“Aceptamos cripto”: 68% de los consumidores latinoamericanos quiere tener la opción de usar criptodivisas para realizar pagos cotidianos

Por Walter Pimenta, vicepresidente ejecutivo, Productos e Innovación, Mastercard América Latina y el Caribe

Según datos de un estudio de Americas Market Intelligence (AMI) realizado para Mastercard, 15% de las PYMEs de la región está interesado en habilitar la opción de pago con criptodivisas.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los latinoamericanos quieren que las criptomonedas participen en su vida diaria. De acuerdo con el estudio global de Mastercard New Payments Index 2022, casi el 70% de los consumidores de la región quiere tener la opción de utilizar criptodivisas para realizar pagos cotidianos.

Para convertir este anhelo en realidad, los comercios, especialmente los pequeños y medianos, donde solemos realizar la mayoría de nuestros pagos diarios, deben poder aceptar pagos en criptomonedas. A propósito, este es un anhelo expreso de las PYMEs de la región. Según datos de un estudio de Americas Market Intelligence (AMI) realizado para Mastercard, 15% de las PYMEs de la región está interesado en habilitar esta opción.

“Aceptamos cripto”, el letrero para colgar en las puertas de las PYMEs

Si bien el interés en las criptomonedas es claro, tanto por parte de los consumidores como por parte de los comercios, todavía hay que eliminar algunas barreras para que las PYMEs puedan colgar en su puerta el letrero que indica que aceptan criptomonedas. Las PYMEs que actualmente quieren aceptar pagos con criptomonedas, todavía tienen que lidiar con varias dificultades y riesgos: la conversión de las criptodivisas a dinero fiduciario, que aumenta las complejidades técnicas u operativas del negocio; la falta de herramientas de seguridad, que aumenta el riesgo de fraude tornando la experiencia de compra tediosa y lenta tanto para la PYME como para su cliente. Adicionalmente, puede conllevar aún más complejidades regulatorias ya que el entorno regulatorio sigue en construcción.

Por suerte, esta situación está cambiando. El Crypto Card Program de Mastercard habilita a los consumidores a usar sus criptodivisas para compras diarias, a la vez que ofrece a los bancos emisores y a las cripto exchanges de América Latina la posibilidad de convertir las criptodivisas en dinero fiduciario eficientemente. Sin requerir de ningún esfuerzo específico de las PYMEs, el programa automáticamente habilita esta opción de pago, y cuando los consumidores pagan su café con su tarjeta cripto en el establecimiento de la esquina, la experiencia es la misma de una compra tradicional con tarjeta de crédito, débto o pre-paga.

Cuando un tarjetahabiente utiliza su tarjeta emitida bajo el Crypto Card Program una PYME puede beneficiarse de muchas maneras:

  • No tiene que desarrollar habilidades técnicas especiales para aceptar pagos con criptodivisas; incluso puede usar las soluciones existentes de Mastercard para empezar a recibir pagos en cripto.
  • Realiza operaciones comerciales en un entorno confiable y seguro, en el que se aplican distintas innovaciones -inteligencia de seguridad, monitoreo, autenticación- que reducen la exposición a fraudes financieros.
  • Aprovecha la infraestructura que facilita la conversión de los montos pagados en criptodivisas a dinero fiduciario, sin tener que mover los recursos entre terceras instancias financieras.

La oportunidad para el sector PYME

Al incorporar este tipo de soluciones al mercado, Mastercard está habilitando a las PYMEs a explorar nuevas oportunidades de negocio. El mismo New Payments Index 2022 reveló que el 44% de los consumidores de la región pensaban usar criptodivisas como medio de pago durante los próximos 12 meses.

Las PYMEs tampoco deben pasar por alto que los usuarios ya habituados a pagar con cripto son generadores de tickets de venta. Según el estudio de AMI-Mastercard, los clientes que son usuarios frecuentes de criptodivisas generan tickets de entre $31 y $100 dólares (promedio), y los usuarios casuales de cripto producen tickets de entre $6 y $30 dólares.

Poder aceptar pagos con criptodivisas, cada vez más presentes en el día a día de los latinoamericanos -sin las complejidades habituales-, no sólo expande las opciones de negocio para las PYMEs sino que también contribuye a que más latinoamericanos se interesen por el uso cotidiano de criptomonedas. Y, más importante aún, se fortalece la libertad financiera de los consumidores de la región: que puedan contar con todas las opciones -incluyendo las del mundo cripto- para decidir libremente cómo usar su dinero.

Para conocer más sobre el Crypto Card Program visite su sitio aquí.

Mastercard Mastercard

Mastercard Latam

Mucho más que tarjetas.