Economía

Sólidos datos de empleo en EE.UU. apuntan a más aumentos de tasas de la Fed

Las nóminas de julio superaron las estimaciones mientras la tasa de desempleo cayó a un mínimo 50 años

El edificio de la Reserva Federal Marriner S. Eccles en Washington, D.C., Estados Unidos, el viernes 17 de septiembre de 2021.
Por Steve Matthews y Jonnelle Marte
05 de agosto, 2022 | 12:55 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Un informe sobre el empleo en los Estados Unidos en julio implica que la Reserva Federal probablemente tendrá que seguir con las alzas de tasas de interés más agresivas en décadas para frenar la demanda y la inflación, de acuerdo con economistas.

El Departamento del Trabajo informó el viernes que los empleadores estadounidenses añadieron el mes pasado 528.000 puestos de trabajo, más de lo que se estimaba. La tasa de desempleo cayó a un 3,5% el nivel mínimo de cinco décadas mientras que el crecimiento de los salarios se aceleró.

PUBLICIDAD
El crecimiento del empleo en EE.UU. supera las previsiones y la tasa de paro bajadfd

Los datos impulsarían a que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) suba las tasas de interés en 75 puntos básicos cuando se reúna en septiembre, igualando los movimientos que hizo en junio y julio, mientras trabaja para bajar una tasa de inflación que está en su punto más alto de los últimos 40 años. El fuerte impulso también podría sugerir que el banco central tendrá que mantener los tipos más altos durante más tiempo, en contra de las expectativas del mercado de recortes de tipos en 2023.

El mercado de trabajo “sigue en ebullición” y eso puede alimentar la inflación, dijo Diane Swonk, economista jefe de KPMG LLP. “Esto aboga por otra subida de 75 puntos básicos por parte de la Fed”.

PUBLICIDAD

En una conferencia de prensa la semana pasada, el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que era posible otra gran alza de tasas en la reunión de septiembre, pero no dio ninguna orientación específica y dijo que las futuras alzas dependerían de los datos. Los inversionistas interpretaron las declaraciones como un giro hacia una postura menos agresiva y los mercados subieron en respuesta.

Esta semana, los presidentes de la Fed han rebatido con fuerza esa impresión, argumentando que el banco central no pretendía alejarse de las alzas agresivas y que harían falta noticias significativas para alterar su postura.

Los datos de empleo del viernes, aunque importantes, fueron sólo uno de los cuatro informes clave que darán forma a la decisión del FOMC el próximo mes. Otro informe sobre el empleo y dos más sobre el índice de precios al consumidor, se publicarán el 10 de agosto. Se espera que ese informe muestre una desaceleración de la inflación debido a la caída de los precios del gas y de las materias primas.

Si llegamos a septiembre con las cosas como están hoy, y eso es un gran “si”, 75 puntos básicos y señales de riesgo de otros 75 puntos básicos, eso es lo que se verá”, dijo Mohamed El-Erian, asesor económico jefe de Allianz SE y colaborador de Bloomberg Opinion.

PUBLICIDAD

En última instancia, son los datos de inflación, que también podrían reflejar las mejoras en la cadena de suministro, los que decidirán el movimiento de septiembre, dijo Julia Coronado, cofundadora de MacroPolicy Perspectives LLC y execonomista de la Fed.

En igualdad de condiciones, los datos de empleo “se inclinarían a favor de una subida de 75 puntos básicos o de un ciclo de subidas más largo, porque no estamos viendo una moderación del crecimiento del empleo”, dijo.

PUBLICIDAD

Lo que dice Bloomberg Economics...

“El informe de empleo de julio lo confirma: no estamos en recesión. Y lo que es más importante, también significa que la Fed probablemente tendrá que subir otros 75 puntos básicos en septiembre. La contratación fue amplia en todos los sectores, y no hubo pruebas de despidos generalizados. El mercado laboral se ha endurecido aún más desde un punto de partida elevado. Si había alguna duda sobre un pivote de la Reserva Federal, este informe la ha anulado”.

PUBLICIDAD

Anna Wong, Yelena Shulyatyeva, Andrew Husby y Eliza Winger, economistas estadounidenses

Los rendimientos de los bonos del Tesoro a dos años se dispararon en respuesta al informe sobre el empleo, un reflejo de los tipos esperados por la Fed en ese periodo. Los precios del mercado indicaron que un aumento de 75 puntos básicos de la tasa clave de la Fed es ahora visto como un resultado más probable en la reunión del banco central en septiembre que 50 puntos básicos.

PUBLICIDAD

Powell ha descrito el mercado laboral como “tenso hasta un nivel poco saludable”, y ha estado buscando una moderación para ayudar a que la demanda de productos y servicios esté más en línea con los suministros que se han visto limitados por las interrupciones de Covid-19. Tanto él como otros dirigentes de la Fed están preocupados por la posibilidad de que se produzca una espiral de precios y salarios, ya que el aumento de los salarios alimentaría la inflación en un ciclo difícil de romper.

“Esta cifra es tan exhaustivamente fuerte con un repunte bastante significativo de los salarios”, dijo Mark Spindel, director de inversiones de MBB Capital Partners LLC en Chicago. “Las empresas están pagando más por la mano de obra. Los ingresos son lo más importante. Si se observa la amplitud del informe de empleo y los beneficios, se trata de un enorme viento de cola para los ingresos.”

PUBLICIDAD

El límite superior de la referencia de la Fed está ahora en el 2,5%. Los responsables de la política monetaria tendrán que llevar el tipo de interés objetivo a la región del 4% y mantenerlo ahí durante algún tiempo para sofocar la inflación y las expectativas de precios, dijo Randall Kroszner, antiguo gobernador del banco central.

“Hay que asegurarse de que la inflación y las expectativas de inflación han bajado y están fuera del sistema”, dijo Kroszner, profesor de economía de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago, en Bloomberg Television. Tras el informe sobre el empleo, dijo que un aumento de 75 puntos básicos “estará sobre la mesa para la próxima reunión”.

Con la asistencia de Craig Torres, Rich Miller, Catarina Saraiva y Maria Paula Mijares Torres.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD