“Dólar soja”: el mercado argentino prevé un impacto acotado tras la medida del BCRA

Tanto el sector agrícola como los analistas económicos son escépticos respecto de cuánto va a modificar los incentivos para que se aceleren las ventas. Pesce sí se mostró confiado

El presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, busca lograr que el campo acelere su venta de granos
27 de julio, 2022 | 02:14 PM
Tiempo de lectura: 5 minutos

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) aprobó ayer una medida para incentivar a los productores agropecuarios a vender su cosecha de soja: hasta el 31 de agosto, los chacareros podrán, con el 30% de lo que vendan, adquirir dólares al mismo precio que tiene hoy el llamado dólar ahorro y destinarlo a la formación de activos externos. Y el presidente del organismo, Miguel Ángel Pesce, se mostró confiado en que ingresen a las arcas del BCRA unos US$2.500 millones como resultado de la medida.

Sin embargo, ni el campo ni los analistas económicos privados tienen mayor expectativas depositadas en la medida. Si bien la mayoría cree que la determinación del Banco Central puede acelerar en el margen las decisiones de venta, no hay una convicción de que pueda generar un ingreso de dólares que le permita a la autoridad monetaria recomponer sus alicaídas reservas.

Una medida de bajo impacto

Desde la consultora Delphos Investment consideraron que “la mejora para el productor seria de alrededor de 15% en pesos”, a la vez que podría colocar gran parte de las ventas en depósitos atados al tipo de cambio oficial y protegerse de saltos de este. Y expresaron: “Si bien no descartamos que esta medida pueda gatillar algún incremento en las liquidaciones, tampoco vemos que la mejora sea muy importante respecto de la situación actual”.

PUBLICIDAD

“El anuncio va en la dirección correcta, en tanto genera mayores incentivos a liquidar, porque brindan mejores herramientas de ahorro una vez que se realiza la liquidación”, destacó Claudio Caprarulo, director de la consultora Analytica.

Sin embargo, el economista aclaró que “el efecto va a ser bajo”. Y reseñó:Puede empujar al que ya estaba pensando en liquidar porque necesitaba afrontar costos, pero aún la expectativa de devaluación y cambios en la economía es grande, eso hace pensar que aquel con espalda financiera va a seguir esperando”.

En linea con esta mirada, el director de la consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, indicó que el anuncio del BCRA “no va a cambiar mucho”.

PUBLICIDAD

Por un lado, el Banco Central detalló que los productores van a poder colocarse en bonos dólar linked por el 70% de lo que vendan, es decir, lo que quede por fuera de ese 30% que pasen a activos en dólares. Al respecto, Caamaño Gómez explicó: “El depósito dólar linked ya existía y el productor ya no lo usaba. Al productor no le interesa estar en un depósito que ajusta al tipo de cambio oficial. Al productor le interesa soja o dólar”.

En segundo término, el director de Ledesma se refirió al eje central, es decir, los dólares que se pueden comprar a precio home banking: “El tipo de cambio promedio al que dolariza no cambió significativamente. Pasó de una brecha de 136% a una brecha de entre 109 y 119%. No cambia significativamente”.

Por su parte, el economista de Ecolatina Santiago Manoukian estimó que la medida “tiende a alinear un poco más el incentivo a la comercialización de la producción, al acercar el precio que recibe el productor argentino al internacional en 3 puntos porcentuales, aproximadamente”.

De todas formas, Manoukian sostuvo el beneficio “luce acotado”.

“Asimismo, el contexto de elevada incertidumbre, brecha cambiaria elevada y ciertas complicaciones para acceder a insumos (y cuando se logra se hace al Contado con Liqui) le restan efectividad a la medida”, añadió Manoukian.

Y concluyó que, otro lado, el anuncio “debería ser complementado por una suba en las tasas de interés, las cuales siguen siendo fuertemente negativas y corren por detrás de la tasa de devaluación”.

PUBLICIDAD

En tanto, Fernando Marengo, economista jefe de Arriazu Macroanalistas, indicó que “el campo no está reteniendo más que otros años” y va liquidando mensualmente, de acuerdo a la capacidad de molienda que tenga la industria. No obstante, señaló: “Esta medida puede anticipar algo eventualmente, juntar algunos meses a lo largo de agosto”.

El riesgo que asume el productor al vender ese grano no se compensa con la mejora marginal que ofrece esta medida”, afirmó Martín Polo jefe de estrategia de Cohen Aliados Financieros. Sin embargo, Polo cree que “habrá que ver caminar” la medida para conocer sus resultados.

¿Error de configuración?

Desde el ALyC Faximex Valores afirmaron que para los productores “el régimen equivale a una mejora de ingresos de apenas 13,1%”, tomando tipos de cambio al cierre del 26 de julio, aunque “el beneficio será menor si cae la brecha cambiaria”.

PUBLICIDAD

Esto parece configurar un error en el diseño de la medida, ya que se necesitará una brecha elevada para incentivar la liquidación”, advierte Facimex Valores y agrega: “Más allá de esto, parece un régimen demasiado complejo para los productores e implica perder la capacidad de dolarizarse al tipo de cambio implícito en los activos financieros”.

Críticas desde las asociaciones del campo

Uno de los primeros en restarle importancia al anuncio del Banco Central fue el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, quien en criticó que se trate de una decisión “sin consenso” y de “difícil implementación”, en declaraciones llevadas a cabo desde el predio de la asociación que conduce.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, su par de la Federación Agraria, Carlos Achetoni, señaló en CNN Radio que a los productores “les sigue costando entender la medida” y que para el productor pequeño y mediano “tiene olor a timba”.

También hay que señalar que la Comunicación A7556 del Banco Central contempla tan solo la comercialización de soja, por lo que dejó sorprendidos a quienes esperaban medidas similares para el maíz o el trigo.

¿Cuánto le queda al productor argentino hoy?

Según estimaciones del productor agropecuario y referente del sector, Néstor Roulet, actualmente un productor argentino recibe unos US$155 por cada tonelada de soja, tomando los precios al 27 de julio de 2022. Esto se debe, principalmente, al impacto que genera el pago de retenciones y la brecha cambiaria.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, en Uruguay y en Paraguay recibe unos US$540 (250% más), en Brasil US$560 (260% más) y en Estados Unidos US$570 (268% más).

Fuente: Néstor Rouletdfd

Roulet, quien también fue secretario de Valor Agregado de la Nación, explicó que con el anuncio del BCRA el productor que acepte las condiciones que ofrece el BCRA va a recibir unos US$$14 adicionales por tonelada en la cuenta final. Es decir, llegaría a unos US$169 en total, aún muy por debajo de los valores que se observan en los países competidores del continente.

PUBLICIDAD