Economía

México registra en abril primer subsidio a gasolinas en casi 8 años

El IEPS que se cobra a gasolinas y diésel fue negativo, dejó de ser un ingreso para el fisco y se convirtió en un subsidio que costó MXN$542 millones

En abril de 2022 el precio de la mezcla mexicana de petróleo registró un precio mínimo de US$91,9 por barril y un máximo de casi US$106 por barril,
01 de junio, 2022 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — Los estímulos fiscales que el Gobierno mexicano aplica para mantener estables los precios de las gasolinas en medio de la escalada inflacionaria fueron insuficientes en abril, por lo que la Secretaría de Hacienda se vio obligada a subsidiar los combustibles, lo que no ocurría desde hace casi ocho años.

De acuerdo con el Informe de Finanzas Públicas, la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diésel registró en abril de 2022 un saldo negativo de MXN$542,5 millones, lo que implicó que dicho impuesto en lugar de ser un ingreso presupuestario se convirtió en subsidio.

PUBLICIDAD

Habían pasado casi ocho años de que Hacienda no subsidiaba la gasolina; la última vez que el IEPS combustibles registró un saldo negativo fue en septiembre de 2014 con un monto de MXN$1,367 millones.

Entre 2006 y 2014, el precio internacional estuvo por encima del precio interno administrado, lo que llevó a los gobiernos de esos años a subsidiar el IEPS en lugar de que el consumidor final pagara el mayor costo, de acuerdo con un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

PUBLICIDAD

Cuando en los ingresos presupuestarios se registran números negativos, implica que ese rubro tendrá tratamiento de gasto fiscal o “renuncia recaudatoria”, como ha decidió llamarle el Gobierno actual a ese tipo de pérdida de recaudación.

Los MXN$542,5 millones de saldo negativo representa lo que Hacienda gastó en el cuarto mes del año en un sobreestímulo al IEPS para evitar aumentos abruptos en los precios al público de las gasolinas Magna, Premium y diésel.

En abril de 2022 el precio de la mezcla mexicana de petróleo registró un precio mínimo de US$91,9 por barril y un máximo de casi US$106 por barril, siendo éste el cuarto precio más alto observado entre enero y abril, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex). Los precios del petróleo han seguido presionados por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

Esos precios del petróleo observados y el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador de evitar “gasolinazos” obligaron a la Secretaría de Hacienda a aplicar el 100% del estímulo fiscal a la cuota del IEPS para las gasolinas Magna y Premium, y el diésel.

PUBLICIDAD

Se trató de la primera vez, desde inicio de 2018, cuando comenzó la liberalización de los precios de los combustibles en México, que Hacienda absorbe el impuesto en su totalidad, durante un mes completo y para los tres tipos de combustibles que se consumen en el país.

Al observar los ingresos tributarios del IEPS combustibles en el periodo enero-abril de 2022, lo que se observa es una reducción en la recaudación, pero todavía no se refleja un saldo negativo en el acumulado.

PUBLICIDAD

En el primer cuatrimestre del año se recaudaron MXN$20,251 millones, esto es una caída de 79,4% anual eral respecto de igual periodo del año pasado, cuando ingresaron al erario por impuestos a combustibles MXN$91,337 millones.

La Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2022 aprobó ingresos derivados del IEPS combustibles por MXN$288,602 millones, pero ante la menor recaudación por el otorgamiento de estímulos fiscales, Hacienda espera recaudar alrededor de MXN$30,700 millones.

PUBLICIDAD

El 20 de abril en una conferencia de prensa, la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, estimó que el costo para el erario de los estímulos fiscales ascenderá a alrededor de MXN$350,000 millones.

En abril la inflación anual de los energéticos se ubicó en 5,91% y mostró un retroceso mensual de 1,53%. En tanto, la inflación general anual se ubicó en abril en 7,68%, pero si no se aplicaran los estímulos a las gasolinas, el nivel de inflación en México sería cercano a 10%, según estimaciones de Hacienda.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD