecuentes beneficiando al consumidor final.

¿Cuál sería el precio del litro de gasolina sin los estímulos fiscales?

Los estímulos fiscales han logrado frenar el efecto de los precios internacionales del petróleo sobre los precios de las gasolinas en el país. En consecuencia, ha evitado una mayor escalada en la inflación, que en mayo se ubicó en 7.65%.

Según estimaciones del Gobierno, de no aplicarse los estímulos a gasolinas, la inflación rondaría el 10%.

El precio al público de la gasolina Magna era de MXN$21,73 por litro al domingo 12 de junio, según datos de PETROIntelligence. De no existir el estímulo fiscal del IEPS y el complementario, el precio de la gasolina regular en México sería de MXN$34,12 por litro.

PUBLICIDAD

La estrategia de estímulos está haciendo que el Gobierno absorba MXN$12,39 por litro, lo que representa un 36% de esos MXN$34,12 que serían el precio real de un litro de gasolina, en caso de que no hubiera ningún tipo de estímulo o subsidio.

El caso de la gasolina Premium es similar. El precio al público es de MXN$23,77 por litro. Sin los estímulos fiscales, el precio subiría a MXN$35,43 por litro. En este caso, el Gobierno está otorgando un estímulo de MXN$11,66 por litro, equivalente al 33% del precio real sin estímulos.

Mantener los precios de las gasolinas en esos niveles le ha costado al Gobierno pérdidas de recaudación.

PUBLICIDAD

Los estímulos fiscales fueron insuficientes en abril, por lo que la Secretaría de Hacienda se vio obligada a subsidiar los combustibles, lo que no ocurría desde hace casi ocho años.

De acuerdo con el Informe de Finanzas Públicas, la recaudación del IEPS a gasolinas y diésel registró en abril un saldo negativo de MXN$542,5 millones, lo que implicó que el impuesto, en lugar de ser un ingreso presupuestario, se convirtió en subsidio.

dfd

Te puede interesar:

PUBLICIDAD