Chile

Ministro de Hacienda de Chile deja la puerta abierta a fondos privados de pensiones

Mario Marcel dijo que la administración de los ahorros previsionales se puede hacer por un ente privado como uno público

Personas pasan frente a una oficina AFP (administradora de fondos de pensiones) en Santiago, Chile.
Por Carolina González
20 de julio, 2022 | 11:51 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Mario Marcel, ministro de Hacienda de Chile, dijo que se podría permitir que los fondos de pensiones privados continúen administrando parte de los US$160.000 millones que los chilenos han ahorrado para su jubilación en virtud de una reforma que se presentará el próximo mes.

La administración de los fondos “la pueden hacer privados, la puede hacer un ente público”, dijo Marcel en una entrevista realizada el martes en Nueva York. “Tenemos buenos ejemplos en los dos casos y que por lo demás eso se puede combinar. Uno no es excluyente del otro”.

El Gobierno de Chile debe presentar el proyecto de ley de reforma de pensiones en agosto, que incrementaría los impuestos para financiar el programa y redistribuir más fondos de los ricos a los pobres. La medida se produce tras protestas generalizadas por las ganancias en la industria en los últimos años, en un momento en que muchas personas se quejaban de recibir pensiones insuficientes. El sistema actual se basa en ahorros privados, con una pensión mínima garantizada por el Estado para los más pobres.

PUBLICIDAD

El presidente Gabriel Boric ha dicho que la reforma no expropiará los ahorros de la gente, pero el papel futuro de los fondos de pensiones privados sigue sin estar claro.

En un evento realizado en Nueva York el lunes, Marcel dijo que el proyecto de ley incluiría formas de reconstruir los ahorros después de que a las personas se les permitiera hacer una serie de retiros anticipados durante la pandemia. La reforma apuntaría a reponer los ahorros dentro de siete años, dijo.

Marcel rechazó más retiros anticipados y dijo que el Gobierno no intervendría para reemplazar los ahorros perdidos.

PUBLICIDAD

Los ahorros que se retiraron fueron cercanos al 20% del producto interno bruto, entonces no hay ninguna posibilidad de que el Estado cuente con recursos de esa magnitud solo para ese propósito”, dijo Marcel. “Además, creo que crearía un pésimo incentivo porque, en el fondo, se estaría diciendo que en el futuro se pueden seguir haciendo retiros de fondos porque el Estado después va a compensar a los trabajadores. Eso no puede ser”.

TE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD