Gobierno de Johnson al borde del colapso con incesante renuncia de ministros

Johnson ha perdido ya a más de 25 personas de su gobierno, entre ellos sus ministros de Hacienda y Sanidad

Boris Johnson, Primer Ministro del Reino Unido.
Por Emily Ashton y Kitty Donaldson
06 de julio, 2022 | 11:36 AM

Bloomberg — Boris Johnson se enfrenta a una avalancha de dimisiones en su gobierno que amenazan con poner fin a su mandato como primer ministro, aunque ha advertido a los rebeldes del Partido Conservador que luchará contra cualquier intento de destituirlo.

Otros cinco ministros de menor jerarquía dimitieron a la vez a primera hora de la tarde del miércoles, en lo que parecía ser un intento coordinado de infligir la máxima presión al primer ministro. Johnson ha perdido ya a más de 25 personas de su gobierno, aunque ninguna de mayor envergadura que la primera en irse a última hora del martes: El ministro de Hacienda, Rishi Sunak, y el secretario de Sanidad, Sajid Javid.

Gran parte de la atención se centra ahora en la reunión del Comité Conservador 1922, que organiza las votaciones de confianza en el líder del partido. Luego de que Johnson sobreviviera por poco a un desafío a su liderazgo el mes pasado, los conservadores rebeldes están intentando cambiar las reglas para permitir una nueva votación contra él.

Una de ellas podría llegar tan pronto como la próxima semana, dijo una persona familiarizada con el asunto. El secretario de prensa del primer ministro dijo que impugnaría cualquier votación sobre el liderazgo, y que confiaba en que Johnson ganaría.

PUBLICIDAD
Rishi Sunakdfd

Gary Sambrook, un parlamentario Conservador que forma parte del Comité 1922, dijo el miércoles a Johnson en la Cámara de los Comunes que debía “asumir su responsabilidad y dimitir”.

Más del 40% de los parlamentarios del partido de Johnson votaron en su contra el mes pasado. Bastaría con que otros 32 de sus partidarios cambiaran de bando para derrotarlo (de mantenerse los que votaron en su contra la última vez). También es posible que el final del juego llegue antes de una votación real, si los líderes del comité se enfrentan al primer ministro y le dejan claro que no tiene otra opción que dimitir, como hicieron con su predecesora inmediata, Theresa May.

VER +
Casas de apuestas británicas ya toman apuestas por el sucesor de Boris Johnson

Aumenta la presión

Se producirán más dimisiones en el Gabinete si Johnson ignora la petición de dimisión de los jerarcas del partido, según tres personas familiarizadas con el asunto.

PUBLICIDAD

En caso de que Graham Brady, el poderoso jefe del Comité 1922, diga a Johnson que ya no cuenta con la confianza del partido parlamentario, dijeron, los ministros de alto rango esperarían que Johnson dimitiera entonces o acordara un calendario de traspaso.

Dos de estas personas insinuaron que el Secretario de Nivelación, Michael Gove, y a la Secretaria de Trabajo y Pensiones, Therese Coffey, están considerando sus posturas de apoyo a Johnson. Ninguno de los dos ha respondido a una petición de comentarios.

La postura de Gove está siendo observada de cerca, y una persona familiarizada con el asunto rechazó negar los informes de que le ha dicho a Johnson que dimita. Si se pone en contra del premier, evocaría el recuerdo de cómo hizo descarrilar la primera candidatura de Johnson para el puesto más importante tras el referéndum del Brexit de 2016.

Mientras tanto, Johnson dejó claro a los legisladores que piensa seguir en el cargo, aunque su intento en el Parlamento de pasar la página con respecto a la agitación de las últimas 24 horas no frenó el flujo de dimisiones.

Un mandato colosal

“El trabajo de un primer ministro en circunstancias difíciles, cuando ha recibido un mandato colosal, es seguir adelante y eso es lo que haré”, dijo Johnson a los parlamentarios la sesión de preguntas al primer ministro.

Ese comentario fue en respuesta al legislador conservador Tim Loughton, que le preguntó si pensaba que “hay alguna circunstancia en la que debería dimitir”. Es una señal de que el premier considera que su mandato proviene del electorado (que le otorgó una aplastante mayoría en 2019) y no de sus diputados.

VER +
Libra mantiene caída mientras Johnson enfrenta dos renuncias claves

Dimisiones sufridas por Boris Johnson 5 y 6 de julio

  • Gabinete: Rishi Sunak, Sajid Javid
  • Ministros del Gobierno: Alex Chalk, Will Quince, Stuart Andrew, John Glen, Robin Walker, Victoria Atkins, Jo Churchill, Julia Lopez, Kemi Badenoch, Neil O’Brien, Lee Rowley, Alex Burghart, Mims Davies
  • Secretarios parlamentarios privados: Laura Trott, Selaine Saxby, Jonathan Gullis, Saqib Bhatti, Virginia Crosbie, Felicity Buchan, Claire Coutinho, David Johnston, Nicola Richards, Duncan Baker, Craig Williams
  • Vicepresidente del Partido Conservador: Bim Afolami
  • Representantes comerciales: Theo Clarke, Andrew Murrison

El miércoles, Johnson se enfrentó públicamente a los parlamentarios por primera vez desde las dimisiones de Sunak y Javid. Tras la comparecencia, Javid pronunció una fuerte declaración de dimisión en la cámara, diciendo: “es suficiente”.

PUBLICIDAD

“He llegado a la conclusión de que el problema empieza en la cima, y eso no va a cambiar”, dijo Javid.

La gota que ha rebalsado el vaso ha sido la gestión del escándalo de Chris Pincher, un parlamentario al que el primer ministro ascendió en febrero a pesar de haber recibido advertencias previas sobre su comportamiento inapropiado.

Pero esto se produce luego de meses de agitación por fiestas ilegales en Downing Street durante la pandemia del Covid-19, y de las consecuencias de un intento de Johnson el pasado otoño de proteger a un alto diputado conservador de una sanción después de que se descubriera que había infringido las normas sobre grupos de presión.

“Me temo que el botón de reinicio sólo puede funcionar un número limitado de veces”, dijo Javid. “Sólo hay un número determinado de veces que se puede encender y apagar esa máquina antes de darse cuenta de que algo está fundamentalmente mal”.

PUBLICIDAD
VER +
Johnson nombra nuevos ministros mientras lucha por permanecer en el cargo

Otro voto

Johnson admitió en la Cámara de los Comunes que había cometido errores con respecto a Pincher, que dimitió a su cargo (conocido como “whip”) la semana pasada tras reportes de que había manoseado a dos hombres. Pincher ha negado las acusaciones concretas, aunque reconoce en su carta de dimisión que se ha “avergonzado” y ha “causado molestias” a otros.

“Lamento enormemente que haya continuado en el cargo”, dijo Johnson a los diputados. “En retrospectiva debería haberme dado cuenta de que no iba a cambiar”.

PUBLICIDAD

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, calificó a Johnson de “espectáculo patético”, y describió los intentos del premier por defenderse como el “acto agónico de su carrera política”.

Keir Starmer dfd

La crisis de Pincher era “sobre el poder, y el poder que tenía el ministro del gobierno en desgracia se lo dio ese primer ministro”, dijo Starmer. “Sólo está en el poder porque ha sido apuntalado durante meses por un partido corrupto que defiende lo indefendible”.

Mientras tanto, cada vez más diputados conservadores daban el inusual paso de publicar sus cartas de desconfianza en Johnson el miércoles por la tarde.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Joe Mayes, Ellen Milligan, Alex Wickham y Vivian Iroanya.

VER +
Boris Johnson pide a Arabia Saudita que aumente la producción de petróleo

Este artículo fue traducido por Andrea González