Mercados

Banqueros de Wall Street verían bonificaciones más bajas con menos de acuerdos

Los incentivos para quienes suscriben deuda y acciones podría caer más del 45% en 2022. La situación también es negativa para el sector de fusiones y adqusiciones

Imagen de la sede de Deutsche Bank AG
Por Hannah Levitt
04 de agosto, 2022 | 09:44 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Aquí una advertencia para los banqueros de inversión que disfrutaron de elevadas bonificaciones el año pasado, cuando los bancos recompensaron a los negociadores en medio de una guerra por el talento: no esperen que esto se repita en 2022.

El pago de incentivos para aquellos que suscriben deuda y acciones podría caer más del 45% este año, mientras que sus homólogos que asesoran en fusiones y adquisiciones podrían ver sus bonos caer un 25%, según un informe muy seguido de la consultora de compensación Johnson Associates Inc y publicado el jueves.

PUBLICIDAD

“2021 fue un año fabuloso y este es una verdadera decepción”, dijo en una entrevista Alan Johnson, director gerente de Johnson Associates. “Ya hemos visto descensos en las bonificaciones antes, pero si superpones con la inflación para finales de año, creo que va a ser especialmente doloroso”.

Los ingresos de la banca de inversión cayeron un 43% en los seis primeros meses de 2022 en comparación con el año anterior en las cinco mayores firmas de Wall Street. La persistente inflación, los temores de recesión y la agitación geopolítica a nivel global, incluida la invasión de Rusia a Ucrania, provocaron fuertes oscilaciones del mercado, manteniendo a los clientes al margen. Y la batalla por el talento bancario se ha enfriado, con las mayores empresas más atentas a sus gastos.

PUBLICIDAD

Los operadores de renta variable, por su parte, podrían ver cómo sus primas aumentan un 10%, mientras que sus colegas de renta fija podrían disfrutar de un incremento del 20%, ya que el mismo tumulto del mercado impulsa los ingresos por operaciones.

“Este año los traders subvencionarán a algunos de sus colegas de la banca de inversión”, dijo Johnson. “Eso sólo te gusta si viene hacia ti, no se aleja de ti”.

En el resto de Wall Street, las bonificaciones se verán mayormente reducidas. Aquellos que trabajan en la gestión de activos podrían ver una caída del 20%, mientras que los gestores de patrimonio podrían experimentar un descenso del 15%, dijo Johnson Associates. Las mayores empresas de capital riesgo podrían recortar sus incentivos en un 5%, mientras que las más pequeñas podrían sufrir un descenso del 10%. La situación de los fondos de cobertura variarán según la estrategia, y las primas de los fondos de renta variable podrían caer un 15%. Las empresas macroeconómicas y cuantitativas podrían ofrecer un raro punto positivo, aumentando los desembolsos en un 20% o más.

“A más de siete meses del final del año, todo es posible, pero es muy, muy improbable que se produzca un retorno excesivo”, dijo Johnson. “Wall Street sube y baja... este es un año bajista”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD