Biden dice que espera hablar con el líder chino Xi Jinping en los próximos 10 días

Las conversaciones se producirían en medio de una serie de disputas entre los países, incluyendo aranceles, Taiwán, y la relación comercial y militar de China con Rusia

Las tensas relaciones entre las dos mayores economías se han deteriorado por la negativa de China a condenar la invasión rusa de Ucrania. Foto: Bloomberg
Por Nancy Cook y Josh Wingrove
20 de julio, 2022 | 10:11 PM

Bloomberg — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que espera hablar con el líder chino Xi Jinping “en los próximos 10 días”, mientras su administración considera si el levantamiento de algunos aranceles a las importaciones chinas ayudaría a frenar la creciente inflación en el país.

Las tensas relaciones entre las dos mayores economías se han deteriorado por la negativa de China a condenar la invasión rusa de Ucrania.

“Creo que hablaré con el presidente Xi en los próximos 10 días”, dijo Biden el miércoles, en declaraciones a los periodistas tras un viaje a Massachusetts para hablar de su agenda climática. “Espero hacerlo”.

Un funcionario de la administración restó importancia al papel que desempeñarán los aranceles en la discusión, que el funcionario describió como una llamada potencial. La conversación sería sobre una serie de cuestiones bilaterales, regionales y globales y no estaría relacionada con el proceso arancelario, dijo el funcionario, quien pidió no ser identificado porque la llamada aún no ha sido programada.

PUBLICIDAD

Biden se desmarcó cuando se le preguntó qué le diría a Xi sobre los aranceles. “Le diré que tenga un buen día”, dijo.

Las conversaciones se producen en medio de una serie de disputas entre los países, incluyendo los aranceles, Taiwán, así como la relación comercial y militar de China con Rusia. Los dos presidentes hablaron por última vez en marzo.

VER +
China: visita de Pelosi a Taiwán tendría “grave impacto” en relación con EE.UU.

No hay ninguna llamada para anunciar o confirmar en este momento, dijo un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca tras las declaraciones de Biden.

PUBLICIDAD

El presidente también fue preguntado por la posibilidad, de la que se ha informado, de un viaje de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, una de las principales figuras de su partido, a Taiwán. “Los militares piensan que no es una buena idea en este momento, pero no sé cuál es el estado de la cuestión”, respondió Biden.

Se espera que Biden anuncie en breve su decisión sobre la eliminación de algunos de los aranceles del expresidente Donald Trump.

En reuniones con su equipo económico durante los últimos meses, los funcionarios han debatido si la eliminación de los aranceles ayudaría a luchar contra la inflación récord en EE.UU. o dejaría a Biden vulnerable a los ataques de los republicanos, así como de los sindicatos. A la administración le preocupa que una reducción amplia de los aranceles no suponga un ahorro que se traslade a los consumidores, dijo un funcionario familiarizado con las deliberaciones.

Trump impuso aranceles a más de US$300.000 millones en importaciones chinas. Pero la administración de Biden está tratando desesperadamente de frenar el rápido aumento de los precios en EE.UU. antes de las elecciones de mitad de período de noviembre.

Trump utilizó la sección 301 de la Ley de Comercio de 1974 para golpear a China con los aranceles a partir de julio de 2018, después de que una investigación concluyera que China robó la propiedad intelectual de las empresas estadounidenses y las obligó a transferir tecnología.

VER +
EE.UU. y China en LatAm: así se ha movido el tablero de las potencias en la región

Los aranceles abarcan bienes que incluyen insumos industriales, como microchips y productos químicos, y mercancías de consumo, como ropa y muebles. Aunque no se ha indicado directamente qué aranceles podrían eliminarse, altos funcionarios de la administración han dicho que la reducción de los aranceles sobre los artículos domésticos podría ayudar a aliviar la inflación de los consumidores, que en junio se aceleró al ritmo más rápido desde 1981 con respecto al año anterior.

Sin embargo, la supresión de los aranceles sobre mercancías como las bicicletas y la ropa no ayudará a los estadounidenses donde más duele la inflación: los alimentos, el combustible y la vivienda.

--Con la ayuda de Jennifer Jacobs y Jenny Leonard.