EE.UU.

Nuevo pico de inflación en EE.UU. mantendrá a la Fed en camino de tasas agresivas

El IPC probablemente aumento un 8,8% con respecto al año anterior. Sería la mayor cifra desde 1981, según la media de las previsiones de una encuesta de Bloomberg

Compradores examinan artículos dentro de una tienda de Grocery Outlet Holding Corp. en San Francisco, California, Estados Unidos, el jueves 20 de junio de 2019.
Por Olivia Rockeman
12 de julio, 2022 | 09:35 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — La inflación continuó inflandose en EE.UU. en junio, alcanzando un nuevo pico que mantiene a la Reserva Federal preparada para llevar a cabo otra gran subida de las tasas de interés a finales de este mes, según proyectan economistas.

El índice de precios al consumo (IPC) aumentó probablemente un 8,8% con respecto al año anterior, lo que implicaría el mayor salto desde 1981, según la media de las previsiones de una encuesta de Bloomberg. En términos intermensuales, el indicador, ampliamente seguido, aumentará un 1,1%, lo que supone el tercer mes de los últimos cuatro en que la inflación ha avanzado al menos un 1%.

Subiendo más alto 
La inflación de los consumidores en EE.UU. alcanza un nuevo máximo de cuatro décadas
Naranja: Variación del índice de precios al consumo (a/a) el 31/5/22, Blanco: previsión
Gris: Variación del IPC (intermensual) el 31/5/222, Azul: Previsióndfd

Es probable que la aceleración refleje el aumento de la gasolina y del costo de los alimentos. Los precios en los surtidores de gasolina en EE.UU. alcanzaron un máximo de más de US$5 por galón a mediados de junio y añadirán al menos 0,5 puntos porcentuales al avance mensual del IPC general, según Bloomberg Economics.

PUBLICIDAD

Los elevados precios de la gasolina, que estaban aumentando mucho antes de que Rusia invadiera Ucrania, ayudan a explicar tanto los bajos índices de aprobación del presidente Joe Biden como su próximo viaje a Medio Oriente, donde espera convencer a los líderes árabes de que produzcan más petróleo.

Pero los precios de los combustibles han empezado a bajar este mes, lo que sugiere que el IPC se reducirá a partir de los datos de julio. Aunque todavía muy elevada, es posible que ya se esté produciendo un cierto enfriamiento de la inflación a medida que los inflados inventarios al por menor generen descuentos y los precios de los autos usados bajen. La medida básica, que excluye la energía y los alimentos, probablemente subió un 0,5% en junio en términos mensuales, el menor avance en tres meses.

Aunque los funcionarios de la Fed ya han señalado una subida de las tasas de 75 puntos básicos en su próxima reunión, menores cifras de inflación en los próximos meses podrían llevar a una acción política menos agresiva más adelante este año.

PUBLICIDAD

“Si estoy en lo cierto al afirmar que junio es el comienzo de una serie de cifras más bajas del IPC subyacente, que es lo que la Reserva Federal quiere ver, entonces creo que los comentarios de los funcionarios cambiarán rápidamente a una subida de 50 puntos básicos para septiembre, y habrá más peticiones de reducir a 25 puntos básicos para finales de año”, dijo Omair Sharif, fundador de Inflation Insights LLC.

Aunque las medidas de la inflación de los bienes se desaceleran, los componentes de los servicios, como la vivienda, pueden mantener el crecimiento de los precios al consumo durante algunos meses.

“La inflación, por supuesto, se ha alejado del sector de los bienes y ahora está firmemente arraigada en el de la vivienda gracias a un mercado inmobiliario muy ajustado, así como en los servicios no relacionados con la vivienda”, dijeron en una nota los economistas de Citigroup Inc. (C) Andrew Hollenhorst, Veronica Clark e Isfar Munir.

“Seguimos esperando una desaceleración de la actividad y una cierta ralentización de los precios, pero podría llevar tiempo enfriar el sobrecalentamiento del mercado de la vivienda y eso podría repercutir en los alquileres con retraso”, dijeron.

Si las mediciones de la inflación no descienden como se espera en los próximos meses, eso podría llevar a la Fed a realizar un “ajuste aún más doloroso de la orientación de la política monetaria”, dijeron los economistas de Deutsche Bank AG (DB) en una nota. Eso aumentaría los riesgos de recesión, ya que subidas de tasas más grandes y más rápidas afectan más a la demanda.

Con la asistencia de Chris Middleton.

PUBLICIDAD