Actualidad

¿Qué debería preocupar más a los inversores: la inflación o una recesión?

Los precios están subiendo y las probabilidades de una desaceleración también, los administradores financieros ofrecen sugerencias sobre cómo preparar su cartera

Compradores dentro de una tienda de comestibles en San Francisco, California, Estados Unidos, el lunes 2 de mayo de 2022.
Por Charlie Wells y Claire Ballentine
23 de julio, 2022 | 07:26 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Una ya está aquí y la otra podría llegar muy pronto. Los problemas gemelos de inflación y recesión se ciernen sobre las carteras y los bolsillos. Los precios en Estados Unidos aumentaron en junio a su nivel máximo desde 1981.Y según la encuesta mensual de Bloomberg a economistas, las probabilidades de que se produzca una recesión el próximo año se acercan ahora al 50%.

La inflación y la recesión están estrechamente relacionadas: Para luchar contra los precios altos, la Reserva Federal de los EE.UU. podría subir las tasas de interés tan rápido que desencadenara una desaceleración económica. Este no es el caso todavía, al menos no formalmente, y los funcionarios del banco central siguen diciendo que un llamado aterrizaje suave es “muy plausible”.

Teniendo en cuenta todo esto, ¿debería posicionar su cartera más para una inflación persistente o para una inminente recesión?

PUBLICIDAD

Foco en la inflación

No hay duda de que estamos viviendo una época inflacionista. Por eso, algunos asesores piensan que debería ser lo más importante para los inversores, más que una hipotética recesión.

“La inflación tiende a golpear a los individuos inmediatamente”, dijo Dana Menard, fundadora y principal planificadora financiera de Twin Cities Wealth Strategies. “Es el ‘ahora’, especialmente para aquellos que se acercan a la jubilación o necesitan hacer una gran compra”.

También es importante prepararse para las recesiones, dijo Menard. Pero parte de la planificación financiera implica minimizar la agonía de preocuparse por todas las posibles eventualidades. Disponer de un fondo de emergencia puede disipar la preocupación por una recesión económica y permitirle centrarse, en cambio, en establecer un presupuesto responsable e invertir en un mercado golpeado por la inflación.

PUBLICIDAD

Invertir en este entorno es difícil, ya que probablemente estemos en “el ojo de la tormenta de la inflación”, afirma Mike Bailey, director de investigación de FBB Capital Partners. Recomienda comprar valores de empresas energéticas y financieras, ya que se benefician del aumento de precios.

También es un buen momento para asegurarse de que su dinero en efectivo está generando ingresos para usted, en lugar de perder valor por la inflación. Las cuentas de ahorro de alto rendimiento están aumentando sus tasas, mientras que los bonos de ahorro de la serie I de EE.UU. ofrecen actualmente un tipo de interés anual del 9,62% si está dispuesto a bloquear su dinero durante al menos un año.

Planificar la recesión

Aunque los precios altos son un dolor para los consumidores y han presionado a las acciones, algunos administradores de dinero sostienen que los inversores deberían prestar más atención a las señales de advertencia de una recesión.

“Los inversores deberían ignorar en gran medida la inflación, ya que es algo que no controlan”, afirma Erik Baskin, fundador de Baskin Financial Planning en Ohio.

Además, la inflación varía mucho de un consumidor a otro. La lista de la compra utilizada para calcular la inflación se basa en un promedio, y no todos los consumidores compran los mismos artículos. Los datos que se citan cada mes también son retrospectivos, dijo Chris Diodato, fundador de WELLth Financial Planning en Palm Beach Gardens, Florida.

Una recesión es la mayor preocupación”, dijo. “Si consigues que la gente se preocupe lo suficiente, va a dejar de gastar y ya lo hemos visto. Se van a poner en modo de ahorrar”.

PUBLICIDAD

Las empresas hacen lo mismo durante las recesiones, dijo Katie Nixon, directora de inversiones de Northern Trust Wealth Management. Desde la tecnología hasta las finanzas, ya hay pruebas de que las empresas están reduciendo las contrataciones. “Sucede en una secuencia lógica”, dijo. “Primero se pone una congelación de la contratación, y luego se empieza a despedir”.

La posible pérdida de puestos de trabajo es una de las razones por las que los asesores afirman que es tan importante planificar cuidadosamente una recesión en estos momentos. Tener un fondo de emergencia de hasta un año podría ponerle en una posición sólida si necesita tiempo para encontrar un nuevo trabajo.

El peor escenario: Prepararse para ambos casos

¿Qué puede ser peor que la inflación o la recesión? Enfrentarse a ambas al mismo tiempo.

PUBLICIDAD

Los economistas están preocupados por la estanflación, que se caracteriza por un elevado desempleo y un lento crecimiento económico combinados con precios persistentemente altos. Se produjo sobre todo en la década de 1970, gracias en parte al aumento de los precios del petróleo y a la debilidad del dólar.

Aunque la mayoría de los expertos no creen que estemos ahora en un periodo de estanflación, a algunos les preocupa que pueda llegar. Michael Caligiuri, fundador y CEO de Caligiuri Financial, se muestra escéptico de que la Reserva Federal suba las tasas de interés lo suficiente como para frenar los altos precios.

PUBLICIDAD

“Existe la falsa idea de que si entramos en una recesión, la inflación desaparecerá”, dijo. “Eso no es necesariamente así”.

Caligiuri recomienda invertir en activos duros como el oro o las empresas mineras de oro, junto con otras materias primas. A pesar de la reciente caída, el índice de materias primas de Bloomberg sigue subiendo cerca de un 17% este año, en comparación con el desplome de casi un 20% del S&P 500. También es probable que las empresas del sector energético suban más, dijo.

“La gente va a continuar con esta rotación desde los nombres especulativos de alto crecimiento hacia los nombres más orientados al valor, especialmente en el sector de los recursos naturales que tiende a beneficiarse de la alta inflación de los precios, incluso durante una recesión”, dijo.

PUBLICIDAD