Europa

Erdogan conversa con Putin; podría ser mediador tras acuerdo sobre granos en Ucrania

El líder turco se reúne con Putin en Sochi, Rusia, para hablar de la guerra en Ucrania, además de sus lazos comerciales y económicos, y proyectos energéticos

Putin y Erdogan
Por Bloomberg News
05 de agosto, 2022 | 12:37 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El presidente ruso, Vladimir Putin, inició el viernes conversaciones con el líder turco, Recep Tayyip Erdogan, mientras Ankara intenta mediar para tratar de ayudar a poner fin a la guerra en Ucrania tras el reciente acuerdo sobre exportaciones de grano.

En Moscú se considera a Erdogan como un posible intermediario en el conflicto, dijeron dos personas familiarizadas con el pensamiento del Kremlin, que pidieron no ser identificadas porque el asunto es delicado. Sin embargo, Rusia no está suavizando sus condiciones para poner fin a los combates y es poco probable que se reanuden las estancadas conversaciones de paz con Ucrania a menos que se produzca un cambio importante en el equilibrio militar a favor de Putin, dijeron las personas.

PUBLICIDAD

Aunque Turquía lleva tiempo presionando para que intervenga en la mediación de un acuerdo de paz en Ucrania, Rusia se ha mostrado hasta ahora contraria a la idea. Poco después de que el líder turco llegara a Sochi, localidad del Mar Negro, Putin le agradeció sus esfuerzos en la cuestión de los cereales.

Antes de su cumbre, el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, dijo que esperaba que el acuerdo del 22 de julio sobre las exportaciones de grano ucraniano (los envíos de esta semana fueron los primeros en salir de Odesa desde que comenzó la guerra) pudiera “formar la base de un alto al fuego y un plan de paz más amplios”.

PUBLICIDAD

Al igual que otros miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Turquía ha dicho que se opone a la invasión rusa de Ucrania y ha enviado armas, incluidos drones de gran eficacia, al gobierno de Kiev para ayudar a contrarrestar al ejército de Putin. Al mismo tiempo, Turquía se ha abstenido de sumarse a las sanciones estadounidenses y europeas impuestas a Rusia por la guerra.

Turquía ha seguido importando energía de Rusia, que le envió una cuarta parte de las importaciones de petróleo crudo y alrededor del 45% de sus compras de gas natural el año pasado. Rusia también ha proporcionado a Turquía la liquidez en divisas que tanto necesita, al transferir miles de millones de dólares a una filial turca de Rosatom para completar la construcción de una central nuclear en la costa mediterránea.

Energía y turismo

Turquía llegó a la conclusión de que penalizar a Rusia perjudicaría los intereses económicos y políticos de Ankara, según un alto funcionario turco, que citó un golpe de US$35.000 millones por el aumento de los costos energéticos y el impacto en el turismo. Este es un factor clave para que Turquía intente poner fin a la guerra, y un papel de mediador impulsaría la posición internacional de Erdogan, que lucha contra una inflación que se acerca al 80% en su país a menos de un año de las elecciones presidenciales.

Las conversaciones entre Putin y Erdogan son “una buena oportunidad para sincronizar los relojes” sobre la eficacia del acuerdo de exportación de grano, dijo el martes a periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. Los dos líderes también tienen previsto discutir la ampliación de los lazos comerciales y económicos, y los proyectos energéticos, según un comunicado del Kremlin el jueves.

PUBLICIDAD

Siria también ocupará un lugar destacado en la agenda después de que Putin y Erdogan no llegaran a un acuerdo en las conversaciones a tres bandas con el presidente iraní Ebrahim Raisi en Teherán el mes pasado. Erdogan pretende que Putin acepte los planes turcos de realizar una incursión militar en el territorio controlado por los kurdos en el norte de Siria.

El líder turco dijo entonces que esperaba que Rusia e Irán apoyaran a Turquía “en su lucha contra las organizaciones terroristas.” Ankara considera al partido kurdo sirio PYD y a su brazo armado YPG como afiliados a un grupo separatista kurdo en su propio territorio.

PUBLICIDAD

Erdogan dijo el viernes en Sochi que tenía previsto hablar sobre Siria y que esperaba que su conversación con Putin aliviara la situación en la región.

Putin podría dar el visto bueno a una incursión turca a la que se opone su aliado el presidente sirio Bashar al-Assad porque los lazos con Erdogan son importantes para el Kremlin en medio de los esfuerzos de Estados Unidos y Europa por aislar a Rusia, dijo Alexey Malashenko, experto del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales, financiado por el Estado, en Moscú.

PUBLICIDAD

Si Rusia “se interpone en el camino de Erdogan, perderá muchísimo”, dijo Malashenko.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD