Asia

EE.UU. revela estrategia para contrarrestar influencia de China en el Pacífico

Entre las medidas anunciadas está la apertura de más embajadas estadounidenses en la región y aumentar la financiación para proyectos

La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, anunció el nuevo compromiso, que incluye planes para abrir más embajadas estadounidenses.
Por Ben Westcott y Ben Westcott
12 de julio, 2022 | 09:57 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Estados Unidos ha revelado una nueva estrategia para dar prioridad a las naciones del Pacífico en su política exterior, buscando atenuar las preocupaciones sobre el cambio climático y el desarrollo en un intento de contrarrestar la creciente influencia de China en la vasta región oceánica.

La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, anunció el nuevo compromiso, que incluye planes para abrir más embajadas estadounidenses, en un discurso pronunciado virtualmente ante los líderes del Foro de las Islas del Pacífico reunidos en Fiyi el miércoles. Los líderes regionales y los diplomáticos están reunidos en Suva desde el lunes.

“Reconocemos que en los últimos años, las islas del Pacífico no han recibido la atención y el apoyo diplomático que ustedes merecen. Así que hoy estoy aquí para decirles directamente que vamos a cambiar eso”, dijo Harris en su discurso.

PUBLICIDAD

Harris anunció que EE.UU. designará un enviado del Foro de las Islas del Pacífico para aumentar su presencia diplomática en la región, así como nuevas embajadas en Kiribati y Tonga. Esto se suma a la embajada estadounidense en las Islas Salomón, que ya está en proceso de reapertura.

Estados Unidos se une a otros gobiernos, como el de Australia y Nueva Zelanda, en la urgente intensificación de las relaciones con las naciones insulares del Pacífico, en un momento en que China se apresura a cortejar a esta región de importancia estratégica, en medio de la percepción de que los vecinos más grandes han descuidado sus asociaciones en los últimos años.

Los funcionarios se vieron sorprendidos por la firma de un acuerdo de seguridad entre las Islas Salomón y China en abril, una importante victoria diplomática para Pekín y su primer acuerdo de este tipo en el Pacífico.

PUBLICIDAD

El miércoles, Harris también anunció planes para aumentar la financiación a US$60 millones anuales para proyectos en el Pacífico, incluyendo infraestructuras de resiliencia climática, lucha contra la pesca ilegal e inversión en conservación marina. La nueva financiación está sujeta a la aprobación del Congreso estadounidense.

La reunión de cuatro días, en la que los países insulares del Pacífico han debatido formas de obtener más apoyo internacional para el desarrollo y el cambio climático, se ha visto ensombrecida por la anterior retirada de Kiribati del grupo regional. El país de Micronesia se retiró por una disputa de liderazgo dentro del bloque.

La Casa Blanca dijo que el nuevo acuerdo se enmarcaría en la Estrategia Indo-Pacífica. En mayo, Fiyi se unió a Estados Unidos en un amplio marco económico indopacífico, convirtiéndose en la primera nación insular del Pacífico en hacerlo. Durante su discurso, Harris desveló sus planes de restablecer un puesto de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en Fiyi y de reincorporar voluntarios del Cuerpo de Paz a varios países.

Malos actores

La vicepresidenta es la última alta funcionaria estadounidense en comprometerse con la región, donde la competencia con China se ha intensificado desde el pacto de las Islas Salomón. Aunque los detalles finales de ese acuerdo no se han hecho públicos, un borrador filtrado decía que permitiría a los buques de guerra chinos un puerto seguro a sólo 2.000 kilómetros (1.200 millas) de la costa de Australia

Durante su intervención en el Foro, Harris dijo que era importante que los estados internacionales pudieran conducirse “libres de agresión o coerción”.

“En un momento en el que vemos que los malos actores intentan socavar el orden basado en las normas, debemos permanecer unidos”, dijo.

PUBLICIDAD

Estados Unidos y Australia dependen del Pacífico para su seguridad económica y nacional, mientras que China está interesada en obtener el apoyo de las naciones en desarrollo para su agenda diplomática a nivel mundial, especialmente en las Naciones Unidas.

El Consejero de Estado de China, Wang Yi, realizó una rara visita de ocho días al Pacífico en mayo para firmar acuerdos económicos con varias naciones, incluido un amplio tratado económico y de seguridad que resultó infructuoso.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China dijo el lunes que Pekín no tenía nada que ver con la retirada de Kiribati de las islas del Pacífico.

PUBLICIDAD

“Durante años, China y el Foro de las Islas del Pacífico han mantenido sólidas relaciones de cooperación”, dijo el portavoz Wang Wenbin en una rueda de prensa periódica. “China no interfiere en los asuntos internos de los países de las Islas del Pacífico y espera ver una mayor solidaridad y una cooperación más estrecha entre los PIC para el desarrollo común”.

-- Con la ayuda de Colum Murphy.

PUBLICIDAD