Actualidad

Del Ritz a casi la cárcel, el lento final de un multimillonario

Creó su enorme fortuna junto a su hermano convirtiendo viejas pensiones en hoteles

Londres,  Inglaterra
Por Jonathan Browning
30 de julio, 2022 | 07:00 am
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — En un pequeña isla en el Canal de la Mancha y lejos del escrutinio durante décadas, los gemelos Barclay se aislaron del público británico. Pero su privacidad fuertemente protegida se ha derrumbado en años recientes cuando uno de los hermanos, Frederick Barclay, luego de una disputa de divorcio fue declarado en desacato al no pagar los honorarios legales de su exesposa, sumado a una serie humillantes revelaciones.

El multimillonario será sentenciado en una fecha posterior por dos cargos menores de desacato y ha evitado gracias al juez Jonathan Cohen la cárcel, al dictaminar que Barclay no tenía para pagar los primeros £50 millones (US$60,9 millones) de su divorcio que fue adjudicado por £100 millones (US$121 millones). No obstante el juez indicó este jueves que si tenía acceso fondos para cubrir las citaciones, honorarios de abogados y la manutención.

PUBLICIDAD

El propietario de Telegraph, Fred Barclay, llega hoy a la corte, donde su exesposa lo acusa de no pagar un acuerdo de divorcio de £100 millones pic.twitter.com/uTuxbqkgb Mateo Garrahan (@MattGarrahan) 28 de julio de 2022

Vestido con unos pantalones de twill (sarga) rojo langosta con una corbata azul metida en la parte frontal de sus pantalones y un saco azul marino de terciopelo con un pañuelo de bolsillo de lunares, Frederick Barclay no mostró reacción alguna ante el veredicto del juez.

PUBLICIDAD

Esto marca una caída en desgracia para Frederick que junto a su hermano gemelo, David, construyeron una de las mayores fortunas del Reino Unido, aunque dicha sentencia es más leve que ser enviado a la cárcel. Ambos hermanos tuvieron una enorme influencia al ser dueños del diario Daily Telegraph, que en su momento apoyó el Brexit.

Los gemelos Barclay, fueron en aquel entonces nombrados caballeros por el primer ministro Tony Blair, y aparecieron en fotos recibiendo a la Reina en sus oficinas. El primer ministro Johnson tuiteó sus condolencias por la muerte de David el año pasado. Mientras que la dama de hierro, Margaret Thatcher vivió sus últimos meses en una suite del Ritz londinense, por invitación de los hermanos, que fueron propietarios del hotel de 5 estrellas en el corazón de la capital británica.

Por su parte, Barclay había dicho que no podía pagar y que había hecho todo lo posible para obtener los fondos. Afirmó que en el pasado se vio perjudicado por sus sobrinos, los tres hijos de su hermano, los cuales no quisieron liberar el dinero para la sentencia de divorcio, al tiempo que pagaban sus gastos legales. Frederick llegó a alegar pobreza y a solicitar dinero del gobierno para ayudar a financiar sus líos legales. Aún así, tiene que pagar la totalidad de la sentencia de divorcio.

En el pasado, los hermanos Barclay se contaban entre los multimillonarios más discretos, aunque algo excéntricos, y eran conocidos por su complejo familiar en una pequeña isla de la costa sur del Reino Unido. Ambos fueron nombrados caballeros en el año 2000 en el Palacio de Buckingham, llevando trajes idénticos con corbatas moradas y pañuelos de bolsillos cuadrados a juego.

PUBLICIDAD

Despedida con respeto y admiración a Sir David Barclay, quien rescató un gran periódico, creó muchos miles de puestos de trabajo en todo el Reino Unido y creía apasionadamente en la independencia de este país y en lo que podía lograr. Boris Johnson (@BorisJohnson) 13 de enero de 2021

Hijos de padres escoceses con una diferencia de 10 minutos, los gemelos crecieron en un hogar del oeste de Londres, que estaba tan cerca de la vías del tren que hacía temblar las ventanas. Después de abandonar la escuela a los 16 años, entraron a trabajar en el departamento de contabilidad de General Electric Co, según el libro de Vivienne Lewin “The Twin Enigma” (El enigma de los gemelos), publicado en 2016.

PUBLICIDAD

En los años sesenta se asociaron para convertir viejas pensiones en hoteles y avanzaron hacia las cervecerías y los casinos, marcando el inicio de su imperio económico. Sus participaciones incluyen el servicio de entrega Yodel y el minorista en línea The Very Group.

Prácticamente inseparables, con el pasar de los años los hermanitos se fueron distanciando cada vez más. La familia se dividió por la venta del Ritz, que ellos compraron por £75 millones en 1995.

PUBLICIDAD

El dorado hotel se convirtió en el 2020 en objeto de la prensa sensacionalista cuando uno de los hijos de David, Alistair Barclay, instaló supuestamente un dispositivo de escucha en el invernadero para grabar una conversación privada entre Frederick y su hija, Amanda, en relación con la venta del hotel. Por su parte, Frederick logró que la seguridad del hotel instalará una cámara oculta que capturó el incidente de las escuchas.

Ritz de Londresdfd

Los gemelos, que detestaban la publicidad, pagaron £800.000 para resolver la demanda, pero el incidente reveló la división sobre la separación de su imperio, una ruptura que Fredrick calificó como el “mayor error de mi vida”. Los dos hombres estaban tan distanciados que literalmente llegaron a los puñetazos en un yate de lujo, según declaró la esposa de Frederick, Hiroko Barclay, durante su testimonio ante el tribunal esta semana.

PUBLICIDAD

Hace un año, Frederick Barclay fue condenado a pagar a Hiroko, su pareja durante 34 años, £100 millones como parte de su divorcio. La suma es una de las más elevadas que se han hecho públicas en los tribunales del Reino Unido, donde los acuerdos entre ricos y famosos suelen hacerse a puerta cerrada.

No obstante, Barclay no le entregó el dinero, argumentando que no tenía los fondos, según su exesposa. El juez Cohen indicó al magnate el año pasado que tenía tres meses para pagar la mitad del divorcio. Su ex cónyuge le acusó de intentar “alargar las cosas” y esconderse “detrás de una red de estructuras complejas”, hasta que ella o él murieran.

PUBLICIDAD

Frederick es el principal beneficiario de un fideicomiso que recibe fondos de pagarés por valor de £545 millones, dijeron los abogados de su exesposa

Durante años, los gemelos vivieron en un castillo gótico en un terreno privado frente a la costa norte de Francia, uno de los grupos de islas autónomas del Canal de la Mancha, que dependen de Gran Bretaña para su protección. Desde hace mucho tiempo, estas islas son un imán para los más ricos por sus bajos impuestos y la opacidad de sus estructuras empresariales.

El hermano de Frederick, David Barclay, está enterrado en la isla, que los gemelos adquirieron inicialmente en 1993.

“Está bastante aislada”, dijo la exesposa de Frederick, Hiroko, durante su testimonio. “De mayo a octubre es preciosa”.

PUBLICIDAD