Cripto

Liquidadores de Three Arrows podrían obligar a sus fundadores a cooperar

Se tienen registradas reclamaciones contra el fondo de cobertura cripto por más de US$2.800 millones y se espera que la cifra aumente considerablemente

Three Arrows Capital office in Singapore.
Por Jeremy Hill
28 de julio, 2022 | 05:50 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Las autoridades que supervisan la liquidación de Three Arrows Capital podrían intentar obligar a sus fundadores, Kyle Davies y Su Zhu, a que ayuden a limpiar el desorden que ha dejado la quiebra del fondo de cobertura de criptomonedas.

Hasta ahora, Zhu y Davies presentaron “información bastante selectiva y poco sistemática” sobre los activos del fondo, dijo el abogado Adam Goldberg en nombre de los liquidadores en una audiencia de bancarrota el jueves. Si no hay más cooperación, los abogados tratarán de obligar a los fundadores a entregar más información con la ayuda del juez de quiebras estadounidense Martin Glenn, dijo.

PUBLICIDAD

En una audiencia celebrada a distancia el jueves, Goldberg dijo a Glenn que “los fundadores no se han puesto a disposición de los liquidadores para ninguna discusión o entrevista, ya sea formal o informal”. “Siguen ocultando su paradero”, destacó.

A la fecha, los liquidadores (nombrados por un juez de las Islas Vírgenes Británicas) han tomado el control de más de US$40 millones de los activos del fondo. Pero eso es una gota de agua comparado con lo que Three Arrows debe a los acreedores: ya hay más de US$2.800 millones en reclamaciones, y se espera que la cifra aumente considerablemente.

PUBLICIDAD

Los liquidadores esperan pedir ayuda a Glenn para obligar a Zhu y Davies a entregar información en los próximos días, dijo Goldberg.

Ni Zhu ni los representantes de los fundadores respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios el jueves.

El caso es Three Arrows Capital Ltd y Russell Crumpler, 22-10920, Tribunal de Quiebras de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York (Manhattan).

Con la asistencia de Joanna Ossinger.

PUBLICIDAD