Economía

Estados Unidos prepara disputa comercial con México por política energética de AMLO

El Gobierno estadounidense argumentó discriminación de México a sus empresas para favorecer a las compañías estatales Pemex y CFE.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante una conferencia de prensa matutina en la Ciudad de México.
20 de julio, 2022 | 08:00 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — El Gobierno de Estados Unidos alista una disputa comercial con México por la política energética del presidente Andrés Manuel López Obrador, que discrimina a empresas privadas de su principal socio económico.

La ministra de Comercio, Katherine Tai, anunció en un comunicado que Estados Unidos solicitó consultas sobre solución de controversias con México en el marco del Tratado Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC) por privilegiar a las empresas estatales Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, conocidas como Pemex y CFE.

“Hemos expresado repetidamente serias preocupaciones sobre una serie de cambios en las políticas energéticas de México y la consistencia de los compromisos de México bajo el T-MEC”, dijo la embajadora estadounidense.

PUBLICIDAD

Desde su llegada a la presidencia en diciembre de 2018, López Obrador y su equipo energético intentan privilegiar a sus gigantes estatales, revertir la apertura del mercado petrolero, eléctrico y hasta minero mediante ajustes administrativos y reformas a leyes secundarias que benefician a Pemex y CFE.

Uno de los conflictos que detalló fue los cambios a la Ley de la Industria Eléctrica que prioriza el despacho de la generación de energía de CFE por encima de fuentes limpias de productors privados con tecnología solar y eólica.

El capítulo 31 del T-MEC sobre solución de controversias define que las consultas serán por escrito con el detalle de la medida específica y los fundamentos jurídicos de la reclamación en 15 y hasta 30 días después de la fecha de entrega de la solicitud de uno o todos los asuntos.

PUBLICIDAD

Si después de 75 días no se logra un acuerdo, existe la posibilidad de solicitar un panel para escuchar los argumentos de ambas naciones.

La funcionaria estadounidense también mencionó retrasos, negaciones y revocaciones a empresas para operar en el sector energético de México, incluyendo proyectos de energía renovable, lo que consideró como, pasos significativos para retroceder reformas que pretenden alcanzar las metas climáticas bajo el Acuerdo de París.

El Gobierno de México ha colocado a personajes cercanos a su administración en los reguladores y operadores de los sistemas energéticos del país y bloquear el avance de proyectos privados que reducen los ingresos y la participación de mercado de las empresas estatales.

Otro punto que mencionó fue la prórroga solo a Pemex para retrasar el contenido máximo de azufre en el diésel para automóviles.

Un tercer problema fue la estrategia de la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle García, para atar las compras de gas excedente de Pemex y CFE para el uso de gasoductos.

“Estas medidas parecen ser incosistentes con varias de las obligaciones de México ante el T-MEC, incluso bajo los capítulos de acceso al mercado, inversión y empresas de propiedad estatal”, detalla el documento.

PUBLICIDAD

Bloomberg Línea consultó a la Secretaría de Energía sobre el tema, pero no obtuvo respuesta.

El Gobierno de México dijo que busca alcanzar una solución mutuamente satisfactoria durante la etapa de consultas, tras recibir la solicitud de EE.UU.

La Secretaría de Economía respondió en un comunicado que es la cuarta vez que se utiliza el mecanismo de de solución de controversias del capítulo 31 del T-MEC. El primero fue un procedimiento de EE.UU. contra Canadá en el sector lácteo, otro de Canadá contra EE.UU. por células fotovoltaicas; México y Canadá en contra de EE.UU por reglas de origen en el sector automotriz.

Esta nota se actualizó a las 09:16 horas con la respuesta de México al inicio de consultas por parte de Estados Unidos.

PUBLICIDAD